Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Si estás enamorada de un hombre inalcanzable, puede que sufras del síndrome de Fortunata

Si conoces a una chica cuyos sentimientos por su amor platónico sean exagerados, es probable que te encuentres frente a alguien que sufre el síndrome de Fortunata, un interés romántico irracional por un hombre inalcanzable. Los síntomas parecen sacados de una película de comedia romántica, pero no son nada graciosos para quienes lo padecen ni para los chicos que son objeto de sus deseos.

Genial.guru te contará aquí lo interesante y curioso de esta condición.

Qué es el síndrome de Fortunata

Este síndrome es un tipo de dependencia emocional que afecta, sobre todo, a mujeres. Estas desarrollan una fijación emocional amorosa por un hombre que está fuera de su alcance, como, por ejemplo, un hombre casado. Suele surgir cuando las mujeres sienten un vacío en su día a día, por lo que abandonan sus metas y convierten al hombre de sus sueños en su único objetivo.

No es una enfermedad, sino un síndrome

La mujer que sufre de esto no está enferma, pues no es una enfermedad, sino un síndrome. Es decir, es un grupo de síntomas específicos característicos de un estado. Este síndrome es un tipo de dependencia emocional, por ello va acompañado de un amor plenamente incondicional por el hombre deseado, pensamientos irracionales e ideas y comentarios contradictorios.

Estos son los síntomas

  • Sentimiento de amor hacia un hombre, en la mayoría de los casos, casado, que no tiene intención de dejar a su esposa.
  • Esperanza irracional de que el hombre dejará a su mujer por estar con la chica que sufre el síndrome y que su amor triunfará al final.
  • Capacidad de dejarlo todo si el hombre se lo pidiera.
  • Creencia irracional de que la vida sin esa persona no tiene ningún sentido.
  • Fidelidad hacia el hombre en su actuar y hablar y, en ocasiones, incluso indiferencia y frialdad hacia otros chicos.
  • Contradicción en sus sentimientos hacia la pareja del hombre, pues le guarda rencor al estar “injustamente” con su amado. Pero, a la vez, quisiera estar en sus zapatos y busca parecerse a ella.
  • La insistencia en el amor entre los dos, aun cuando el hombre lo niegue.

Quién era Fortunata y porqué la condición se llama así

La psicóloga Mónica Oala fue quien acuñó este término por primera vez y tuvo una buena razón para llamarlo así. En la novela Fortunata y Jacinta del escritor español Benito Pérez Galdós, el personaje de Fortunata presenta muchos de los rasgos característicos de las mujeres que desarrollan este síndrome. Basta leer una de las exclamaciones de este personaje hacia la esposa del hombre de sus sueños:

“Tu marido es mío y te lo tengo que quitar (...). Tu marido es mío; me lo has robado... como se puede robar un pañuelo. Dios es testigo. (...) Ahora mismo lo sueltas o verás, verás quién soy”.
Benito Pérez Galdós

Cómo tratarlo

Al igual que el resto de síndromes psicológicos, es necesario trabajar de la mano con un terapeuta para poder dejar superar los síntomas. Hasta hoy en día, el tipo de tratamiento que más éxito ha tenido ha sido el de la terapia cognitiva conductual. Una vez aceptado el problema, la paciente trabaja en sobrellevarlo y cultivar la autoaceptación.

¿Conoces a alguien que presente estos síntomas? ¿Qué harías para ayudarla? ¡Descríbelo en los comentarios!

Ilustrado por Mariya Zavolokina para Genial.guru