Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Una joven compra los caballos que se han convertido en una carga para sus dueños

En el establo-refugio “Nueva oportunidad”, ubicado en Rusia, hay caballos que alguna vez fueron amigos de las personas o trabajaron para ellas, pero dejaron de ser necesarios debido a una enfermedad o vejez. La propietaria del refugio, Anastasia Elizarova, compra y rescata los caballos que se encuentran en un estado lamentable en todo el país, los cura y los enseña a volver a confiar en las personas.

Genial.guru le pidió a Anastasia y a los voluntarios que trabajan con ella que cuenten sobre su trabajo y que compartan algunas historias de animales salvados.

A la chica se le ocurrió la idea de construir el refugio en 2011 cuando una mujer desconocida la llamó pidiendo salvar un caballo. El establo fue construido en el terreno de la casa de campo de Anastasia y su familia en la región de Moscú con la ayuda de familiares y amigos. Inicialmente, tenía 8 boxes para caballos. En aquel momento, Anastasia, que había cumplido 17 años, estudiaba veterinaria para poder brindar asistencia a los animales. Antes de eso, la chica formaba parte del club hípico local ya que era su única oportunidad de cuidar de sus animales favoritos.

“Los primeros caballos vinieron a nuestro refugio de un matadero”, cuenta el personal del refugio. “Los compramos con el dinero recaudado por nuestros voluntarios. Poco a poco, iba aumentando la cantidad de animales y no había suficiente espacio en la casa de campo”. Durante su existencia, el refugio sobrevivió a dos mudanzas, la última de las cuales tuvo lugar en mayo de 2019. Actualmente, más de 50 caballos del refugio tienen suficiente espacio para la vida. El terreno fue alquilado por los voluntarios y actualmente se está acondicionando. Los animales tienen dos campos enormes en la orilla del estanque donde pueden pastar hasta que esta tierra se venda para construir las casas de campo.

El refugio salva a los caballos, pero no los entrega “en buenas manos”. Anastasia lo explica por el hecho de que los animales ya han experimentado un tremendo estrés y han sobrevivido a la traición. Tienen que volver a aprender a confiar en las personas. Después de la adaptación, los caballos ya no tienen miedo, se liberan de la agresión defensiva y no representan ningún peligro para las personas. Mientras tanto, la mudanza y cambio de dueño es un nuevo estrés, especialmente para los animales enfermos y ancianos.

En cambio, el refugio tiene un sistema curatorial. Si una persona elige un caballo y decide convertirse en su curador, recibe todos los derechos y obligaciones de su propietario (con la excepción de trasladarlo a otro lugar). Estas personas pagan el mantenimiento de los animales, piensos y vitaminas, atención veterinaria y medicamentos. A cambio, pueden ir al refugio y pasar un rato con sus protegidos, llevarles golosinas, montar a caballo, participar en competiciones (si el animal no tiene contraindicaciones). Entonces, el caballo se acostumbra a una persona, su voz, experimenta menos estrés, y el curador a su vez conoce sus particularidades, lo que ayuda en la adaptación.

El refugio se mantiene con el dinero recaudado por sus activistas, así como a través de la página web, las redes sociales y los sitios de crowdfunding. El establo ofrece los servicios de mantenimiento de caballos, alquiler de establos, clases de equitación (con caballos sanos y completamente recuperados). El dinero ganado y recaudado se utiliza para pagar el alquiler del terreno, los servicios del veterinario y herrador, para comprar piensos, medicamentos, aserrín y accesorios. Además, los antiguos propietarios de los animales maltratados, enfermos y lisiados se los venden al refugio, y no los regalan.

El cuidado de los caballos es realizado por voluntarios y curadores. El refugio también tiene sus propios veterinarios y un herrador profesional que brindan asistencia a los animales. Los caballos necesitan mucha atención, por lo que el establo es feliz de recibir a los invitados. Cualquiera puede ir e invitar a los habitantes del refugio a comer zanahorias y azúcar, conversar con ellos, incluso si no tiene la posibilidad de ayudar económicamente.

Grusha, la yegua de la raza del Don, actualmente tiene 5 años. Antes de que la yegua ingresara en el refugio, vivía en un criadero de caballos. Tuvo un parto complicado, durante el cual nadie le brindó atención veterinaria. El potro no sobrevivió, y la yegua fue comprada por el refugio un mes después. “Cuando Grusha vino al refugio, estaba en una condición lamentable y había muy pocas posibilidades de que sobreviviera y pudiera caminar normalmente”, aseguran los voluntarios. Pero gracias a los cuidados de sus curadores (tenía 3 durante su tratamiento), la yegua mejoró. Ahora está absolutamente sana y amada por su dueña (uno de los curadores mencionados anteriormente).

“Tenemos varias historias de rescate de caballos Budyonny. Esta raza fue criada en la URSS en 1948 para su uso en el ejército, pero luego se convirtió en un caballo de carreras. Desafortunadamente, ahora se está reduciendo el número de caballos Budyonny, y gracias a las historias de nuestros protegidos, Anastasia está pensando en participar en la popularización y el renacimiento de la raza en peligro de extinción”, comparten sus planes los empleados de “Nueva oportunidad”.

En la primavera de 2018, fue lanzada la voz de alarma por todas las comunidades ecuestres de que los caballos de pelaje dorado (por el cual los caballos del Don y caballos Budyonny se llaman “caballos de oro” y “oro de Rusia”) se sacrifican para vender su carne.

Gracias a los esfuerzos de los jinetes que no eran indiferentes al problema, fueron rescatados casi todos los animales y 2 yeguas que fueron descartadas por no poder tener descendencia ingresaron al refugio de Anastasia. Casi un año después, en la mañana del 1 de enero, una de ellas, la yegua llamada Góndola, parió a un potro de pelaje dorado que fue nombrado Gloria.

La yegua Barka fue comprada en un matadero. Fue ingresada al refugio con una lesión en el ojo y heridas múltiples en su cuerpo. Con el tiempo, se convirtió en un hermoso animal, y ahora es difícil reconocerla. Incluso ha cambiado el color de su pelaje, pero esta es una particularidad de la raza.

El caballo llamado Diciembre de la raza Trotón Orlov tiene 10 años. El ex propietario lo compró específicamente para participar en competiciones y quería que el caballo saltara una barra de 120 cm de altura, pero se negó a trabajar en la escuela deportiva, mordiendo al personal y encabritándose. El hombre decidió deshacerse del caballo y se lo dio al refugio.

“Cuando Diciembre ingresó al refugio, resultó que tenía inflamados los músculos de la espalda. La causa más probable fue la elección incorrecta de la montura, y durante seis meses el caballo fue exonerado de todo tipo de cargas”, recuerdan los voluntarios. Actualmente Diciembre está entrenando obedientemente en el corral y en el campo, sin embargo, hasta ahora exclusivamente con un jinete experimentado.

No solo los caballos viven en el refugio “Nueva oportunidad”. Aquí puedes ver unas cuantas vacas e incluso un camello (desde la infancia, Anastasia soñaba con tener una mascota tan inusual).

Sonya y otro camello fueron comprados por una mujer para su negocio, pero al final, el animal exótico pasó 5 años en un cobertizo estrecho sin la capacidad de moverse con normalidad. Cuando esta historia llegó al público, la gente recurrió a Anastasia en busca de ayuda. La chica les contó a sus padres y conocidos sobre este caso, y como resultado, logró recaudar alrededor de 2 000 USD, que era una gran suma para el refugio, y comprar el animal. “Un transportista conocido ofreció su ayuda para transportar el camello a un precio asequible, pero cuando fuimos a buscar a Sonya, nos enteramos de que tenía miedo a los automóviles. Resultó que anteriormente había sobrevivido a un accidente de tránsito. Como resultado, el transportador de caballos iba temblando todo el camino hasta el refugio por el hecho de que Sonya tenía mucho miedo, y nosotros temblábamos por el miedo de que el vehículo se cayera a pedazos”, comparte sus impresiones el personal del refugio.

Cuando Sonya se acostumbró un poco al refugio, comenzó a salir a pasear con las vacas. Encontró amigas entre ellas, las reconoció como su familia y todavía son inseparables.

Durante los 8 años de existencia del refugio “Nueva oportunidad”, se han salvado más de 100 animales. Los voluntarios intentan tomar fotos de sus protegidos en las condiciones que tienen en el momento de ingresar al refugio para poder comparar un poco más tarde con el resultado de su trabajo. Ven cómo está cambiando el animal convirtiéndose en un caballo regordete con el pelaje brillante y una mirada traviesa, cómo encuentra compañeros en la manada y comienza a vivir una vida sin preocupaciones, sin miedo en los ojos al ver a una persona.

“Un momento especial es cuando no has podido acercarte a un animal asustado durante meses, porque había perdido toda confianza en las personas, y luego ocurre un milagro: de repente el mismo animal viene a ti y te pone la cabeza sobre el hombro”, dicen los voluntarios.

La misión del refugio es garantizar que las personas no abandonen a quienes les dedicaron toda su vida: los caballos de compañía. Desde su nacimiento, no se imaginan la vida sin su dueño, le regalan las victorias en los deportes o le brindan toda la ayuda posible en el hogar. Nuestra sociedad está acostumbrada a que cuando un gato o un perro está enfermo, los llevan a un veterinario y los cuidan, pero los dueños de un caballo que les sirvió durante muchos años están dispuestos a enviarlo al matadero. Si tratamos a los animales con cuidado y amor, trataremos a nuestros prójimos de la misma manera. Los voluntarios creen que con cada nueva historia y con cada vida salvada, hacen del mundo un lugar mejor, y estamos completamente de acuerdo con ellos.

Genial.guru agradece al personal del refugio “Nueva oportunidad” por la entrevista y les desea éxito en su ocupación difícil pero noble.

¿Te impresionó la historia del refugio? ¿Crees que los refugios de animales deberían recibir más apoyo del estado en todos los países del mundo?