Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Por qué no tienes que bajar el brillo de tu pantalla y 9 mitos más sobre los teléfonos que han sido derrumbados

Nuestros teléfonos inteligentes se han convertido casi en criaturas mitológicas, ya que hay muchas “leyendas” sobre ellos. ¿Es realmente bueno para tu vista atenuar el brillo de la pantalla de tu móvil? ¿Los teléfonos inteligentes causan diversas enfermedades? Estas son solo algunas de las preguntas que provocan discusiones épicas en gran parte del mundo.

Genial.guru estuvo investigando acerca de algunas afirmaciones sobre los teléfonos móviles que parecían ciertas en un principio, pero resultaron ser solo el fruto de la vívida imaginación de algunos. Nos encantaría que les echaras un vistazo junto con nosotros.

Mito 1: configurar el brillo de la pantalla en un nivel bajo ayuda a la vista

Puedes creer que mantener el modo de brillo nocturno en tu teléfono incluso durante el día te ayuda a no forzar demasiado los ojos. Sin embargo, los oftalmólogos no están de acuerdo y afirman que cuando se atenúa la pantalla en lugar de ajustar correctamente la configuración de brillo, se fuerza la vista. Esto sucede porque uno necesita concentrarse más y los ojos deben hacer el doble de trabajo, lo que también puede provocar dolores de cabeza. El brillo ideal de la pantalla es el mismo que la luz que te rodea, por lo que ambas luces se combinan y esto resulta natural para los ojos.

Mito 2: cargar tu teléfono inteligente durante la noche dañará su batería

Los teléfonos inteligentes se denominan “inteligentes” por una razón, y entre todas sus prácticas funciones, tienen la capacidad de reconocer que la batería está completamente cargada. Tu teléfono detendrá la corriente entrante sin tu ayuda, del mismo modo que se apaga cuando la batería está en su punto más bajo. Si te preocupas por la vida útil de la batería, no dejes que se agote a cero con demasiada frecuencia, “aliméntala” cuando todavía está viva.

Mito 3: debes cerrar las aplicaciones que no estás usando para ahorrar energía en el teléfono

Esta afirmación parece muy lógica, y puedes pensar que cuantas más aplicaciones se ejecuten en segundo plano, más trabajo realiza tu teléfono. Pero en realidad, como afirmó Apple, cerrar aplicaciones para ahorrar energía de la batería no ayuda e incluso empeora las cosas. Todas las aplicaciones se cierran automáticamente, y si interfieres y las cierras manualmente, en realidad haces que tu teléfono pierda más energía.

Mito 4: cuantos más megapíxeles tenga la cámara de tu teléfono, mejor será la calidad de la foto

Al comprar un teléfono, la cantidad de megapíxeles suele ser una característica icónica que utilizamos para saber cuán buena es la cámara. Pero esta función solo es importante para los fotógrafos profesionales y sus cámaras. Para un usuario de teléfono, no es la cantidad de megapíxeles, sino su tamaño, lo que hace que la calidad de la foto sea más cercana a la ideal. Los mejores megapíxeles son los más grandes, lo que significa que se pueden incluir menos en una sola imagen.

Mito 5: usa un secador de cabello para salvar un teléfono que se mojó. O colócalo en arroz

Poner el teléfono en arroz después de sacarlo del inodoro parece confiable, ya que el arroz es conocido por su capacidad para absorber la humedad. Pero en realidad, las diminutas partículas obstruirán las partes del celular y lo dañarán más. Usar el secador de pelo es otra mala idea: con él puedes secar un poco tu teléfono, pero lo sobrecalentarás, lo que significa que el dispositivo se acercará más a su inevitable muerte. Ambos métodos se utilizan porque la gente solo quiere hacer algo, pase lo que pase, para salvar su teléfono. La mejor idea es ponerlo en un estante y dejar que se seque solo.

Mito 6: es una mala idea mantener juntos el teléfono y la tarjeta de crédito

Es posible que hayas escuchado que un teléfono celular y una tarjeta de crédito no son los mejores vecinos, porque el teléfono puede desmagnetizar la banda magnética de la tarjeta. Esto podría ser cierto si tuvieras un imán del refrigerador en tu billetera, pero no sucede lo mismo con un teléfono. Su campo magnético es demasiado débil para alterar tu tarjeta. Algunas personas nunca juntan tarjetas y teléfonos porque en caso de robo al menos uno de ellos sobrevivirá, lo que tiene más sentido que la leyenda de la desmagnetización.

Mito 7: la radiación electromagnética de los teléfonos móviles provoca cáncer, parto prematuro y otros riesgos para la salud

La Organización Mundial de la Salud se ha preocupado por esta afirmación desde 1990 y, hasta ahora, se han publicado 25 000 artículos sobre el tema. La OMS afirma que hasta el momento, no hay evidencia de que los campos electromagnéticos de bajo nivel puedan dañar la salud de un ser humano de ninguna manera posible. Sin embargo, también advierte que si un persona se para cerca de la antena o el radar que produce las ondas, su riesgo puede aumentar.

Mito 8: las toallitas desinfectantes pueden dañar las pantallas de los teléfonos inteligentes

Existe una creencia popular que afirma que tu teléfono inteligente está 10 veces más sucio que tu inodoro y que muchas colonias de bacterias viven cómodamente en él. La desinfección de la pantalla reduce el riesgo de contraer virus y enfermedades de la piel, como el acné. Pero ¿las toallitas desinfectantes son seguras para tu teléfono? Apple dice que , lo son. Además, existe un jabón universal para todos los teléfonos que desinfecta las pantallas y no las daña.

Mito 9: puedes cocinar un huevo con tu teléfono inteligente

Esta creencia se ha difundido desde principios de la década del 2000. La gente solía crear “experimentos” falsos en los que “cocinaban un huevo” usando las ondas que provenían de un teléfono inteligente. En realidad, estos dispositivos no pueden cocinar huevos o palomitas de maíz porque no pueden generar la cantidad de energía necesaria para realizar esta tarea. Incluso si todas las ondas de los teléfonos se convirtieran en microondas, el huevo ni siquiera se calentaría a la temperatura corporal antes de que se agotara la batería.

Mito 10: la conexión de wifi es segura

Los puntos de acceso gratuito de wifi son muy tentadores de usar y se ofrecen como un bono agradable en muchos lugares públicos. Pero no es seguro realizar operaciones bancarias e ingresar contraseñas mientras usas el wifi público. El tráfico de información en estos lugares no está protegido, lo que significa que cualquiera puede ver fácilmente las páginas por las que estás navegando y los datos que ingresas. Es mejor usar el wifi público solo para visitar sitios web de entretenimiento o para buscar información.

¿Qué fue lo último que aprendiste sobre los teléfonos inteligentes y que tuviste que buscar en Google para comprobar si era verdad? ¿Crees que los celulares son malos para la salud? Cuéntanos en los comentarios a continuación.