Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Cómo un vestido de Zara se volvió viral a tal punto que los amantes de la moda de todo el mundo comenzaron a usarlo

Cada nueva temporada en el mundo de la moda trae cosas de culto. Y este año no fue la excepción, ya que un vestido blanco con volantes y lunares negros hecho de viscosa, presentado por el gigante de la moda española Zara, causó furor.

En Genial.guru decidimos averiguar por qué este vestido consiguió un ejército de fanáticos e, incluso, hasta su propia cuenta en Instagram.

De qué se trata el fenómeno del vestido blanco con lunares

El estampado de lunares puede considerarse legítimamente un clásico, y este año regresó a las tendencias en un vestido sencillo y elegante de la colección Zara. Laura Antonia Jordan, directora de las noticias de moda en la revista Grazia, calificó el vestido de lunares como una “moda democrática en acción”. Explicó que las mujeres están cansadas de los colores fuertes, la agresividad y la sensualidad enfatizada de las prendas femeninas, y que llegó el momento de optar por el estilo romántico combinado con la comodidad y la practicidad. Este es un vestido ligero y suelto que se ajusta a la mayoría de las mujeres, y su versatilidad y accesibilidad aumentaron sus ventas. El modelo ganó aún más seguidores porque fue lucido no por los miembros de familias reales, estrellas de cine o blogueras de moda, sino por mujeres comunes.

Pero el éxito rotundo llegó gracias al apoyo de las redes sociales. Elizabeth Paton, columnista de The New York Times, señaló que las redes sociales han cambiado las reglas de la moda: al ponerte un vestido viral con lunares, permaneces en la cima de la moda callejera, pero, al mismo tiempo, te identificas con otros fanáticos de esta tendencia. Destacas, pero sigues siendo parte de la multitud. Para completar el vestuario a “lunares” y hacerlo más original, los amantes de la moda recurrieron a chaquetas de cuero, sacos, zapatos con mucho estilo y accesorios llamativos.

Hoy en día, el vestido tiene hasta su propia cuenta en Instagram

A pesar de que la cuenta no tiene más de medio año de existencia, casi 25 mil personas la siguen, y la audiencia continúa creciendo. La creadora de la página de fanáticos del vestido es la estilista Faye Oakenfold. En una entrevista dijo que la prenda le llamó la atención cuando una directora de arte y una maquilladora acudieron al set usándolo al mismo tiempo. Faye capturó ese incomodo momento y lo publicó en las historias de Instagram. A partir de ahí, comenzó a recibir imágenes de todo el mundo. La primera foto fue tomada en Nueva York, otra en París y una más en Londres, y, de esa forma, la moda a “lunares” empezó a expandirse por todo el mundo.

Las mujeres aparecían luciendo el vestido en las calles, el metro, las tiendas, las farmacias, los restaurantes, las universidades, etc. Lo que podría haber sido un desastre de la moda se convirtió en una tendencia que unió a mujeres de todo el mundo. La red comenzó a llenarse de numerosas fotos, vestuarios con lunares, manicuras con la misma temática, memes con la “participación” del vestido y mucho más. Las revistas de moda hasta empezaron a realizar eventos de caridad llamados “fiestas de lunares”. Sin embargo, muchos se mostraron ambivalentes sobre el éxito del vestido. Por ejemplo, la periodista Sophie Benson expresó su temor de que se hubiera comenzado una verdadera “cacería” fotográfica contra las mujeres que usan la célebre prenda.

A juzgar por la cuenta de Instagram, las poseedoras del vestido de lunares ya vivieron bastantes episodios insólitos.

Esta no es la primera vez que una prenda de vestir se vuelve tan popular que logra tener su propia cuenta en las redes. Una falda de estampado de animal y un tapado cuadrillé blanco y negro también reunieron grupos de devotos fanáticos.

Los propios representantes del modelo no comentaron nada sobre el éxito del vestido. Sin embargo, tan pronto como se agotaron las ventas, las unidades disponibles del artículo se actualizaron sorprendentemente rápido en el sitio web.

¿Debo comprar ese vestido?

¿Deberías conseguirlo? Depende de si te gustaría formar parte de la multitud de seguidores del famoso vestido. En el sitio web de Zara, esta prenda de lunares cuesta 39,99 USD. Si no te aflige usar prendas sin nombre y no deseas pagar de más por la marca, entonces hay otra alternativa: comprarlo a China te costará solamente 16 USD.

A finales de verano, la marca Zara presentó una nueva versión del vestido viral: ahora también se consigue de color negro, pero con lunares blancos. Aunque el modelo está disponible en los catálogos de Zara en Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y América Latina, pronto podrá ser comprado en otras regiones también.

En tu opinión, ¿el rotundo éxito de este vestido de lunares está justificado? Comparte tus pensamientos con nosotros en los comentarios.

Imagen de portada ZARA