Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

30 Seguidores de Genial contaron por qué sus mascotas con cara de “yo no fui” son más traviesas de lo que aparentan

Tienes que admitir que las miradas tiernas de algunos animales son completamente irresistibles. Cuando tienes mascotas y estás más familiarizado con esta clase de ternura, sabes que es muy difícil regañar a tu amigo de cuatro patas por algunas de sus travesuras porque, de alguna manera, sabe perfectamente cómo mirarte para que se te olvide todo. Pueden parecer muy inocentes y tiernos, pero no todo es lo que parece, ¿verdad?

Genial.guru recopiló algunas de las fotografías más graciosas y tiernas que compartieron sus seguidores. Después de todo, y sin importar sus travesuras, las mascotas siempre serán las más consentidas de la casa.

1. “Ella con su carita de ‘yo no fui’. ¡Ah! Pero esperen a que vea a un gato y la verán transformada”

2. “¡Se ríe de sus maldades!”

3. “Este pequeñuelo es un travieso. Con el pretexto de sus dientes, se comió todas las chanclas habidas y por haber a su paso. Me mordisqueó una cartera, un botín, una zapatilla, un par de cargadores de celular y una extensión... pero así de bandido lo queremos”

4. “Me llamo Canela, y me veo como un angelito, pero me he comido un reloj, un cargador, un libro de inglés, una gorra, y hasta las sillas del comedor, las cuales he destrozado. Igual, así y todo, me aman, aunque seguiré siendo un terremoto”

5. “Mi chiquis muy traviesa con cara de inocente”

6. “Ella es Kala, ¡mi pequeño desastre!”

7. “¡Alerta! Rompo televisores, muebles, paredes, alfombras y sillas. Hago desastres en menos de 4 minutos cuando mamá no está, ¡jajaja! Y, si está dormida, aprovecho y revuelvo toda la casa”

8. “Con esta carita convence a cualquiera sobre que no se comerá algo en el futuro”

9. “Este angelito dejó a toda la casa sin calcetines”

10. “Ellos son Pelusa y Harold. Son inquietos y traviesos, pero los consiento mucho, ya que ellos quedaron huérfanos a los 10 días de nacidos”

11. “El glamuroso Godofredo... el terror de las zapatillas”

12. “Se ve inocente, pero, así como la ven, me rompió una bolsa. Le compré una camita y también la rompió, y por más que arregle, limpie y ordene, se empeña en que todo sea un desastre...”

13. “Mi desastrosa Molly”

14. “Él es Panchito, un conejo con personalidad de gato”

15. “Esta es Traca. Tiene cara de buena, pero en la calle es muy mala. Le ladra a todo gato que se encuentra y a veces a los perros. Eso sí, con sus hermanitos se lleva muy bien, y es un amor con las personas”

16. “Parece un buen perro, pero se la pasa espiándome”

17. “Arruinó la mesa de tanto arañarla. Ahora parece que un castor le dio una mordida”

18. “Él es Matías, y lo único ‘malo’ que hace es robarnos el corazón. No comete ningún daño, pero, cuando le dan celos, orina las cosas, a las personas o lo que sea. Es el niño de la casa”

19. “El terror de las mangueras y los cables, no se dejen engañar por su cara... es un monstruo”

20. “Se ve tranquilo, pero tenía 6 horas de haberlo bañado y ya andaba todo revolcado en tierra”

21. “Ella es Rumina, una pitbull que parece una niña porque solo quiere andar saltando y jugando. No rompe las cosas ni mordisquea nada, solo que, cada vez que llevo plantas nuevas a la casa, las desentierra y las deja a un lado de la maceta, ¡jajaja! Le pregunto: ‘¿Quién fue?’, y voltea a ver a otro lado con su trompa toda llena de tierra”

22. “Ella es Tusita, y no puedo andar con zapatos abiertos o descalza porque me muerde los dedos, ¡jajaja!”

23. “Mi Sam, que parece que no quiebra ni un plato y se lleva la bandeja completa... ¡jajaja!”

24. “El mismo día que le compramos su cama, el Sr. Rocko la destruyó... solo lo disculpamos porque pronto cumplirá 14 años”

25. “Esta belleza es Naye. Por la mañana, hay que abrirle la puerta para que salga. Si no despiertas cuando te acaricia y ronronea, salta, se hace bolita y cae en tu pancita. Si con eso no despiertas, saltas del susto”

26. “Esta cachorra ya destrozó un montón de veces su cojín para dormir, su cobija, incluso su casa... pero la amo”

27. ¡Descarga de ternura!

28. “Sí, lo que tiene ahí mi hija es un gancho de ropa. Todavía no sabemos cómo llego ahí. No se confíen en esa carita de ‘yo no fui’, porque ella sí es, ¡jajaja!”

29. “Él es mi adorado Cachito. No rompe ni un plato porque no lo dejo, pero en mis descuidos ataca mis plantas, devora mis ligas para el cabello y cuanto elástico encuentre a su paso. Le
encanta pasar su día durmiendo, y, cuando no duerme, pasa su tiempo en el balcón, imaginando cómo atrapar un pájaro. Lo amo, ¡es todo un peluche viviente!”

30. “Él es Teddy, ¡jajaja! Rompe hasta lo que no se puede romper, pero lo amo mucho”

¿Qué tipo de travesuras hace tu “inocente” mascota? Cuéntanos en los comentarios cuál fue desastre más divertido y comparte una fotografía de ella con nosotros. ¡Nos encantaría conocerla!