Genial
Genial

Comentarios sobre el artículo «Un maniquí se convirtió en la solución para que un perro dejara de llorar y ladrar ante la ausencia temporal de su dueño»

Recibir notificaciones
Lo mejor es enseñarles desde pequeños a que se van a quedar solos
-
-
Responder
Una idea extraña pero efectiva ;)
-
-
Responder
Increíble que este invento le calme la ansiedad
-
-
Responder
Para Marc también tiene que ser difícil separarse de su perro
-
-
Responder
Yo cuando le dejo solo le doy un snack para que se entretenga
-
-
Responder
Activa las notificaciones para ver nuevas respuestas a tus comentarios