Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Actitudes que indican que tu mascota está sufriendo de ansiedad y cómo puedes ayudarla

Al igual que los seres humanos, tanto los perros como los gatos pueden llegar a sufrir de ansiedad. Sin embargo, a diferencia de las personas, estos animales no pueden expresar sus sentimientos por medio de palabras, lo que hace que sea difícil entender qué está pasándoles a nuestros amigos peludos. Pero las mascotas que padecen de ansiedad tienden a manifestar su descontento por medio de su comportamiento, el cual, en ocasiones, puede llegar a ser destructivo.

Genial.guru sabe lo importante que son los amigos peludos para sus dueños, por lo que investigó cuáles podrían ser las causas de la ansiedad en las mascotas y cómo puedes ayudarlas.

Por qué tienen ansiedad

Por lo general, las mascotas tienen una rutina establecida, cuando de repente surge un cambio drástico en sus hábitos el animal puede llegar a sentir ansiedad o estresarse. Puede ser algo como la llegada de un nuevo perrito o gatito o un bebé a la casa, si el dueño tiene una nueva pareja o la muerte de algún miembro de la familia. Incluso, puede ser algo tan simple como escuchar un ruido fuerte como los truenos durante una tormenta o fuegos artificiales.

Cómo se manifiesta

Ansiedad por separación

La ansiedad por separación es particularmente común en los animales que han pasado por diferentes hogares o que han sufrido de maltrato en el pasado. Sin embargo, también puede desarrollarse en cualquier mascota. Esto ocurre cuando el animal se separa de su dueño por largos períodos de tiempo, o incluso puede llegar a suceder si es separado de otra mascota con la que convive a diario.

Las mascotas que sufren de este tipo de ansiedad tienden a seguir compulsivamente a sus dueños alrededor de la casa y buscan constantemente llamar su atención. Es probable que el animal comience a reconocer las señales de una persona alistándose para salir de la casa y empiece a angustiarse, ya sea escondiéndose, haciendo ruido o, en el caso de los perros, agarrándose de la pierna de su dueño para evitar que se vaya. Una vez se quedan solos, pueden adoptar comportamientos destructivos que en otro momento no mostrarían, como negarse a comer, morder objetos hasta destruirlos o hacer pipí o heces fuera de su área designada.

Para ayudar a que tu mascota se sienta tranquila estando sola en casa puedes crear un ambiente divertido para que el peludo se mantenga mentalmente estimulado y distraído. En el caso de los gatos, puedes instalar estantes que les permitan saltar o juguetes que llamen su atención y requieran de su concentración.

Otra forma es dándoles un premio antes de que salgas de casa, el cual puede ser un juguete con galletas para animales adentro. De este modo, el animal pasará el rato distraído mientras come y juega al mismo tiempo. Una vez llegues a casa, retírales el juguete.

Es importante que el animal haga un poco de ejercicio todos los días. Si tu mascota está cansada por tanto jugar o salir a dar un paseo es más probable que no se estrese cuando te vayas. Si el animal aún es un cachorro, puedes entrenarlo haciendo que tu llegada a casa no sea un gran evento. Cuando estés adentro del hogar espera unos minutos antes de saludarlo. También puedes dejar afuera ropa que tenga tu olor para que tu mascota pueda sentir que estás cerca.

Comportamientos de desplazamiento

Puede que tu mascota use el comportamiento de desplazamiento para liberar el estrés acumulado. Este es un mecanismo de defensa que ocurre de manera inconsciente para desviar la atención de situaciones que causan ansiedad o disconformidad. Además, generalmente es una señal que indica que el animal está experimentando ansiedad. Este tipo de actitud ocurre cuando repentinamente se distrae con una actividad porque no sabe cómo enfrentar una situación. Por ejemplo:

  • Rascarse cuando no hay comezón.

  • Asearse constantemente, aunque no lo necesite.

  • Bostezar cuando no está cansado.

  • Lamerse los labios cuando no hay comida alrededor de su boca.

  • Olfatear el suelo cuando no hay nada que oler.

  • Sacudirse cuando no está mojado.

Es necesario identificar la razón por la cual el animal está estresado y evitar ponerlo en esa situación nuevamente hasta que pueda trabajar en mejorar el problema y logre recuperar la confianza para enfrentarla en el futuro. Nunca debes castigar a tu mascota por tener un comportamiento de desplazamiento, ya que hacerlo solo hará que su ansiedad aumente.

Ansiedad por ruidos fuertes

Algunos perros o gatos se ponen ansiosos cuando escuchan ruidos fuertes, como cuando hay una tormenta eléctrica y fuegos artificiales. Muchos dueños cometen el error de tratar de consolar y acariciar a su mascota pensando que esto la tranquilizará, pero eso solo produce más inseguridad.

Para ayudarlos a sentirse calmados puedes proporcionarles un lugar seguro donde puedan ir cuando haya una tormenta. Puede ser una caja abierta, o una habitación donde no puedan oír ni ver lo que sucede afuera.

También puedes entrenarlos a poco a poco para superar su miedo a los ruidos fuertes. Empieza colocando una grabación del sonido de los truenos (puedes descargarla desde una aplicación). Primero pon el sonido a un nivel lo suficientemente bajo para que no los asuste, mientras les das galletas para animales o juegas con ellos. Gradualmente ve aumentando el volumen en el transcurso de varios meses, deteniéndote si notas que empieza a darles ansiedad. El objetivo es acostumbrar al perro o gato al sonido de las tormentas, o incluso al de los fuegos artificiales.

Intenta frotarlos con una toalla de secadora antes de que comience la tormenta eléctrica para evitar que se acumule estática en su pelaje. Otra manera de calmarlos es cubriéndolos con una manta o con una camisa que tenga tu olor para darles confianza.

¿Alguna vez has tenido una mascota que sufría de ansiedad? ¿Cómo hiciste para ayudarla? ¿Crees que hay otras formas de disminuir el estrés de un perro o gato? Cuéntanos en los comentarios.

Ilustrado por Polina Koshel para Genial.guru
Compartir este artículo