12 Costumbres para ahorrar de la familia real británica que todos podríamos imitar

Que el dinero no sea un problema para la familia real británica no significa que gasten innecesariamente todo el tiempo. Aunque seguro se nos vengan a la mente comidas ostentosas, atuendos caros y otros lujos, la verdad es que ellos son todo lo contrario. La reina Isabel es una persona muy modesta, y sus hábitos lo demuestran.

En Genial.guru, queremos mostrarte aquellas costumbres ahorrativas de la realeza británica que demuestran que ellos también son como el resto de nosotros.

1. Aprovechar las sobras

Algunas familias ricas se dan el lujo de tirar la comida sobrante, pero no la familia real británica. La chef Carolyn Robb, que trabajó para el príncipe Carlos y la princesa Diana, dice que ellos siempre fueron muy ahorrativos y económicos. El príncipe creía que nada debía desperdiciarse, y pedía que las sobras se usaran de una forma u otra.

2. Cocinar ellos mismos

Kate Middleton se encarga de preparar las comidas para su familia. Según la chef Carolyn Robb, la pareja real quiere llevar una vida normal con sus hijos y comen juntos en la mesa de la cocina como en cualquier otro hogar.

3. Usar calefacción económica

La reina Isabel puede ser una de las personas más acaudaladas de Gran Bretaña, pero eso no le impide ser ahorrativa. En vez de usar la calefacción central del palacio, ella prefiere un calentador eléctrico básico de 41 USD para calentar el ambiente.

4. Mantener la belleza discreta

Cuando la reina Isabel quiere una manicura, ella no usa el último esmalte de alta gama. Más bien, prefiere su color de uñas favorito, que cuesta menos de 10 USD, y ha estado usando desde 1989. Según la peluquera de la reina, el único color que usaría Su Majestad. Siguiendo su ejemplo, Kate usó un color de la misma marca para el día de su boda.

5. Reciclar el mismo atuendo

Muchas celebridades usan algún atuendo una sola vez, pero este no es el caso de la familia real. Pudimos ver en varias oportunidades a Kate Middleton llevando el mismo atuendo en más de un compromiso oficial. Además, se sabe que la princesa Ana ha reutilizado sus prendas favoritas en diferentes ocasiones durante 35 años.

6. Reparar antes de reemplazar

Tal vez creamos que la reina Isabel escoja reemplazar alguna posesión dañada. Esta es la opción más rápida. No obstante, la reina prefiere la opción más económica. Por ejemplo, ella manda a lavar y reparar sus guantes en lugar de tirarlos al ver alguna rotura.

7. Optar por el “hazlo tú mismo”

Con el casamiento de Kate Middleton y el príncipe William siendo visto por todo el mundo en 2011, podemos llegar a pensar que ella se aseguró de contratar profesionales para que su maquillaje estuviera perfecto. Sin embargo, Kate optó por hacerlo ella misma. El resultado fue encantador.

8. Dar regalos simples

Podemos imaginar que debajo del árbol navideño en la casa real se encuentran diferentes regalos extravagantes y costosos; pero este no es el caso de la familia británica. Al parecer, la reina Isabel ha inculcado la tradición de intercambiar solo los obsequios más básicos o simples. Por ejemplo, un año ella estuvo encantada de recibir un paraguas transparente y una tetera eléctrica.

9. Reutilizar ropa usada

Por supuesto que el príncipe George y la princesa Charlotte pueden permitirse usar ropa nueva todo el tiempo, pero sus padres tienen otros planes. Se ha visto al príncipe George vistiendo un atuendo que su padre había usado originalmente en 1984. Mientras tanto, la princesa Charlotte usó zapatos que pertenecieron a su tío, el príncipe Harry, hace más de 30 años.

10. Mantener el desayuno simple

Al pensar en un desayuno real, seguro se nos viene a la mente un lujoso banquete. Sin embargo, según dijo el ex chef real, Darren McGrady, la reina Isabel prefiere un tazón de cereal simple que ella misma se sirve. Además, regularme come fruta que guarda en un recipiente de plástico amarillo.

11. Usar un medio de transporte accesible y económico

Siempre y cuando no se trate de compromisos internacionales, la reina insiste en que su medio de transporte sea el tren. Tal vez otros estén felices de viajar en helicópteros privados y limusinas costosas, pero, según una fuente del palacio, para ella usar el tren es un método sensato y rentable.

12. Comprar ropa accesible

Aunque es bien sabido que Meghan Markle y Kate Middleton usan atuendos de alta costura, ellas también saben cómo lucir elegantes con ropa de menor presupuesto. Por ejemplo, en 2019, Meghan usó para un evento un vestido cuyo costo fue de 35 USD. Kate también optó por una opción económica: un vestido de 44 USD, que se agotó rápidamente luego de que ella lo usara.

¿Te imaginabas que la familia real británica cuidaba así sus gastos? ¿Cuál es uno de tus mejores consejos para ahorrar?

Compartir este artículo