Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Viajeros expertos contaron qué trucos les permiten viajar todos los fines de semana, si quieren hacerlo

Viajar no se trata solo de ir de vacaciones a algún lugar. Cada vez son más las personas que van a sitios nuevos durante los fines de semana. Pero independientemente de la duración de un viaje, siempre queremos relajarnos por un precio módico. Por eso, hicimos el intento de encontrar formas de ahorrar dinero al viajar.

Genial.guru averiguó en qué y cómo logran ahorrar dinero los viajeros expertos durante sus traslados.

Si los asientos reclinables y la comida no son importantes para ti en un avión, entonces puedes elegir una aerolínea de bajo costo. Son compañías que brindan la oportunidad de volar a un precio menor, pero sin la mayoría de los servicios tradicionales para los pasajeros.

La viajera Elena compartió 2 trucos de vida que pueden ser útiles a la hora de volar con algunas de estas aerolíneas (siempre recuerda chequear las condiciones de cada compañía aérea con la que vueles, ya que estas pueden variar).

  • Los boletos de avión más baratos son, por regla general, los no reembolsables y los que se compran con mucho tiempo de anticipación. Pero sucede que, llegada la fecha, no puedes volar por algún motivo. En este caso, puedes ahorrar recibiendo un reembolso incluso en el caso de los boletos no reembolsables y, de esta manera, evitar perder varios cientos de dólares. Elena cuenta que las reglas de muchas aerolíneas establecen que un reembolso se considera obligatorio en caso de cancelación o retraso de un vuelo, un cambio en la ruta por parte de la aerolínea, así como un vuelo en un horario distinto del programado. La viajera aconseja utilizar a tu favor el cambio en el horario de vuelo, incluso si es de solo 10 minutos, para que te reembolsen tu boleto no reembolsable.

  • Algunas de las aerolíneas de bajo costo pueden no tener restricciones sobre el peso del equipaje de mano (solo con respecto al tamaño: debes poder colocar una bolsa o mochila en el portaequipaje de la cabina), por lo que puedes llevar incluso mancuernas. Elena usa bolsas empacadas al vacío y pone sus cosas en ellas. Como resultado, queda mucho espacio extra.

  • Lee atentamente las reglas del transporte de equipaje de mano de la aerolínea cuyos servicios planeas utilizar. Algunas permiten llevar sin cargo una computadora portátil, un paraguas o un libro más allá del límite.

  • La ropa de abrigo también está permitida de forma gratuita. Puedes quitártela antes de pesar o medir el equipaje de mano y poner cosas en las mangas de una chamarra o abrigo. De esta manera podrás tener más espacio libre en tu equipaje.

  • Por cierto, muchas aerolíneas también permiten llevar un bolso con un traje o vestido de negocios sin cargo. Pero nadie sabrá qué es exactamente lo que tienes allí, por lo que puedes usarlo para almacenar cosas de uso cotidiano.

  • En el equipaje de mano que tiene restricciones de peso y tamaño también está prohibido transportar grandes volúmenes de líquidos (incluidos tubos con cosméticos y productos de higiene). Pero existen champús sólidos: ocupan poco espacio en la bolsa, tardan en consumirse y evitan la necesidad de pensar en las normas de transporte de productos líquidos.

  • En las grandes tiendas de cosméticos también hay cremas y artículos de higiene en envases blandos y miniatura. Por lo tanto, no hace falta que viertas tus productos favoritos en recipientes de viaje. Puedes comprarlos directamente en un envase adecuado para el traslado. Además, no hará falta llevar el contenedor de regreso a casa, lo que ahorrará espacio en tu maleta o mochila para algunas compras.

  • La cuestión de elegir alojamiento a la hora de viajar es una de las más importantes. Evalúa la posibilidad de quedarte en un hostal: esta es una buena opción no solo para los viajeros experimentados a quienes no les preocupa la comodidad, sino también para los viajes familiares. Puedes buscar cómodas habitaciones de 2 camas en hostales con baño compartido. Estas opciones son más baratas que los hoteles y los departamentos en alquiler. Al mismo tiempo, los hostales suelen ser mucho más cómodos que los apartamentos rentados, y tendrás la oportunidad de cocinar en vez de gastar dinero en una cafetería.

  • Además, si tienes ganas de viajar, pero no tienes mucho dinero para hacerlo, puedes conseguir trabajo en un hostal. Esto te brindará un lugar para dormir y la oportunidad de explorar la ciudad los fines de semana. Este esquema está cobrando impulso en todo el mundo, e incluso hay un servicio web especial para encontrar trabajo en estos establecimientos: HostelJobs. Y si allí no encuentras una opción en el país que quieres visitar, puedes utilizar la idea de inspiración y ofrecer tus servicios directamente.

  • Antes de viajar, consulta el sitio web del resort, hotel o lugar de entretenimiento al que te diriges. A menudo hay descuentos en boletos o servicios al comprarlos en línea o por adelantado. Consulta también las promociones no solo en sitios web, sino también en aplicaciones. A veces, en estas últimas hay descuentos adicionales que no pueden encontrarse en las páginas de Internet.

  • Puedes ahorrar dinero si conoces de antemano los precios que manejan en los cafés que planeas visitar. Instala aplicaciones móviles que te permitan ver el costo promedio o la categoría del establecimiento según el precio. Algunas de las aplicaciones para viajeros también son cómodas porque, al abrir la página de un café determinado, en las fotos subidas a menudo puede verse por adelantado una imagen del menú o seguir el enlace hacia la red social del establecimiento, donde suele haber información sobre los precios.

  • Las aplicaciones también te ayudarán a ahorrar en transporte. Muchas de ellas te dirán qué autobuses, tranvías u otros medios puedes utilizar para salir del aeropuerto o moverte por la ciudad sin gastar dinero en un taxi. También hay portales donde puede verse el horario de aviones, autobuses, metro y trenes. Sin embargo, la viajera Yulia Akimenko dice que estos servicios no siempre muestran todas las opciones. Así que no te limites a una sola aplicación.

  • A menudo, las personas se enfrentan a la cuestión de cómo llegar del aeropuerto a un lugar deseado o viceversa. Y el transporte especialmente diseñado para viajeros no siempre es rentable. Aunque este es cómodo y evita que te quedes varado en atascos, hay más opciones mucho más económicas de las que puedes informarte con anticipación. Por ejemplo, autobuses que pueden llevarte a una estación de metro.

  • Otro problema para los viajeros con un presupuesto limitado es la comida en los aeropuertos, donde los precios en los restaurantes suelen ser exorbitantemente altos. Por ejemplo, a veces hay que pagar 4 USD por una sola taza de café. Pero resulta que en el aeropuerto existen lugares baratos para los empleados, donde los precios son bastante bajos. En tales sitios puedes conseguir una comida abundante por solo unos pocos dólares.

  • No hay que buscar pasajes de avión solo a través de sitios de agregadores. Por ejemplo, cierto viajero estaba buscando boletos económicos y los agregadores no le mostraban opciones baratas, pero encontró una en el sitio web oficial de una aerolínea de bajo costo.

  • Además, no te limites a tu ciudad de salida. Consulta los vuelos existentes desde una localidad cercana a la que pueda llegarse en transporte terrestre.

  • Por cierto, viajar en tren no siempre es más barato que en avión. A veces, un viaje en un tren cómodo, donde pasarás mucho más tiempo, puede costar aproximadamente lo mismo o incluso más que un pasaje de avión.

  • Si finalmente eliges trasladarte en tren, vale la pena revisar la información sobre promociones y descuentos en el sitio web del ferrocarril: muchas veces hay rebajas en los precios y días específicos en los que se ofrecen descuentos como, por ejemplo, el “feliz martes”. Además, al comprar boletos de tren, puedes acumular bonificaciones de la misma manera que se acumulan puntos o millas en las aerolíneas. Por ejemplo, un bloguero consiguió un boleto gratis por sus puntos.

  • En algunos casos, puedes visitar 2 ciudades con un solo boleto de tren. En las reglas de transporte de algunos ferrocarriles hay un apartado sobre una “parada en el camino”. Puedes bajarte en cualquier ciudad, pasear durante 10 días, y luego usar el mismo boleto para tomar otro tren, pagando solo una tarifa adicional, para llegar a la siguiente ciudad de tu ruta.

  • Otra forma de ahorrar dinero es dormir en trenes en lugar de en un hotel. Puedes elegir largos viajes nocturnos entre ciudades. De esta manera dormirás lo suficiente y no tendrás que gastar en alojamiento.

  • Mientras viajas, puedes encontrar muchos lugares interesantes con entrada gratuita. Por ejemplo, puedes realizar un seguimiento de la información sobre cuándo la entrada a los museos de un determinado país es gratuita. Además, no te olvides de aquellos sitios que no son de primera categoría, y donde la entrada puede ser gratis todos los días. También existen otras formas de obtener información sobre el lugar que estás visitando.

  • “Puedo recomendar conversar con los taxistas. Si ves que la persona es habladora, pregunta a dónde puedes ir en esa ciudad y consulta por los edificios que veas por la ventana durante el trayecto. Cuando viajé con mis amigas, muchos taxistas conversaron amablemente con nosotras, y en una de las ciudades hasta tuvimos una miniexcursión: el conductor nos contó muchas cosas interesantes sobre el lugar”. © RuddyPanda / Genial.guru

  • Para viajar de forma económica, hay que pensar ampliamente y buscar diferentes opciones. Por ejemplo, si no te limitas en cuanto al lugar en sí, puedes ir al buscador de pasajes de los sitios del agregador y abrir la sección “Boletos a cualquier lugar”. Así tendrás la posibilidad de encontrar un billete barato a un sitio inesperado. Y no olvides que puede haber muchos lugares interesantes sobre los que ni siquiera has oído hablar.

Reunamos algunos consejos más sobre cómo viajar sin gastos adicionales. ¿Qué métodos conoces tú?

Compartir este artículo