Genial
Genial

8 Señales de que podrías estar estancado en negación (y algunos consejos para hacerle frente)

Todos hemos experimentado los efectos de la negación alguna vez en la vida. Suele aparecer en momentos de mucha tensión, estrés o dolor. Por ejemplo, cuando recibimos una mala noticia. La primera reacción que tenemos es negar que eso esté pasando: cuando un ser querido fallece, sufrimos una pérdida dolorosa o cuando nos notifican sobre algo tremendo que no queremos aceptar. El papel de la negación es protegernos, aminorando el impacto de esas experiencias negativas.

En Genial.guru te compartiremos algunas situaciones en las que se presenta la negación psicológica, además de decirte cómo puedes afrontarla.

Señales de negación

  • Racionalizar demasiado. A veces, cuando algo impactante nos pasa, no solo negamos lo ocurrido, también tendemos a racionalizar mucho. Por ejemplo, buscamos explicaciones o formas de justificar que no es verdad, que se trata de otra cosa, que eso no está pasando. Tal vez algunas de las cuestiones que pensamos parecen tener sentido, pero en el fondo enmascaran lo más profundo de la situación.
  • No prestar atención a los problemas. A pesar de que hay múltiples señales de que algo no anda bien, preferimos negarlas o no hacerles caso. Si no lo veo, seguramente no está ahí. “Ojos que no ven, corazón que no siente”. Por ejemplo, muchas señales dicen que estamos en una relación que nos hace daño, pero preferimos voltear hacia otro lado, negando la realidad.
  • Vivir como si no pasara nada. Cuando estamos en negación solemos decir “por ahora no voy a pensar en eso”, y seguimos con nuestra vida como si no pasara nada. Pero esto solo prolonga el problema, que en realidad no desaparece. Tarde o temprano tendremos que afrontarlo. Actuar de esta manera no resuelve nada.
  • Echarle la culpa al otro. La negación es una forma que tenemos de protegernos de algo que puede lastimarnos. En cierta medida, es bueno cuidarse de lo que puede hacernos daño. Pero a veces mantenemos esa negación, por ejemplo, culpando a otros de lo que nos pasa. De este modo, fácilmente podemos quitarnos cierta responsabilidad. Pero hacer esto tampoco resuelve el problema, y, por el contrario, puede acarrear más problemáticas.
  • Minimizar las consecuencias. Otra forma de mantenernos en la negación es no dimensionar las consecuencias. Por ejemplo, alguien que se ha endeudado demasiado puede seguir gastando de más o pidiendo préstamos que tarde o temprano le traerán problemas, pero si vive en negación, será incapaz de verlo.
  • No hablar del tema. Algunas veces podemos ser como una presa, que sostiene las emociones que no queremos que se desborden, porque creemos que si eso pasa, sufriremos mucho. Por ello pensamos que es mejor no hablar del tema. Pero este tipo de pensamientos nos aleja de las personas o de buscar ayuda profesional, pues actuamos como si no pasara nada.
  • Alejarse de los demás. Muchas veces, amigos o familiares nos hacen notar que estamos negando algo con todas las mejores intenciones del mundo, para ayudarnos a despertar, a salir de nuestra negación. Pero también pasa que en ocasiones respondemos “es mi vida, son mis problemas”, y así alejamos a la gente que nos quiere y se preocupa por nosotros.
  • Perder la esperanza. A veces, cuando la negación se queda por mucho tiempo en nuestras vidas, solemos justificarnos diciendo “no sirve de nada” o “no tiene sentido”, pero esto puede ser solo un pretexto para no buscar hacer un cambio verdadero y seguir negando las situaciones.

Formas de combatir la negación

Si crees que has caído en este círculo de negación, pon a prueba una o todas estas estrategias para sentirte a salvo:

  • Piensa en las consecuencias que te puede ocasionar no tomar acciones sobre esa situación que intentas ignorar.
  • Cuestiona tus temores y planea estrategias para enfrentarlos de a poco. De esta manera, quizá puedas reconocer qué es lo que estás negando en tu vida.
  • Lleva un registro de tus emociones. Así podrás reconocerlas antes de querer frenarlas.
  • Busca conversar del tema con alguien de confianza.
  • Busca ayuda profesional.

¿Qué otras estrategias conoces que pueden ayudar a una persona a enfrentar una situación de negación en su vida?

Genial/Psicología/8 Señales de que podrías estar estancado en negación (y algunos consejos para hacerle frente)
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos