Genial
Genial

Comentarios sobre el artículo «20 Marcas cuya traducción al español es más que desconcertante»

Recibir notificaciones
El Bluetooth se llama así en honor a un jar vikingo. No recuerdo su nombre pero le decían diente azul debido a un golpe que le hizo poner un diente de ese color. Resulta que este caballero era más propenso a mediar que a batallar, por ende generaba acuerdos y conectaba tribus sin derramar sangre. Fue muy querido. En su honor, se llamó así a la tecnología para conectarnos, por eso su símbolo es una runa.
1
-
Responder