Genial
Genial

12 Cosas que no hay que hacer antes de una entrevista, de lo contrario, el trabajo se te escapará de las manos

Algunos expertos dicen que el interlocutor saca conclusiones sobre nosotros en 1/10 parte de segundo. Para causar una buena impresión en un empleador, esa cantidad de tiempo es extremadamente insuficiente. Sin embargo, puedes prepararte de antemano para aparecer en una entrevista importante en todo tu esplendor y mostrar tus mejores cualidades.

Genial.guru ama a sus lectores y quiere que encuentren y obtengan un trabajo de manera fácil y sencilla. Por lo tanto, hicimos una lista de los errores típicos que las personas cometen antes y al comienzo de una entrevista. Todo para que con hacer una sola sea suficiente.

Error n.º 1: aplicar perfumes de aroma fuerte (incluso si te gusta)

Los científicos dicen que el 30 % de las personas odian los olores fuertes, y no importa si se trata de un perfume francés caro, cigarrillos baratos o hasta el olor a sudor. Las personas particularmente sensibles comienzan a tener dolor de cabeza, náuseas y ojos llorosos. Quizás entre ellos esté tu futuro jefe, así que, ¿por qué arriesgarse?

Para no asustar a los demás con tu olor, basta con hacer algunas cosas simples:

  • No te apliques perfume y una loción corporal de olor fuerte al mismo tiempo. La disonancia de los aromas puede causar náuseas.

  • Si te rocías con perfume y queda una mancha húmeda en tu piel, entonces te has puesto demasiado y el olor atormentará a las personas que te rodean.

  • Antes de la entrevista, no consumas alimentos de aroma fuerte, como el atún, los huevos duros o la cebolla.

Error n.º 2: ver series de televisión la noche anterior

Hace mucho que no nos imaginamos la vida sin un teléfono inteligente o una computadora portátil, pero es mejor olvidarse de ellos antes de una entrevista. Y todo por el brillo azul que proviene de la pantalla del dispositivo. Hace poco, los médicos descubrieron que la luz de los dispositivos electrónicos afecta la visión, causa insomnio y, a veces, incluso depresión.

Una persona somnolienta con ojeras, como un panda, da una impresión que está lejos de ser la ideal. Además, debido a la falta de descanso, no pensarás con claridad y no podrás responder correctamente a las preguntas del encargado de Recursos Humanos. Pospón el siguiente capítulo de tu serie favorita y la lectura de las noticias para el día siguiente, así podrás dormir bien.

Error n.º 3: tratar de encantar al reclutador

La reclutadora con 20 años de experiencia, Susan Joyce, ha compilado una lista de cosas que destruyen la reputación de un solicitante. Uno de los peores errores posibles es el intento de coquetear con un reclutador u otro empleado de la oficina.

Esperando en una fila para una entrevista, ni siquiera trates de averiguar el estado civil de tus futuros colegas y menos invitar a alguien a tomar una taza de café. El empleador inmediatamente tendrá la sensación de que lo principal para ti no es una búsqueda de empleo, sino aventuras románticas.

Error n.º 4: discutir temas personales y contar toda tu biografía

Los reclutadores con experiencia aconsejan mantener un tono amistoso, pero no caer en la familiaridad. No debes contar sobre tus aventuras durante los fines de semana, los errores de la juventud, hablar sobre los familiares o mostrar fotos de tus niños / mascotas.

No sabes cómo reaccionará el empleador a tus historias (aunque sean divertidas), tal vez no aprueba que bebas u odie a los gatos. Es mejor concentrarse en tus cualidades profesionales y dejar lo personal para los amigos.

Error n.º 5: no traer una botella de agua o jugo

Antes de salir de la casa, pon una botella de agua limpia u otra bebida sin azúcar en tu bolsa. Durante una entrevista con un cazatalentos, tu boca puede secarse, por lo que el agua será muy útil.

Además, una solicitud de beber algo puede distraer al reclutador y la entrevista no irá de acuerdo con el escenario que habías planificado. Además, los labios secos hacen que te parezca que estás enfermo o agotado.

Error n.º 6: dar rienda suelta a los nervios y sudar como en un sauna

Las palmas sudorosas, la camisa mojada y una frente brillante son la pesadilla de cualquier candidato en una entrevista. No es solo se ve feo: una persona que suda produce una impresión desagradable. A los que te rodean les parece que estás demasiado preocupado y, por lo tanto, no confías en ti mismo. O hasta que, tal vez, estás escondiendo algo.

Para no caer en desgracia, bebe agua fría, ya que disminuirá ligeramente la temperatura de tu cuerpo. Y no te olvides de agarrar un pañuelo para no tener que limpiarte las palmas sudorosas en los pantalones o en la falda (este gesto incómodo sin lugar a dudas será notado).

Error n.º 7: usar correo electrónico o un apodo poco profesional

Es mejor tener un correo separado para la correspondencia comercial, por ejemplo, para enviar un currículum. La dirección del buzón debe estar directamente relacionada con tu nombre real. En primer lugar, el empleador te identifica más rápido y, en segundo lugar, los apodos inapropiados hablan de falta de profesionalismo (aunque puede no ser el caso en absoluto).

Esta regla también se aplica a las entrevistas remotas, por ejemplo a través de Skype. Tu apodo debe ser fácil de leer y, desde luego, no contener expresiones obscenas.

Error n.º 8: pronunciar la palabra que te convierte en el candidato más débil

Mucha gente sabe que no es necesario decir “perdón / lo siento” miles de veces, porque te hace parecer inseguro a los ojos de la persona con la que estás hablando. Sin embargo, existe otra palabra que reduce imperceptiblemente tu estatus social.

Expresiones como “Solo quería / solo me parecía / solo pensaba” le entregan todas las cartas a tu interlocutor, y tú terminas en una posición subordinada. Ya te estás tratando de justificar, aunque todavía si siquiera tienes por qué.

Error n.º 9: llevar café en un vaso de plástico

Incluso si eres un ávido amante del café, contén tu impulso de llevar la bebida estimulante contigo. En una entrevista, el vaso solo te distraerá: tomando un sorbo, puedes no escuchar bien una pregunta y tus manos estarán ocupadas.

Mejor lleva contigo tus tarjetas personales o una segunda copia de tu currículum en caso de que la primera se pierda en las entrañas de la mesa de reclutador.

Error n.º 10: no desarmar el desorden en tu bolso

En la víspera de la entrevista, realiza una inspección en tu bolso / mochila / maletín y elimina todo lo innecesario. Será muy vergonzoso si resulta que tienes que sacar una copia de tu currículum o una servilleta de papel, y detrás salgan enganchadas las llaves, los tampones y un peine envuelto en los cables de los auriculares. Además, el “desastre creativo” habla de tu desorganización, cosa que difícilmente le guste al empleador.

Error n.º 11: consumir bebidas con cafeína poco antes de la entrevista

Las bebidas y los alimentos que contienen cafeína pueden interrumpir tu entrevista. En primer lugar, el café arroja mucha adrenalina a la sangre, cosa que hace que palmas suden y las manos tiemblen. Y en segundo lugar, el café tiene un efecto diuréticolaxante. Sabemos que los amantes del café no pueden vivir sin su bebida favorita, y no les pedimos que la abandonen por completo, pero evitarlas antes de una entrevista es una necesidad.

Error n.º 12: no leer tu currículum antes de enviarlo

Incluso las personas más cultas cometen errores. Al enviar un currículum, lo malo no es el hecho de que haya un error tipográfico, sino que el solicitante no se haya molestado en volver a leer su obra o verificarla en un editor de texto. El reclutador puede considerar esto como negligencia.

Tal vez, para obtener un buen trabajo valga la pena esforzarse y seguir las recomendaciones de nuestra lista. ¿Tienes algunos secretos o rituales que te ayuden a enfocarte en una entrevista y pasarla con éxito?

Compartir este artículo