¿Qué pasaría si el avispón más grande te picara 100 veces?

Curiosidades
Hace 3 semanas

"¡Noticias de última hora! Una criatura desconocida vagamente parecida a un humano ha sido encontrada cerca de la orilla del bosque local. Fue reportada primero por recolectores de hongos. Oyeron un extraño aullido extraño, diferente a la voz de cualquier animal conocido. Luego, vieron una cosa grande y redonda que se acercaba a ellos desde la espesura. Los recolectores abandonaron el lugar y llamaron de inmediato a la policía.

Luego, la cosa salió del bosque y se dirigió hacia el pueblo. La gente de las viviendas cercanas fue evacuada, la zona fue acordonada por la policía y los periodistas. Estamos informando en directo desde un helicóptero, se puede ver a esta criatura caminando por la carretera y aullando. Tiene grandes brazos rojos, piernas y cabeza, pero no podemos distinguir sus rasgos faciales. Se mueve muy lentamente y hace ruidos inquietantes. Los científicos tienen la hipótesis de que se trata de una especie de animal desconocida que se ha ocultado de la civilización en los bosques. Pero, ¿qué hizo que esta criatura saliera de su hábitat? ¿Y por qué ahora? Sigan en sintonía y... ¡esperen un momento! Vemos a una mujer joven corriendo hacia la cosa. Ella agita su mano y dice algo..."

Bueno, pausas el video y te pones la mano en la cara con exasperación. ¿Cómo se les ocurrió llamarte “cosa”? Aún te estremeces al recordar ese día. Pero deberías decir que fue incluso divertido. Eres la única persona en el mundo que sobrevivió a semejante desventura. Una persona que se sobrepuso a la picadura de 100 avispones gigantes. Te recuestas y revives esos recuerdos. Te ganas la vida atrapando insectos temibles y dejando que te piquen. A la gente de internet le encanta verlo, y obtienes mucho dinero por esos videos. Pero el motivo principal por el que lo haces es que no sientes dolor. Naciste con una característica inusual: tus células nerviosas dejan de responder a cualquier estímulo externo que pueda causar molestias. Sientes el tacto, calor, frío y las cosquillas. Pero todo lo que duele es ignorado por tu cerebro.

Así que, ahora estás en un bosque japonés. Es el hogar de los avispones gigantes asiáticos. Recientemente, estos han sido descubiertos en Estado Unidos y la noticia se convirtió en una sensación. Es difícil encontrarlos y las autoridades están luchando contra la propagación de estos insectos, así que decides ir a su hábitat natural. Estos avispones han llamado mucho la atención, y hay una razón. Los avispones gigantes asiáticos se alimentan de las abejas, así que reducen mucho su población. Si estas desaparecen, empezará un desastre medioambiental en todo el mundo, pero este no es el único motivo por el que estos avispones son tan malos. Un avispón tiene las dimensiones del pulgar de un adulto, casi tres veces el tamaño de una abeja normal. Tienen un aguijón que puede perforar la ropa protectora de los apicultores. Los que han sido picados lo comparan con una aguja al rojo vivo.

Enciendes tu cámara de acción, la sujetas a un cinturón que llevas en el pecho y comienzas la transmisión en línea. Caminas por el bosque y oyes un fuerte zumbido. Parece que estás cerca. Es el sonido del nido. No te acercas demasiado porque los avispones no soportan que algo amenace su hogar. Se empiezan a agitar. Un avispón puede picar 10 veces. Los nidos de los insectos se han encontrado bajo tierra, en madera podrida e incluso en edificios. Si uno de estos aparece en el centro de una ciudad, los avispones picarán a todo el que pase cerca.

Puedes ver el nido en la distancia. Está colgando de un viejo árbol roto. Los avispones vuelan alrededor y uno de ellos se fija en ti. Se acerca. El insecto empieza a volar de un lado a otro delante de ti, zumbando con enojo. Te advierte que no te acerques. Parece bastante amenazante, así que retrocedes. Para atrapar uno, te pones una gota de mermelada de uva en la mano. El insecto se posa en tu palma. Con la otra mano, intentas atraparlo. El avispón nota el movimiento y ataca. Clava el aguijón en tu piel y te inyecta veneno, que contiene varias sustancias desagradables. Una vez dentro del torrente sanguíneo, dilata los vasos alrededor de la picadura. Tu piel se pone roja. Tu cuerpo lucha contra la sustancia extraña y envía células inmunitarias. Pero el veneno las destruye, causando que tu piel se inflame.

¡Los efectos de la picadura pueden durar hasta dos días! Además, el veneno contiene una sustancia tóxica para los riñones. Afortunadamente, no sientes nada y has conseguido grabar cómo te picó el insecto. Un punto rojo aparece en el centro de tu palma. Está un poco hinchado, eso es todo. Estás a punto de abandonar este lugar, pero oyes que el zumbido alrededor del nido se hace más fuerte. Para conseguir comida, los avispones vuelan lejos de sus nidos. Cuando encuentran una colmena, la marcan con una feromona especial que atrae a otros. Es como un faro que estos insectos les ponen a sus presas. Cuando le diste de comer mermelada de uva al avispón, también te puso ese rastreador. Y ahora, un ejército de avispones se dirige directamente hacia ti.

Te pican varias veces. Decides correr lo más lejos posible. Los avispones te atacan por todos lados. Después de unas 20 picaduras pierdes la cuenta. Luchas contra los avispones con las manos y notas que tus palmas están tan inflamadas que parecen enormes guantes. Tu cuerpo se hincha debido al gran número de picaduras. Te resulta difícil ver lo que ocurre a tu alrededor, ya que tus párpados también se inflaman. Sin embargo, no sientes más que un ligero malestar. El veneno del avispón destruye las células inmunitarias de todo tu cuerpo. Aumentas de tamaño. Tu ropa se desgarra en algunos lugares. El cinturón de la cámara de acción te oprime el pecho. Te resulta difícil moverte porque tus músculos no obedecen. Pronto, empiezas a tener problemas para respirar.

Tus labios y mejillas también están hinchados y no puedes abrir bien la boca. Tu cara parece varios globos pequeños conectados entre sí. Y tus ojos, boca y fosas nasales están ocultos en algún lugar detrás de estos globos. Consigues notar unas cuantas personas que caminan por el bosque. Quieres gritar pidiendo ayuda, pero en su lugar emites un extraño sonido de gorgoteo. La gente te ve y huye con terror. Corres detrás y les pides que se detengan. La gente grita asustada. Tus piernas son tan gruesas que se golpean con fuerza cuando corres. Intentas correr más rápido, tropezando, cayendo.

Pasa un oso. Este temible depredador se fija en ti, pero se queda quieto. No sabes si te tiene miedo o simplemente es consciente de lo que es la picadura de un avispón. Ni siquiera la gruesa piel del oso es capaz de detener sus picaduras. Nadie en el bosque se atreve a acercarse a su nido, prefiriendo mantenerse alejado de él. Tu rugido se extiende por todo el bosque. Los pájaros se alejan volando de los árboles. Con tus enormes manos, intentas buscar en tu bolsillo para tomar el bote de mermelada, pero no puedes. Los dedos son demasiado grandes. Entonces, solo lo rasgas, el frasco cae al suelo y se hace añicos. Los avispones pierden el interés por ti y se abalanzan sobre la golosina.

Sales corriendo del bosque y te encuentras en una carretera. Los carros tocan el claxon y se desvían alrededor de ti. Sin más remedio, sigues el camino a pie y pronto te acercas a un pequeño pueblo. Entonces, un helicóptero aparece en el cielo. Estás rodeado de autos de policía. Cuanto más intentas decirles lo que pasa, peor es el sonido que haces. Apenas si puedes ver u oír lo que los oficiales te dicen. Parece que nadie te va a ayudar. Caes sobre tus rodillas. En ese momento, una chica sale corriendo y grita a todo el mundo que eres un humano, un famoso bloguero. Todo este tiempo estuviste transmitiendo en línea y una de tus fans, esta señorita, estaba cerca. Le das las gracias mentalmente a la chica y te desmayas.

Despiertas en el hospital, aún un poco hinchado. Esta vez, puedes hablar e incluso sonreír. Los médicos dicen que te recuperarás completamente en unos días. Pero los medios de comunicación te recordarán durante muchos años. Así que, aquí estás, sentado en casa, casi un año después de tu aventura, viendo la grabación de un reportaje del noticiero. Ese video te dio mucha fama y dinero. Quieres repetir el éxito. Esta vez, no quieres enfrentarte a más insectos. ¡Vas a buscar un nido de serpientes!

Comentarios

Lecturas relacionadas