Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Sinceras declaraciones sobre el ballet que pueden hacerte ver este arte con otros ojos

7-16
23k

La vida y arte de las bailarinas están llenos de mitos. ¿Es verdad que solo se alimentan de ensaladas y agua sin gas? ¿Realmente rechazan tener hijos en favor de su carrera? Y por último, ¿cuánto pesan?

Genial.guru reveló los misterios tras las bambalinas del ballet y está listo para compartir sus secretos.

1. Primeros pasos en ballet

  • La mayoría de los niños comienza a practicar el ballet a la edad de 4 a 8 años. Pero se comenzar incluso desde antes. Una niña de tres años puede empezar a tomar clases de preparación. A una edad tan joven, los futuros bailarines comienzan a conocer el arte, aprenden a dominar su cuerpo y moverse con la música.

2. Exigencias de condición física

  • Una de las principales “características de técnica” de una bailarina es la rotación del pie. Esta se puede mejorar, pero solo en caso de que exista una predisposición anatómica.
  • La mayoría de bailarinas tienen una estatura de entre 162-177 centímetros. La masa corporal perfecta es de 38,5 a 59 kilogramos, dependiendo de la masa ósea y muscular. Tal fragilidad se combina de una sorprendente manera con una increíble fuerza y resistencia.
  • Para las bailarinas es importante tener piernas largas, esto no es completamente un mito. El “índice de la longitud de las piernas” se obtiene al dividir la altura en una posición sentada entre la altura total y todo eso multiplicado por cien, el resultado tiene que ser de un 49 a 52 por ciento.

3. Dieta

  • La dieta de las bailarinas tiene muchas restricciones. Para mantener una figura esbelta, tienen que rechazar en todo momento productos que son habituales para la mayoría de las personas. Por ejemplo, la bailarina rusa Svetlana Zajárova, cuyo peso es de 50 kilogramos y estatura de 172 centímetros, excluye por completo la sal. Su desayuno es una papilla preparada con agua.

El desayuno de la bailarina se ve aproximadamente así.

  • Los bailarines de ballet incluso pueden permitirse comer crepas. Por supuesto, sin azúcar, crema ni leche condensada.
  • En la lista de los productos prohibidos de la bailarina Maya Plisetskaya estaban el café, pan, carne, productos lácteos, huevos y azúcar. ¿Qué podía comer? Frutas, verduras, pescado y cereales. Aunque algunas bailarinas también excluyen los plátanos y los tomates.

  • A veces no es suficiente tener tantas restricciones. Por ejemplo, las bailarinas de El lago de los cisnes mantienen una estricta dieta de siete días antes de bailar para verse más elegantes y esbeltas.

  • ¿Las bailarinas pueden romper la dieta? Por supuesto. “Basta con vernos festejar los días de cumpleaños en el vestuario. Es un espectáculo magnífico. Botanas, nueces saladas, embutidos ahumados, jamón, quesos, dulces, panecillos y pasteles. Además, vino y champán”, comparte una bailarina del teatro Bolshói, el cual es uno de los escenarios más anhelados por las bailarinas.

“Cuando me preguntan si utilizo algún tipo de secretos profesionales de bailarinas para mantener mi peso, no puedo recordar algo en específico o realmente secreto... Nunca he mantenido monodietas o dietas muy estrictas que excluyan por completo algunos productos. Cuando te das cuenta de que tienes que bajar de peso, simplemente comes poco, únicamente cambio la porción de mi alimentación y no el contenido”.

4. Días laborales entre los bastidores

  • Las piernas de los bailarines sufren debido a los agotadores ensayos. El día laboral dura 7 horas sin un descanso para comer. La jornada depende del cargo del bailarín: cuerpo de ballet, director de escena, bailarines principales. Realmente, las chicas están más ocupadas que los hombres, ya que el cuerpo de ballet femenino es parte íntegra de casi cada ballet. También puede haber horarios irregulares: 9 horas y más.
  • Algunas bailarinas comentan que, al hacerse una pedicura, piden que no remuevan sus callos, ya que la piel áspera protege los pies de la frotación por las zapatillas de punta.
  • Los intensivos entrenamientos conducen a lesiones profesionales. Las bailarinas sufren trastornos relacionados con la alimentación, reducción de la densidad de los huesos y frecuentemente tienen fractura de la primera costilla debido al estrés.
  • Para mantener el organismo, las bailarinas a menudo se realizan masajes. Pueden ser de diferentes tipos, dependiendo del objetivo. Por ejemplo, el día del show es más beneficioso hacerse un masaje tonificante, y después del ensayo y el ballet, uno relajante. El masaje permite relajar los músculos y deshacerse de la hinchazón.
  • Los métodos más comunes para recuperarse rápidamente son dar una vuelta al aire libre, baños con sal marina y aceites esenciales, y por supuesto, dormir. Por lo menos una vez a la semana hay que dormir bien.
  • Durante los ensayos, el baile se ve completamente diferente debido a la falta de vestuario y el maquillaje llamativo. Pero para interpretar a su personaje, los bailarines utilizan elementos de los atuendos y decoraciones.
  • La mayor parte del tiempo, las bailarinas se hacen un moño en su cabello. El cabello sufre mucho y se hace quebradizo debido al uso de horquillas, gomas elásticas y peinados apretados.
  • El exceso de capas de maquillaje afecta la salud y aspecto físico de la piel, por eso las bailarinas prefieren que su rostro descanse en el día a día utilizando un mínimo de cosméticos. La mayoría de los bailarines se maquillan por sí solos. No les dan instrucciones ni recomendaciones claras: las bailarinas inventan cómo debería verse una belleza oriental o un cisne. Pero el maquillaje no debe ser demasiado creativo.
  • Los días laborales de los bailarines están llenos de falta de sueño, fatiga y un trabajo pesado.
  • Detrás del escenario se realiza un trabajo igual de activo que en escena: preparación de atuendos, peinados y maquillaje.
  • Es bastante difícil bailar con algunos atuendos.
  • El programa de educación profesional incluye un curso de “maquillaje para el escenario”. Las bailarinas utilizan pestañas postizas especiales con una longitud de aproximadamente 3 centímetros, destacan los pómulos y se aplican un labial mate.
  • El maquillaje clásico de escena ocupa aproximadamente unos 30 minutos, pero para algunos papeles se puede ocupar más de una hora. Lo más importante en el maquillaje de una bailarina es destacar las líneas del rostro de una manera llamativa. Las líneas negras pueden ser más largas que el tamaño de ojo y la base de maquillaje debe ser lo suficientemente densa para cubrir las señales de cansancio de los bailarines.

5. Maternidad

“Ser madre y bailarina de ballet al mismo tiempo no es fácil. Por supuesto, puedo pedirle a alguien que cuide de mi hijo e irme al ensayo y clase de Pilates, que realmente necesito para estar en forma, pero no puedo imaginarme haciendo eso. Simplemente no puedo... Durante los primeros años de la vida de un niño, la carrera deja de ser lo más importante en tu vida. Pero volví bastante rápido: comencé a practicar cuando mi hijo tenía 2 meses y estaba de vuelta en el escenario cuando tenía 4 meses”.
“Seamos sinceros: tanto en el pasado como ahora, muy pocas bailarinas de ballet se atreven a convertirse en madres porque existe el riesgo de que nunca vuelvan al escenario. Pero yo hice mi elección y estoy feliz de tener a nuestra hija Anya”.
  • Iana Salenko, la prima ballerina del teatro de ópera de Berlín, no piensa que los hijos sean un obstáculo para la carrera. Ahora está esperando su segundo hijo.

“Me fascina el cuerpo femenino durante el embarazo”, escribe la bailarina en su perfil de Instagram.

6. Mundo hipnótico del ballet

Pero todos estos sacrificios valen la pena. Todavía suben al escenario, bailan desinteresadamente, inspiran a los espectadores de todo el mundo y los unen con el poder del arte. El ballet es hermoso, femenino, elegante, ingrávido y sofisticado. El ballet se trata de las ovaciones de pie y admirar las miradas de un público agradecido. Este es el tipo de arte al que nadie puede ser indiferente.

Y a ti, ¿te gusta el ballet?

7-16
23k
Compartir este artículo