Los ejercicios que te ayudarán a estimular y fortalecer la mente, según el método de un campeón de memoria

¿Te imaginas poder aumentar tus habilidades mentales y memoria divirtiéndote un poco? Un libro japonés asegura que esto es posible y hasta necesario para poder ejercitar la memoria, tal cual como ejercitamos nuestros músculos. El libro propone un método y garantiza su efectividad.

Genial.guru quiere contarte más acerca de este método y proponerte algunos ejercicios para que comiences a ejercitar tu mente.

El método Ikeda

Yoshiro Ikeda, campeón mundial de memoria, ha recopilado en una especie de manual una serie de ejercicios que ayudan a estimular y fortalecer la mente. ¿El secreto del método Ikeda? La diversión. El autor explica la diferencia entre la manera en que un niño aprende y recuerda cosas y la manera en que lo hacemos los adultos.

“Hay muchas cosas que interesan a los niños, y se emocionan por aquello que les atrae. Estas emociones abren la puerta del hipocampo, la entrada de la memoria, y quedan grabadas”, dice en su libro; mientras que a nosotros los adultos nos cuesta más trabajo interesarnos verdaderamente por algo. Entonces, lo que debemos hacer es divertirnos y provocar nuestro interés: “Si algo es impactante para nuestro cerebro, nos resultará más fácil de recordar y aprender”, señala Ikeda.

Cómo reactivar nuestra experiencia de aprendizaje y memoria: los 5 sensores de la inspiración

Como dijimos, Ikeda indica que hay que centrarnos en aquella sensación positiva que nos llega cuando entendemos, descubrimos algo o nos surge una idea que nos parece increíble, sensación que él llama “inspiración”, y para activarla, hay 5 sensores diferentes. Pero antes de nombrarlos, el autor pone algunas reglas muy importantes para realizar los ejercicios:

  • Divertirte sí, estresarte no: recuerda que lo más importante es divertirte, no debe haber prisas ni límites de tiempo, únicamente debes estar concentrado.
  • No hay orden: no es importante si hoy decides hacer un ejercicio para un sensor y otro ejercicio para otro sensor, tampoco es que un sensor sea más importante que otro, mientras los ejercites todos a tu ritmo y orden, estará bien.
  • Pero sí hay horarios: el autor recomienda hacer los ejercicios cuando nuestro cerebro está más activo, que puede ser desde que te levantas hasta las 10:00 a m. o, bien, entre las 4:00 p. m. y las 7:00 p. m.

1. Sensor de detección y sus ejercicios para activarlo

Haz clic en la imagen para ver la respuesta
Haz clic en la imagen para ver la respuesta

El cerebro puede recordar gracias a las emociones que te provocan ciertas situaciones, como el descubrir algo que estaba oculto. Por ello, los ejercicios en los que tenemos que encontrar detalles que a simple vista no se ven en una imagen son ideales para activar este sensor.

Haz clic en la imagen para ver la respuesta
Haz clic en la imagen para ver la respuesta

2. Sensor de clasificación y sus ejercicios para activarlo

Haz clic en la imagen para ver la respuesta
Haz clic en la imagen para ver la respuesta

El cerebro es capaz de categorizar elementos que tienen algo en común, esto con el objetivo ordenar y almacenar información para que sea más sencillo recordarla; así que los ejercicios para activarlo son aquellos en los que debemos clasificar y discriminar.

Haz clic en la imagen para ver la respuesta
Haz clic en la imagen para ver la respuesta

3. Sensor de cotejo y sus ejercicios para activarlo

Haz clic en la imagen para ver la respuesta
Haz clic en la imagen para ver la respuesta

El cerebro también puede reutilizar información que ya almacenó y conoce con anterioridad sobre una determinada situación o cosa para que el proceso de memorización sea más eficiente. Así que los ejercicios ideales para activar este sensor son los que lo ponen a prueba, por ejemplo, palabras que si ordenas sus letras de otra manera dicen algo diferente y tienen un significado completamente distinto, o algún ejercicio con algunas pistas que te ayudan a descifrar un mensaje.

Haz clic en la imagen para ver la respuesta
Haz clic en la imagen para ver la respuesta

4. Sensor de imagen y sus ejercicios para activarlo

Lo visual, y en general los sentidos, son excelentes aliados a la hora de memorizar, por lo que la capacidad de asociar imágenes con alguien o algo también debe ser ejercitado y activarse. Los ejercicios en los que hay que memorizar una imagen y reproducirla funcionan bastante bien.

5. Sensor de relación y sus ejercicios para activarlo

El sensor de relación nos trae a la mente información previa y la relaciona con lo que tenemos en frente, es decir, conecta ambas informaciones, la previa con la presente. Los ejercicios en los que se mezclan símbolos, palabras e imágenes para reunirlas e inventar algo con todas ellas con la finalidad de recordar algo sirven perfectamente para activarlo.

¿Cuál crees que sea el sensor que más desarrollado tienes?

Compartir este artículo