Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Según un estudio, las hijas de madres que trabajan ganan más que las que tuvieron madres de tiempo completo

7-35
758

Regresar a trabajar después de tener un hijo es una necesidad para muchas mamás. Hacen todos los trámites para conseguir una buena guardería, contratar a una persona para que lo recoja y lo atienda durante las tardes mientras ella va todos los días a trabajar a la oficina. Muchas de ellas desearían poder dedicarse de tiempo completo a cuidarlos, pero las necesidades económicas demandan lo contrario. Pero ¿tiene esto algún efecto positivo en el futuro profesional de las hijas? La evidencia apunta a que sí.

Genial.guru comparte contigo diferentes proyecciones que muestran cómo influye en las hijas el ejemplo de sus padres en sus vidas profesionales. Al final del artículo, encontraras un bono para los hijos varones.

El efecto de las madres que trabajan

Un grupo de investigadores analizó los datos recopilados entre 2002 y 2013 por International Social Survey Programme sobre dos encuestas: “La familia y el cambio de los roles de género” y “Cuestionario básico sobre generaciones y género”. Esto con el fin de determinar qué efectos tienen en los hijos el que sus madres trabajen. Los resultados, publicados por la Harvard Business School, dieron buenas noticias en materia económica, sobre todo para las hijas de madres trabajadoras y, en aspectos familiares, para los hijos varones.

Largas trayectorias profesionales

Las encuestas fueron aplicadas a alrededor de 100 000 personas en 29 diferentes países. Incluían preguntas relacionadas con las actitudes relacionadas con el género, la vida familiar y la trayectoria profesional. Pero había una en particular que arrojó luz sobre cómo influía el trabajo en los hijos: “¿Tuvo alguna vez tu madre un trabajo asalariado después de que naciste y antes de que cumplieras 14 años?”.

Una herencia muy valiosa

Las hijas de madres trabajadoras tenían 1,21 veces más oportunidades de ser contratadas en una empresa; 1,29 veces más probabilidades de ser supervisoras y se concluyó que registraban ganancias mayores, pues percibían 1 880 dólares más en promedio al año. Tras analizar las variables, los investigadores determinaron que también los hombres tenían mejores niveles de educación. Es decir, resultó ser una excelente influencia para ambos géneros.

Ser mamá es un trabajo con muchos beneficios

Eso sí, esto no significa que no existan beneficios para las hijas y los hijos de madres que se dedican de lleno al cuidado del hogar y de los hijos. Otro estudio mostró que, en programas aplicados en Noruega para apoyar a los padres de hijos menores de 3 años, los hermanos mayores se veían beneficiados por contar con la presencia de sus padres durante las tardes, cuando estos podían ayudarles, por ejemplo, con las tareas escolares.

Adiós a las culpas

La principal autora del estudio, la profesora de Harvard Business School, Kathleen McGinn, espera brindar un alivio a las culpas que sienten las mujeres que trabajan todo el día fuera de casa, pues ellas creen que perjudican a sus hijos. Pero, como demuestra este estudio, es todo lo contrario. De hecho, McGinn asegura que no solo no les afecta, sino que les brinda mejores opciones a futuro.

La noticia para los hijos varones

Aquí va el bono para los hijos varones de mujeres que trabajaban: los investigadores revelaron que, si bien no tuvo influencia en el futuro de sus carreras, los chicos dedicaban en promedio 50 minutos más a las tareas domésticas y al cuidado de sus hijos en comparación con quienes fueron hijos de amas de casa. Asimismo, era más probable que tuvieran parejas que también trabajaran y mostraban actitudes de igualdad hacia hombres y mujeres.

Y tú, ¿trabajas fuera de casa o dedicas tus días al cuidado de tus hijos y tu hogar? ¡Compártelo en los comentarios!

7-35
758
Compartir este artículo