Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Por qué los gatos pueden dormir demasiado durante el día (y consejos para regular su sueño)

9-22
506

Es algo bien sabido que los gatos duermen muchísimo y que, en ocasiones, quisiéramos tener su tan buena y placentera vida. Sin embargo, que no duerman lo suficiente o que lo hagan mucho más de la cuenta pueden ser llamados de atención con respecto a su salud.

Por eso, Genial.guru quiere explicarte más acerca de la siesta normal de un gato y de las causas comunes del exceso de sueño, además de darte algunos consejos para ayudar a las mascotas a regularlo.

Cómo es el ciclo de sueño felino

Dormitar por largas horas durante el día es un comportamiento instintivo que todos los felinos tienen, desde los salvajes hasta los domésticos, básicamente para ahorrar energía. A diferencia de los humanos, los gatos pueden interrumpir su siesta profunda y reanudarla después, y es por eso por lo que es más preciso decir que ellos dormitan durante el día, porque no es un sueño totalmente profundo.

Estas siestas diurnas son muy diferentes de su reposo nocturno, ya que en la noche sí duermen. Cabe resaltar que es cierto que los gatos tienen más actividad durante la noche, pero al dormir se trata de un sueño profundo, no se despiertan fácilmente con estímulos (tus pasos, comida, etc.). Además, la postura es diferente: al dormitar, lo hacen de forma cómoda para poder levantarse, mientras que al dormir tienden a acurrucarse más.

Se estima que un gato puede dormitar hasta el 70 % del día en promedio, es decir, unas 13 a 16 horas. Pero si se ven irregularidades en el patrón de sueño del minino, es momento de observarlo con mayor atención y, si es necesario, incluso llevarlo al veterinario para que lo revise. Para ello es bueno saber las razones por las cuales el gatito podría estar durmiendo de más.

1. Edad

Este es un factor bastante importante a la hora de ver el patrón de sueño del minino, porque no todos los gatos dormitan la misma cantidad de horas:

  • Cachorros: son de los que más dormitan durante el día, con unas interrupciones para la comida y el juego. Pueden dormir unas 20 horas diarias.

  • Adolescentes: toman menos siestas que un cachorro, pero tienen un patrón de sueño más errático, alternando intensos picos de juego con el descanso.

  • Adultos jóvenes: tienen un horario establecido, normalmente de entre 12 a 20 horas al día en promedio.

  • Adultos mayores (senior): tienden a dormir mucho más porque, a diferencia de los más jóvenes, tienen menos energía para moverse.

2. Enfermedad

Cuando un gato se enferma, normalmente presenta varios síntomas como irregularidades a la hora de ir al baño, cambios de humor y sociabilidad, así como falta de apetito y poca ingesta de agua. Pero otra señal muy importante de enfermedad puede ser el exceso de dormitación, por lo que si ves que el gatito no se despierta con un estímulo durante su siesta, probablemente esté enfermo.

El letargo felino puede deberse a algún absceso producto de una mordida o herida, o incluso a enfermedades más graves como una infección renal, diabetes o envenenamiento.

3. Estrés

Si notas que tu gatito come demasiado, tiende a esconderse más y hasta duerme excesivamente, pueden ser indicadores de estrés. Otras señales comunes de estrés son la falta de sociabilidad con otros gatos y el poco acicalamiento. El dormitar es normal siempre y cuando se alterne con otras actividades como la alimentación, el juego, la exploración y el acicalamiento, es decir, debe ser parte de su rutina.

Bono: cómo regular su patrón de sueño

Si tu gatito tiene un patrón de sueño extraño para ti, aquí hay unas soluciones sencillas que puedes aplicar para ayudarlo a descansar mejor:

  • Mantén un ambiente estimulante para tu gato, así tendrá opciones para jugar o explorar. Para eso, puedes buscar juguetes o habilitarle la vista de las ventanas para que pueda ver el mundo exterior, lo cual estimulará su curiosidad y lo mantendrá entretenido.

  • Si te preocupan tus muebles o a tu gato no le encantan los juguetes, coloca rascadores en áreas donde ambos interactúan o en esos rincones que a él más le gustan. Así evitarás que se aburra. También puedes colocarlos en sus áreas de descanso frecuentes.

  • Ten más sitios de reposo. De esta forma, no lo limitarás a una sola zona para descansar. Al darle un abanico de posibilidades, también aumentarás su confianza y nivel de intimidad. Vale aclarar que los gatos siempre buscarán sitios cálidos en invierno y más frescos en verano.

  • A los gatos les encantan los lugares elevados, por lo que se recomienda colocar una cama o cestas para felinos en un rincón seguro pero con cierta elevación.

¿Conoces el patrón de sueño de tu “michi”? ¿Qué otras técnicas conoces para que duerma mejor?

9-22
506
Compartir este artículo