Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Las tías juegan un papel crucial en la vida de cada niño, y he aquí el por qué

Si tienes la suerte de tener una tía, sabes lo genial que es. Ella es una amiga leal que te brinda apoyo, alegría y diversión. Las tías son personas muy importantes en la vida de cada niño, ya que desempeñan un papel no menos importante que los padres y los abuelos. Y no se trata solo de ser un miembro de la familia, se trata de hacer el esfuerzo de ocupar un lugar especial en las vidas de sus sobrinos y sobrinas.

En Genial.guru valoramos las relaciones familiares y queremos centrarnos en el rol de la tía, que a veces no es un rol tan sencilllo de cumplir, pero puede ser realmente impactante en la vida de los niños. Las tías son geniales y aquí hay algunas pruebas.

La tía es una de las pocas personas que conoce a un niño desde el nacimiento y, en consecuencia, a menudo actúa como su niñera, conoce sus hábitos y participa en su educación. ¿Quién mejor para que los padres confíen a su bebé, que un miembro de la familia? Las tías, las abuelas y los abuelos siempre están listos para cuidar a los niños en sus vidas, pero la tía tiene más resistencia que los abuelos. Esto le permite responder a los estados de ánimo y caprichos del niño de manera menos emocional.

A pesar de su edad adulta, la tía puede actuar como una amiga. El hecho de que ella no sea la mamá le permite comunicarse con los niños en igualdad de condiciones y encontrar un lenguaje común sin dejar de ser una autoridad ante los ojos de los niños. Y cuando la tía ve al niño como un mejor amigo, es muy fácil divertirse y pasar el rato juntos, mientras crea recuerdos cálidos y agradables.

Dado que los niños a veces tienen miedo de cómo los padres pueden reaccionar ante ciertas noticias, es más fácil para ellos hablar sobre sus problemas con otra persona. Y este el momento justo donde la tía puede escuchar imparcialmente al niño, sin ira, decepción ni acusación. Después, podrá brindar valiosos consejos basados ​​en su amplia experiencia de vida, brindar apoyo y ayudar al niño a enfrentar situaciones difíciles.

La presencia de la tía en la vida de los niños les permite formar valores familiares. El niño sigue el ejemplo de sus padres que son amigos cercanos de sus hermanas, y los ven como modelos a seguir para formar y entender las relaciones familiares. Incluso intentarán comunicarse de la misma manera con sus hermanos y otros miembros de la familia. ¿Y qué podría ser más valioso que crear vínculos fuertes con los seres queridos?

La tía conoce muy bien a los padres del niño, por lo que puede contarle mucho sobre esto a sus sobrinos. Al compartir recuerdos e historias sobre su infancia y juventud, la tía puede fortalecer su relación con ellos. Ella les permite mirar a sus padres con otros ojos y aprender algunos datos interesantes que hacen que el niño los entienda y los conozca mejor. Y seamos honestos, las historias sobre la juventud de nuestros padres, especialmente sin que estén allí para censurarlas, son extremadamente emocionantes e interesantes.

La tía puede hacer el papel de mediadora entre los padres y el niños. Los problemas generacionales pueden ocurrir en cualquier familia. Los padres no saben cómo hablar con sus hijos, y los niños a su vez creen que sus padres no los entienden y no encuentran la forma de comunicarse con ellos. La tía puede tratar de transmitir a cada lado los deseos y reclamos del otro. Ella no participa en esta disputa y, por lo tanto, ve la situación desde afuera. En este caso, tanto los padres como los niños la escucharán, ya que es una adulta y una amiga al mismo tiempo.

También es importante que la tía que tiene hijos les brinde tiempo con amigos y compañeros de juego. Pueden pasar tiempo juntos con sus abuelos, aprender la historia de su familia o simplemente divertirse reuniéndose en el círculo familiar. Y, si la tía no tiene hijos, entonces es el turno de hacer todas estas cosas con sus sobrinos. Las tías sin hijos descubren que sus sobrinos/as son una oportunidad para dar todo su amor, cuidado y ternura a los niños, sin necesidad de que sean sus propios hijos.

El papel de la tía en la vida del niño es vital. Ella es importante, es parte de su familia y de su vida, y siempre estará allí para atender a sus sobrinos. Ella los ama y no hay necesidad de esperar una ocasión especial para decirle que este amor es mutuo.

¿Tienes una tía favorita o quizás ya tienes sobrinos? ¿Cómo es la relación entre ustedes? Comparte tu historia con nosotros en la sección de comentarios.

Imagen de portada khloekardashian / instagram