Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Por qué los niños aprenden más rápido cuando ríen, explican ciertos estudios

4-35
471

Dicen que la risa es el mejor remedio. Al reír, más oxígeno entra al organismo y se activa la producción de hormonas asociadas al bienestar. Con razón se la considera un analgésico natural y un arma contra la depresión. Psicólogos franceses se preguntaron si la risa también facilita el aprendizaje en la infancia, por eso estudiaron las reacciones de los bebés cuando ríen mientras se les enseña.

Genial.guru indagó en lo que descubrieron los psicólogos y te cuenta todo, porque seguro también a ti te encanta ver a los niños reír y aprender a la vez.

Un estudio que provocó muchas risas

Basándose en el hecho de que el buen humor mejora el aprendizaje de los niños mayores, los psicólogos llevaron a cabo un experimento para ver si la risa tenía un efecto positivo en niños pequeños a la hora de aprender algo nuevo. Para llevar a cabo la investigación publicada en la revista Cognition and Emotion del grupo Taylor & Francis, los psicólogos observaron las reacciones de un grupo de 53 bebés de 18 meses de edad.

El grupo se dividió en dos. La tarea consistía en que los bebés vieran a un adulto alcanzar un juguete utilizando una herramienta. En el primer grupo, el adulto tomó el juguete y se puso a jugar con él. En el segundo grupo, el adulto logró alcanzar el juguete haciendo morisquetas y gestos absurdos que hicieron reír a los pequeños.

Alegres resultados

Los resultados del experimento no dejaron lugar a dudas. El 94 % de los bebés que rieron imitaron al adulto y alcanzaron el juguete. Solo el 25 % de los bebés del grupo al que no se hizo reír logró tomar el juguete igual que el adulto.

En conclusión, los pequeños que se rieron de las monerías del adulto aprendieron con más éxito que los que no rieron al ver cómo alcanzar el juguete.

La explicación del risueño experimento

Los expertos proponen dos respuestas para explicar los resultados del estudio. La primera tiene que ver con el temperamento de cada bebé, más bien que con el humor. Los niños risueños tienden a tener una mejor relación con el entorno, están más dispuestos a socializar e imitar las acciones de otros.

La segunda respuesta tiene que ver con la química cerebral. La risa genera emociones positivas. Esto eleva los niveles de dopamina, hormona asociada al bienestar, lo que ayuda a que el aprendizaje sea efectivo y rápido.

Aprender riendo

Otro experimento realizado por científicos estadounidenses y alemanes, observó que los alumnos recordaban mejor lo enseñado cuando el profesor hacía bromas durante la clase. El estudio demostró que la risa permite captar la atención de los pequeños, mejorando la experiencia del aprendizaje.

Teniendo toda esta información en cuenta, los expertos están buscando cambiar el modelo pedagógico en las escuelas para que los niños no vean el aprendizaje como algo aburrido y pesado, sino como una oportunidad de descubrir el mundo que los rodea mientras se divierten en el proceso.

¿Te gustaría que las escuelas enseñaran a los niños de manera divertida? ¿En qué otros ámbitos incluirías una dosis de buen humor? ¡Anímate a compartir con nosotros lo que opinas!

4-35
471