Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15+ Trucos escandinavos que ayudarán a que nuestra vida sea más cómoda

El estilo escandinavo está ganando cada vez más admiradores, incluso entre los que se encuentran fuera de la parte noroeste de Europa. Es más que un interior lacónico: es una forma de pensar que se aplica no solo al interior de un departamento, sino también al estilo de la ropa y a la actitud ante la vida en general. De hecho, no por nada Dinamarca y Noruega están en la cima de los países más felices, solo superados por Finlandia. Así que, si alguien entiende de felicidad, definitivamente son los escandinavos.

Genial.guru ha leído mucho material sobre el estilo de vida escandinavo y ha elegido algunos trucos simples que son fáciles de aplicar en nuestra rutina diaria.

Interior: minimalismo y funcionalidad

Los principios básicos de un interior de estilo escandinavo son la simplicidad y la comodidad. Niki Brantmark, autora del blog My scandinavian home, aconseja mezclar elementos del interior antiguos y modernos, así como dar preferencia a los materiales naturales.

El estilo escandinavo es sobre la calidad, no la cantidad. Los residentes de Noruega, Dinamarca y Suecia no quieren tener muchas cosas; prefieren que haya solo un sillón en la habitación en lugar de dos o tres, pero será cómodo, confiable y te servirá durante muchos años.

No intentes llenar el espacio con pequeños detalles. Cada detalle en la habitación debería ser útil, por ejemplo, en la otomana puede haber un compartimento para almacenar libros, y la lámpara de pie tendrá una canasta para paraguas. Puede parecer que, sin muchas baratijas lindas, la habitación se volverá vacía y sombría, pero no es así. Los escandinavos generalmente usan plantas verdes vivas y mantas suaves como decoración, y pueden poner una o dos almohadas coloridas en el sofá para crear un acento de color.

A menudo, una habitación cumple varias funciones, por ejemplo, la sala de estar también sirve como comedor, por lo que a los escandinavos les gusta recurrir a la zonificación con la ayuda de la luz. Para delimitar visualmente el espacio, se pueden usar varios niveles de fuentes de luz suave diferentes: una lámpara en el techo, lámparas de pie, apliques de pared y, finalmente, lámparas de mesa pequeñas o incluso velas.

Otro punto importante es la luz natural. Los suecos adoran cuando la mayor cantidad de luz del día entra en una vivienda, por lo tanto, o no hay cortinas o persianas en las ventanas en absoluto, o están hechas de tela transparente. Las cortinas densas y tupidas serán apropiadas solo en el dormitorio. Así, por la tarde, el departamento se ve espacioso y luminoso, y por la noche, gracias a la cálida iluminación artificial, acogedor.

Armario: lo principal es la practicidad

El minimalismo escandinavo en la ropa se basa en los mismos principios que el interior de la casa: se trata de simplicidad, comodidad y practicidad. Mirando las colecciones creadas por diseñadores suecos, inmediatamente prestas atención al corte lacónico, la falta de asimetría y un mínimo de elementos decorativos.

En el armario de cada residente de Noruega o Dinamarca, sin duda habrá cosas básicas: una camiseta simple, una camisa clásica, una chaqueta de cuero (de absolutamente cualquier tipo, desde una chaqueta de cuero corta hasta una “piloto”) y, por supuesto, un abrigo. El abrigo también se puede usar en verano, sin embargo, para eso tiene que ser uno delgado y liviano. Los escandinavos eligen cosas en colores naturales clásicos o apagados.

Todos los elementos de un armario escandinavo se pueden combinar fácilmente entre sí, y con una cosa puedes crear varios looks diferentes. Por ejemplo un vestido simple que se puede usar de forma independiente y en forma de túnica alargada, combinándolo con pantalones ajustados o jeans. Y una mujer danesa o sueca no comprará zapatos hermosos pero incómodos: la comodidad se valora más que la moda.

La mayor parte del año hace frío en los países escandinavos, por lo que el vestuario consiste en varias capas. Diferentes capas de ropa retienen el calor mejor que una sola, y para las caminatas de invierno, se pueden usar una camiseta, una camisa delgada, un suéter de punto y un abrigo en la parte superior. Y para no parecer un repollo, mira cuán armoniosamente lo hacen los escandinavos.

Limpieza: no tengas miedo de tirar lo que ya no usas

En Suecia es muy popular el libro de Margareta Magnusson, The Gentle Art of Swedish Death Cleaning. Su concepto sugiere pensar en lo que dejarás cuando ya no estés: ¿una casa llena de cosas innecesarias o un espacio donde cada detalle estará lleno de significado y recuerdos? La guía de Margareta es adecuada para todos los que quieran liberar la vivienda de lo innecesario al máximo. Esta limpieza no es solo desempolvar y organizar las cosas en sus lugares, es un replanteamiento de la forma de vida.

Se recomienda comenzar dicha limpieza con el armario, porque separarse de la ropa será más fácil que de algún tipo de objeto con recuerdos, y en los estantes seguramente habrá algo que ya no uses. Magnusson aconseja clasificar toda la ropa en dos montones: en una, junta lo que usas regularmente, y de todo lo demás hay que deshacerse.

Es mejor poner las cosas queridas para el corazón (dibujos infantiles, baratijas conmemorativas y otras bagatelas de las que no te puedes separar) en un solo lugar. Puedes comprar una caja especial para ellas. Después de completar posiblemente la más global limpieza de tu vida, Margareta Magnusson aconseja darse una recompensa. Por supuesto, no comprando cosas nuevas para reemplazar las viejas, sería mejor ir al cine a ver una buena película o tener una pequeña cena de celebración.

En general, los suecos intentan adherirse a un estilo de vida respetuoso con el medio ambiente y reciclar todo lo que se pueda. Piensa en eso cuando estés despejando el departamento: las cosas en buenas condiciones se pueden donar a organizaciones benéficas y el resto se puede enviar al reciclaje.

Materiales naturales y alimentos saludables

Los escandinavos realmente aprecian todo lo que es natural, y esto se aplica no solo al interior de la casa, sino también al armario y a la comida. Las casas familiares escandinavas tienen pisos de madera, en el comedor habrá una mesa de roble de un solo corte, en el armario prevalecerá la ropa de lino, lana y cuero, y se servirá pescado y verduras al horno para la cena en lugar de pedir una pizza. La noción popular de “felicidad danesa”, hygge, definitivamente no se trata de comida comprada afuera, sino de algo casero, cocinado con tus propias manos.

En la vida cotidiana, utilizamos muchas cosas sintéticas, por ejemplo, sustitutos de cuero en lugar de cuero genuino, tablas de cortar de plástico en lugar de las de madera, cuchillos de cerámica en lugar de los de acero sólido y mucho más. No será fácil cambiar radicalmente la forma de vida, pero si realmente lo deseas, puedes comenzar con algo pequeño, por ejemplo, cambiar gradualmente los utensilios de cocina baratos por otros de calidad, que durarán más.

Estilo de vida: disfruta de las alegrías simples

En Escandinavia existen algunos conceptos, cada uno de los cuales significa un cierto estilo de vida. Probablemente hayas escuchado sobre lagom hygge; a los daneses incluso se les ocurrió una filosofía de vida llamada lycke. Hay una diferencia entre ellos, pero al mismo tiempo, tienen mucho en común. En cualquiera de estas tendencias encontrarás el mismo mensaje: hay que poder disfrutar de las pequeñas y simples cosas. Una tarde con tus seres queridos, un par de horas a solas con un buen libro, una taza de chocolate caliente después de un paseo por el frío, el aroma a frescura después de la lluvia, solo busca algo que te brinde alegría.

Para acercarte al estilo de vida escandinavo, rodéate de comodidad, estés donde estés. Cualquier lugar donde pases mucho tiempo, por ejemplo, un escritorio de trabajo en tu hogar o en la oficina, debe hacerse de tal modo que sea agradable estar en él. Lleva allí plantas, imprime y enmarca fotografías hermosas, organiza y limpia la mesa.

Y esto es lo que los escandinavos mismos piensan sobre su estilo de vida:

  • Hygge es lo que sientes cuando pasas un buen rato con tu familia, amigos, personas amadas o solo contigo mismo. No es una cosa o actividad específica. Es ese sentimiento cuando simplemente te relajas en el sofá, lees tu libro favorito o te sientas junto al fuego. © Thomas Hansen / Quora

  • Lagom significa “suficiente”. Es una palabra extraña, y los suecos a menudo la usan cuando hablan de la cantidad correcta y moderada de algo. Puedes decir que el café es lo suficientemente lagom para beber, o ya comiste lagom de galletas. Sin embargo, esto no significa en absoluto que hayas comido hasta atiborrarte, porque lagom es moderación en todo. © Leo Ryberg / Quora

  • Lo principal es el equilibrio. A los escandinavos no les gusta vivir en excesos. No les gustan ni la riqueza ni la pobreza excesivas. Quieren que todo esté bien: ni demasiado ni muy poco. No demasiado caliente, no demasiado frío. © Erik Engheim / Quora

  • Esto no se puede explicar, solo sentir. Es un ritual danés: disfrutamos de los placeres simples de la vida: amigos, familiares, cualquier sentimiento bueno y agradable, luz cálida en la casa. © Arnis Prokopovics / Quora

¿Y a ti la moderación escandinava te resulta aplicable o prefieres un estilo de vida diferente?