Genial
Genial

Cómo superar una ruptura amorosa

Separarse de la persona amada puede ser extremadamente doloroso, en especial si fue el otro quien tomó la decisión. Si no seguimos adelante corremos el riesgo de quedarnos anclados en el dolor. Pero, por otra parte, para realmente superar a alguien hay que respetar el proceso interno de cada uno y los tiempos personales del duelo. ¿Cómo se logra todo eso?

En Genial.guru creamos este artículo para ayudarte a superar una ruptura amorosa.

1. Acepta el duelo

Para empezar, es importante que aceptes la tristeza y el dolor. Hacerlo te dolerá, pero no significa ni implica meterse dentro del sufrimiento y no salir, ¡claro que no!

Aceptar el dolor es el primer paso para superarlo. Sentimos amor, alegría, tristeza... Todos los sentimientos deben fluir libremente por nuestra mente y nuestro corazón, y no debemos reprimirlos. De lo contrario, se instalarán para siempre en nosotros.

Deja fluir tu pena para que tarde o temprano se vaya.

2. Date permiso para estar en soledad

La idea de la soledad asusta. Cuando estamos solos creemos que estaremos así para siempre, aunque racionalmente sepamos que eso no es verdad.

Saca provecho de esa soledad momentánea y realiza cosas que te gusten: ir de compras, quedarte todo el día leyendo o mirando películas, ir a un spa. Llévate bien contigo.

Dale un lugar en tu vida a la soledad. El tiempo ayuda a sanar, a ver las cosas a la distancia y a reconocerte sin la mirada del otro.

3. No te maltrates

Luego de una ruptura es fácil pensar: "¿Qué hice mal?".

La respuesta es: probablemente nada. Hay veces en que simplemente el amor se va, o tal vez la otra persona quiere cosas distintas, o necesita estar sola. No se trata de héroes y villanos: son seres humanos y tienen sentimientos complejos.

Que una relación se termine puede que no sea culpa de nadie. A veces ocurre y ya. Por eso, no te maltrates. No hiciste nada malo.

4. Resiste la tentación de intentar volver

Si el planteo de ruptura fue definitivo, resiste la tentación de intentar volver. El tiempo dirá si la relación puede retomarse o no. Tómate un verdadero lapso para pensar, y no solo dos días.

Esto mismo vale para el stalkeo: en la época donde todos tienen redes sociales, es muy difícil no meterse en los perfiles de la ex pareja para ver en qué anda: si está triste, si sale con amigos, si se ve con otra persona. Hacerlo una vez puede ayudar a tranquilizarnos, pero hacerlo de manera permanente solo alimentará nuestra obsesión.

Y la obsesión no te permitirá seguir adelante.

5. Pide ayuda profesional

Si pasa el tiempo y el dolor por la ruptura no se va, no dudes en pedir ayuda a un psicólogo.

No te avergüences ni sientas miedo: ellos están para eso, para asistir a personas que tienen un problema emocional y no pueden resolverlo solas. No serás ni el primero ni el último en el mundo en solicitar ayuda psicológica.

Además, hablar de tus sentimientos con alguien te ayudará a sacarlos de tu interior.

6. Recurre a tus amigos

La ventaja de aceptar la soltería es que adquieres libertad. No nos referimos solamente a no estar en pareja y, por lo tanto, no tener compromisos.

Nos referimos a la libertad que conlleva la aceptación.

Una vez que aceptes tu nueva condición, recurre a tus amigos. Sal con ellos, diviértete, ve a bailar, al cine, a fiestas... ¡Celebra la vida!

7. Ábrete a la posibilidad de una nueva relación

Luego de haber salido heridos, esto suena difícil, ¿verdad?

Piensa que ya has superado todo lo anterior. Puedes con esto también.

Abrirte a la posibilidad de una nueva relación no significa apurar las cosas ni ponerte en pareja con la primera persona que se te cruce. Se trata de conocer gente, de darte a conocer tú también, de superar el miedo y de intentarlo de nuevo.

Genial/Psicología/Cómo superar una ruptura amorosa
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos