Genial
Genial

11 Comportamientos extraños de tu gato y sus motivos

Todos saben que los gatos son exageradamente adorables. ¿De qué otra manera hubieran logrado dominar el mundo de los memes? Pero seguro te ocurre a menudo que tu peludo amigo hace algo y tú te quedas pensando “¿Qué fue todo eso?”. Si quieres conocer las verdaderas razones detrás del comportamiento de tu gato, sigue leyendo.

Hoy Genial.guru comparte la explicación para los comportamientos más extraños de tu gato.

1. Morderse las uñas

Si tu gato se muerde las uñas cuando se asea, probablemente no tengas nada de qué preocuparte: es la versión felina de la manicura. Las uñas de los gatos se componen de varias capas y, con el tiempo, la capa externa comienza a desgastarse. Cuando esto ocurre, tu gato se quita la capa “muerta” masticándola hasta que la nueva queda al descubierto. Si bien es un comportamiento perfectamente normal, puede ser un mal hábito que tu mascota ha desarrollado. Al igual que las personas, puede ser señal de ansiedad, estrés o simple aburrimiento. Pero si notas la zona un poco roja, piel al descubierto o sangrado en las patas o uñas de tu gato, consulta a tu veterinario de inmediato.

2. Acariciar el agua

La mayoría de los gatos se aseguran de rozar el agua con sus patas antes de beberla. Y, mientras que algunos de ellos están fascinados con el agua y quieren jugar con ella, otros lo hacen para comprobar su frescura. Verás, los gatos son bastante quisquillosos con su menú, y el agua fresca les parece imprescindible. En la lógica felina, si el agua del tazón se mueve, entonces de seguro está bien. Es por eso que los gatos quedan hipnotizados con el agua del grifo y del excusado. Así que mantén a tu amigo felino feliz y saludable, y cambia su agua al menos dos veces al día.

3. Meterse en espacios pequeños

Compras una hermosa cama para tu gato, pero él sigue prefiriendo las cajas de cartón para dormir una buena siesta. Entonces, ¿qué es lo que ocurre aquí? De nuevo, nada para preocuparse: es un simple instinto natural de supervivencia de los gatos, nada personal contra ti. Para ellos, dormir en espacios amplios y abiertos los convierte en blancos perfectos para los depredadores. Sé lo que estás pensando: “¡Están en casa conmigo, no en la naturaleza!”. Pero eso no les importa a ellos. La mayoría de los gatos preferirá dormir en espacios pequeños y acogedores, donde es difícil llegar a ellos. Las cajas y los fregaderos los hacen sentirse a salvo y seguros, así que no te molestes si tu gato decide tomar una pequeña siesta ahí.

4. Apoyar sus patas en tu cara

Para algunos dueños de gatos, despertarse con la cara llena de patitas peludas no es nada raro. Es parte de la rutina matutina. Pero ¿por qué tu gato hace eso? Bueno, ese gesto puede indicar todo un rango de emociones, desde el amor hasta los nervios. Si tu felino amigo te acaricia la cara con suavidad, simplemente está mostrando amor. Golpear varias veces tu cara con su pata significa “Oye, hice algo, mejor ve y límpialo” o “¡Levántate y aliméntame, por favor!”. Pero si tu gato básicamente te abofetea, es una señal obvia de que está muy molesto contigo. Así que tienes algunas cuantas opciones en ese caso: limpia su caja, aliméntalo... o deja de hacer lo que sea que lo molesta tanto.

5. Bufidos

Hasta el gatito más dulce y pequeño puede bufar de vez en cuando, y es una clara señal de que está asustado o molesto. Bufar no es algo que deberías ignorar, es una de las señales más serias que un gato puede dar: a los gatos no les gusta la confrontación física, así que intentan vencer y asustar a sus oponentes de antemano con el lenguaje corporal o los bufidos. Si no le prestas atención y sigues molestándolo, el gato te atacará. Si el bufido ocurre muy a menudo, deja que tu gatito se calme e intenta averiguar la razón principal de su enojo. Apenas la elimines, tu gato volverá a estar perfectamente.

6. Ignorarte

En un momento tu gato no se despega de ti y quiere todo el afecto del mundo, y de pronto te ignora por completo. ¿Por qué ocurre esta repentina frialdad felina? Bueno, los gatos son criaturas bastante independientes y necesitan un tiempo para sí mismos de vez en cuando. Si tu gato te ignora, déjalo tranquilo. Sin duda apreciará el respeto y te amará todavía más.

7. Morder las plantas

Morder las plantas puede deberse a muchas razones. En primer lugar, muchos gatos lo hacen cuando no están muy bien del estómago o quieren comer algo con una textura diferente. A otros simplemente les da curiosidad, o quieren llamar tu atención. También puede ser un mecanismo que los alivia. Así que, si tu gato disfruta las plantas, puedes conseguir un pasto especial para él en la veterinaria y cultivarlo. Es completamente seguro, siempre que no permitas que tu bola peluda lo coma. Además, asegúrate de que ninguna de tus plantas sea tóxica para los gatos. Ten cuidado con cualquier cosa de la especie de Lilium y Hemerocallis, que incluyen el lirio de tigre o el lirio de día, por nombrar algunas.

8. Pasar mucho tiempo en su caja de arena

Si bien la mayoría de estos comportamientos no son tan serios, acostarse en su caja de arena puede ser una mala señal. Es completamente normal que, cuando tu gatito está aprendiendo a usar esa extraña caja, pase algo de tiempo ahí. Sin embargo, si tu gato comienza a pasar los ratos ahí de un día para otro, puede ser una señal de enfermedad. Fíjate si esto no viene acompañado de otros síntomas, como la pérdida de apetito, lo que amerita una llamada urgente al veterinario. Puede que solo sea una señal de estrés, pero vale la pena descartar cualquier cosa seria.

9. Pedir comida y luego ignorarla

Muchas veces esa conducta de pedir se vuelve tan rutinaria para ellos que comienzan a hacerlo incluso cuando no tienen hambre. Los gatos asocian fuertemente la comida con el afecto. Su lógica es simple: si los alimentas, los amas. Por eso, cuando tu amigo peludo quiere una dosis extra de atención, te pide un bocadillo. Sin embargo, si de pronto tu gato come mucho menos de lo usual, es hora de pedir un turno en el veterinario. La pérdida de apetito no es broma cuando de gatos se trata.

10. Seguirte al baño

Puede que tu gato esté sentado en la otra punta de la sala, sin prestarte atención en todo el día. Pero cuando decides ir al baño, él tiene que estar ahí. Es como si estuvieran registrando algo. Parece completamente extraño, pero la verdadera razón detrás de este comportamiento te derretirá el corazón: tu gatito se siente mucho más protegido cuando está a tu lado. Y sí, eso también tiene que ver con instintos felinos. En pocas palabras, cuando sales de una habitación, se siente vulnerable a los depredadores, así que decide seguirte. Y, lo creas o no, muchas veces el baño es el lugar donde más seguros se sienten: la puerta está cerrada, así que nadie puede entrar, y tú estás ahí. ¿Qué podría ser mejor?

11. Sentarse en tu ropa

Si tu gato siempre se sienta en tu ropa cuando la dejas en alguna parte, deberías sentirte halagado: así es como te marcan como miembro de su manada. De acuerdo con la doctora en veterinaria Kathryn Primm, esto tiene mucho que ver con sus instintos. Los gatos están acostumbrados a vivir en grupos familiares donde todo se comparte. Además, todos sabemos lo mucho que aman marcar las cosas con su olor, ¿verdad? Eso es exactamente lo que hacen cuando se sientan sobre la ropa que huele a ti.

¿Qué comportamientos extraños tiene tu gato? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Genial/Animales/11 Comportamientos extraños de tu gato y sus motivos
Compartir este artículo