Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Un estudio reveló que la conducta de los niños indica cómo será su futuro económico en la adultez

Como padres, queremos el mejor futuro para nuestros hijos: que vivan contentos, felices, plenos, que encuentren el amor y que hagan lo que les gusta. En resumen: que vivan una buena vida. Además, los educamos para que sean independientes, y no solo en sus tareas, sino también económicamente. Ante esta constante, un grupo de investigadores se dio a la tarea de analizar las diferentes conductas de los niños para conocer cuáles de ellas estarían relacionadas con mejores ingresos en la etapa adulta.

Genial.guru le encanta aprender más sobre todo aquello que puede permitir que los niños tengan un futuro mejor, por lo que quiere compartir más información sobre esos hallazgos contigo.

Evaluar todas las conductas

Monitorear la conducta de los niños se volvió especialmente importante tras un análisis que investigadores de Canadá hicieron sobre el estudio Quebec Longitudinal Study of Kindergarten Children, el cual recopila información sobre las conductas de 2 850 niños entre 5 y 6 años, y la relación que tienen con sus ingresos económicos cuando alcanzan una edad entre 33 y 35 años.

Entre más sociables, mejor

Los profesores de los niños evaluaron conductas como la falta de atención, la ansiedad, la hiperactividad, la agresividad y su manera de socializar. En conclusión, los varones que se mostraron menos atentos y agresivos tuvieron menores ingresos que quienes eran más sociables. Solo la falta de atención fue un factor que influyó en los ingresos de las niñas en la etapa adulta.

Control del enojo

Por lo tanto, los investigadores destacaron que monitorear y brindar apoyo a los niños que demuestran tener problemas para concentrarse o actitudes muy agresivas desde pequeños podría ayudar a reducir esas conductas, algo que los ayudaría a tener un mejor futuro a nivel económico. Tanto es así, que se ha considerado incluir la educación emocional en los planes de las escuelas, algo que sería muy conveniente para reforzar lo que se inculca en casa.

La teoría de la gratificación

Esta no es la primera vez que se analiza el impacto de las conductas de los niños en su vida adulta. Otro estudio realizó una dinámica para conocer cómo reaccionaban los pequeños cuando se les daba un malvavisco y se les decía que tenían dos opciones: comerlo en ese momento, o esperar 15 minutos y recibir dos piezas. Quienes esperaron ese tiempo tenían mayores probabilidades de ser más competentes y de tener mejores resultados académicos y sociales.

¿En problemas?

“David se mete en problemas”.

El autocontrol que tanto anhelan inculcar los padres ayuda a los niños a tener mejores ingresos en su etapa adulta debido a que se involucran en menos problemas durante la adolescencia y, por consiguiente, tienen un mejor desempeño en la escuela. Esto aumenta las probabilidades de tener mejores opciones laborales y mejores relaciones con sus compañeros, lo que desemboca en menos problemas económicos.

Monitoreo constante

Las conclusiones de estos estudios ponen especial énfasis en no dejar pasar conductas negativas en los niños, ya que, como dijeron los investigadores, es muy importante que los padres y los profesores los guíen para que aprendan a controlar sus reacciones ante situaciones adversas, pues eso los ayudará a manejar la frustración y a ser más sociables.

¿Crees que las conductas de los niños pueden tener un efecto en los ingresos que tendrán en la adultez? ¡Comparte tus pensamientos con nosotros en la sección de comentarios!