Según un estudio, los dueños les contagian el estrés a sus mascotas

Algunas personas creen que los perros se parecen físicamente a sus dueños, aunque hay más probabilidades de que tengan más cosas en común con respecto a sus personalidades que físicamente. Por ejemplo, un perro nervioso que ladra sin parar puede estar reflejando los niveles de estrés de su dueña.

Genial.guru quiere hablarte sobre este estudio que investigó la relación existente entre tu estrés y el comportamiento de tu mascota.

El estudio

El estudio fue realizado en la Universidad de Linköping, en Suecia. Este analizó a 58 personas acompañadas de perros, a las cuales se les monitoreó su actividad física y también sus niveles de cortisol (una hormona que generamos cuando nos encontramos en situaciones de estrés) a través de un collar especializado. El objetivo de esta investigación era comprobar si los animales son capaces de percibir las alteraciones en nuestro comportamiento y cómo esto influye en el suyo.

Tu perro, tu espejo

La relación que existe entre ambas especies es única en el reino animal. Humanos y perros han convivido en el mismo hogar por miles de años, y, aunque es verdad que las respuestas de estrés pueden contagiarse entre seres de la misma especie por períodos prolongados, los científicos aún no estaban seguros de que el contagio de la angustia pudiera también darse entre especies en convivencia constante. Sin embargo, después de realizar el estudio, se llegó a la conclusión de que los canes son capaces de igualar nuestros niveles de estrés.

Así se sincronizan

En el estudio, la personalidad de los perros se vio más afectada por la neurosis y el estrés de sus dueños que por la cantidad de actividad física, la estación del año y los distintos factores ambientales que afectan tanto a humanos como a animales. Esto quiere decir que si experimentas estados de ansiedad o estrés es muy probable que tu perro refleje eso. Las hembras, a diferencia de los machos, son más receptivas con respecto a los humanos, ya que ellas presentaron más cambios en sus niveles de cortisol.

Cómo detectar estrés en tu perro

Existen algunos signos que indican que tu perro está sufriendo estrés. Estos pueden presentarse en ocasiones únicas, o incluso haberse convertido en características de su personalidad.

  • Jadeo excesivo.
  • Pérdida de pelo.
  • Salivación excesiva.
  • Reacciones exageradas.
  • Cambios bruscos de comportamiento.
  • Ladrido excesivo o muy ruidoso.

¿Cómo es tu relación con tu mascota? ¿Has notado la influencia de tu carácter en su comportamiento? Cuéntanos en los comentarios.

Compartir este artículo