Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Secretos cinematográficos que todo director conoce, pero de los que muchos espectadores no tienen idea

Al crear la próxima obra maestra de la cinematografía, los directores van hasta el final y dan su mayor esfuerzo. Pero ellos, al igual que los representantes de otras profesiones, a menudo enfrentan las piedras que aparecen en el camino de su oficio. Para mostrar al mundo una nueva película, no solo tienen que pasar por todos los desafíos imaginables, sino también adaptarse a las condiciones dinámicamente cambiantes de la industria.

Genial.guru quiere compartir contigo el emocionante placer de leer 12 hechos inesperados del mundo del cine, los cuales podrían sorprender incluso a un espectador experimentado.

1. Los villanos no pueden tener dispositivos de la marca Apple

El director estadounidense Rian Johnson, quien recientemente dirigió el thriller Entre navajas y secretos, habló sobre un detalle interesante en su película y en la industria cinematográfica en general, el cual podría ayudar a los espectadores a comprender de inmediato cuál de los héroes del filme es un personaje negativo. Es fácil reconocer a un villano: nunca tendrá un producto de la marca Apple en sus manos. La compañía permite el uso de sus dispositivos con una condición: solo los héroes pueden tenerlos.

Recientemente, Apple tomó el liderazgo en la colocación de productos en películas de Hollywood. Desde 2012, su gestión ha exigido a los estudios cinematográficos que muestren los iPhone y sus otros productos exclusivamente desde un lado positivo.

2. En el pasado, los espectadores se mareaban más que ahora con las películas en 3D

Hoy en día, al producir películas en formato 3D, los creadores intentan deliberadamente evitar el llamado “efecto de salida”. Esto se debe al hecho de que nuestro cerebro no comprende que la imagen estereoscópica que ve es solo una ilusión de la profundidad del espacio. Intenta comportarse como si hubiera objetos físicos reales frente a sus ojos y trata de concentrarse en eso. Pero en este caso, el cerebro solo aumenta sin éxito la tensión en los músculos de los ojos. El resultado son mareos, dolores de cabeza y náuseas.

Por lo tanto, recientemente, los creadores de efectos especiales comenzaron a hacer que los objetos 3D vuelen muy rápido para que el cerebro no tenga tiempo de enfocarse en ellos, o usan solo pequeñas partículas (polvo, cenizas, nieve), las cuales son percibidas como ruido, lo que hace que nuestro cerebro no intente enfocarse en ellas.

3. Los actores usan ropa interior especial de color beis para las escenas íntimas

A menudo, los actores usan ropa interior de color beis a la hora de filmar escenas íntimas. También hay senos y glúteos artificiales, los cuales posteriormente son procesados en una computadora.

Por cierto, cuando nos muestran a una actriz con la espalda desnuda, en realidad no está en toples. En el frente, su pecho está cubierto con unos parches especiales.

4. Los niños que aparecen en una película de terror no tienen idea de qué trata la cinta

En la mayoría de los casos, los niños no saben que están actuando en una película de terror. El rodaje rara vez se realiza en orden cronológico, y es difícil para un pequeño organizar las escenas en una sola imagen. En el sitio en sí no hay nada aterrador: la música y los sonidos se agregan en posproducción, y además, en la vida real, los disfraces, las máscaras, los muñecos y las prótesis se ven más divertidos que atemorizantes.

Cuando se trata de escenas en las que un niño tiene que interactuar con sangre o algo realmente aterrador, todo se presenta como un juego. Danny Lloyd, quien interpretó al niño en la famosa El resplandor, no tenía idea de que estaba actuando en una película de terror. El director Stanley Kubrick decidió no contarle la trama. Danny pensó todo el tiempo que era un drama sobre una familia que vivía en un hotel.

5. El tráiler de una película no es realizado por una compañía cinematográfica, sino por una agencia de publicidad

Para crear un tráiler de 2 minutos para una película, los directores recurren a empresas especializadas. Parecería mucho más fácil y económico que las personas que hicieron la cinta creen un video de 2 minutos, pero en realidad, no todo es tan sencillo.

Por lo general, los cineastas saben que no son buenos en lo que a marketing respecta, y no tienen idea de cómo empaquetar una película para un público objetivo específico. Es por eso por lo que deciden no arriesgarse y recurren a profesionales.

6. El sonido de los huesos rotos en los thrillers es producido por zanahorias y apio

Cuando los editores necesitan un sonido lo más cercano posible al de los huesos aplastados, rompen zanahorias y apio. Así que, la próxima vez que veas una escena de una película que involucre huesos, piensa en los pobres vegetales.

7. Las escenas con espejos son algunas de las más difíciles

En las escenas que involucran espejos, la filmación debe realizarse en cierto ángulo para captar a la persona y a su reflejo, pero ocultando la cámara y la luz al mismo tiempo. Por ejemplo, en la segunda película de Terminator, decidieron usar dobles y muñecos para obtener la mejor toma posible.

En la escena donde el personaje interpretado por Linda Hamilton saca un microchip de la cabeza de Arnold Schwarzenegger, no hay ningún espejo: Schwarzenegger está sentado frente a la cámara, y junto a su cabeza hay una doble de Linda. En ese momento, la propia actriz está trabajando con la cabeza de un muñeco en primer plano. Juego de manos y nada de trampas.

8. A veces, los directores cometen errores en las películas de forma deliberada

Muchos éxitos de taquilla famosos están llenos de errores, y algunos de ellos parecen dolorosamente obvios. Por ejemplo, durante la escena en la bolsa de valores en Batman: El caballero de la noche asciende, el superhéroe ingresa en un túnel a plena luz del día y luego sale por el otro lado en completa oscuridad.

El hecho es que a menudo, los directores son conscientes de los agujeros de la trama, pero los cometen a propósito. En este caso, Batman se ve más épico y dramático con luz oscura que con luz diurna. Para el director Christopher Nolan, eso fue motivo suficiente para cometer tal error. Además, los realizadores saben que la mayoría de los espectadores estarán demasiado sumergidos en la trama como para notar esos detalles.

9. Hay una empresa especial que suministra nieve para las películas de Hollywood

La nieve que se usa en las películas de Hollywood es artificial. En casi todos los casos, es suministrada por una empresa dedicada al tema: Snow Business. La compañía fue fundada en 1983, y cuenta con unos 200 tipos diferentes de nieve en su cartera.

La precipitación real, a su vez, es muy inconveniente durante una filmación, ya que tiende a derretirse bajo las cámaras. Aunque en algunas películas, el rodaje se llevó a cabo en un área realmente nevada. Por ejemplo, el drama Revenant: el renacido fue filmado en una estación de esquí ubicada en Canadá.

10. Si los extras miran a la cámara pueden ser despedidos

Los extras no deben mirar directamente a la cámara. Si lo hacen, incluso corren el riesgo de ser despedidos. Además, si se parecen remotamente a los personajes principales, no pasarán mucho tiempo en pantalla. Tampoco se recomienda que usen ropa blanca o con inscripciones brillantes, para no eclipsar a los personajes principales.

11. En las películas rara vez se usa comida de verdad

A menudo, la comida que aparece en las películas está hecha de materiales no comestibles. Por ejemplo, ¿recuerdas esos platos que podían verse en el gran salón de las cintas de Harry Potter? La comida solo fue real en la primera de estas. Pero se deterioraba constantemente, por lo que había que reemplazarla una y otra vez. Entonces, en las entregas posteriores de la saga, la mayoría de las delicias que podían observarse en el gran salón de Hogwarts estaban hechas de resina y espuma.

12. No es casualidad que las películas con efectos especiales utilicen fondos verdes

Al crear efectos especiales, los directores usan un color verde brillante como fondo porque en el espectro está lo más lejos posible del rojo, naranja y amarillo, es decir, los tonos principales del cuerpo humano. Además, siempre será notablemente diferente a cualquier otro elemento (la ropa del actor, sus ojos, cabello, accesorios, etc.). Este truco reduce significativamente el proceso de edición.

¿Has visto algo increíblemente asombroso en el cine, pero que cueste comprender cómo fue filmado?