Genial
Genial

19 Atuendos de la reina Isabel que demuestran que siempre ha tenido un sentido del estilo maravilloso

La juventud de la futura reina Isabel coincidió con los años de la Segunda Guerra Mundial, por eso dicen que su estilo refleja el espíritu de la nación. Por ejemplo, su vestido de novia estaba hecho de raso comprado con cupones de alimentos, que era algo típico para muchas otras novias de esos años.

A lo largo del tiempo, el vestuario de la reina fue respondiendo a la moda del momento, por un lado, y por el otro reflejaba sus preferencias personales. Genial.guru observó la evolución de sus atuendos y sí, son un encanto para la vista.

La princesa Isabel con su hermana menor, año 1933

Esta foto fue tomada en 1933, aquí la futura reina del Reino Unido tiene 7 años. Medias infantiles, pero guantes y bolso de adulto, toda una pequeña moderna.

La reina María de Teck con su nieta, la princesa Isabel, abril de 1944

Foto tomada en la celebración del cumpleaños número 18 de la princesa. Aquí vemos a la muchacha con un abrigo típico de los años 40, cuando la silueta “A” y el minimalismo militar estaban de moda. La ropa se cosía sin detalles innecesarios para ahorrar tela. En aquel entonces, los amantes de la moda tuvieron que despedirse de las mangas abullonadas, que eran populares en los años 30. El abrigo cruzado que usa la princesa se parece a un uniforme militar, y las solapas redondas también son una innovación de los años 40.

Compromiso de la princesa Isabel con Felipe Mountbatten, julio de 1947

La princesa lució un vestido ligero típico de los primeros años de la posguerra. Joyas: su doble cadena de perlas “habitual”, un reloj o brazalete en la mano izquierda y un anillo en el dedo anular. En el futuro, la reina usará a menudo este conjunto mínimo de joyas. Curioso: uno de los indicadores de estilo de la reina son los zapatos de tacón. Durante mucho tiempo, Isabel usó la misma marca de zapatos que preferían su madre y su abuela: Rayne. En la mayoría de las fotos, los dedos de los pies están cubiertos, pero no aquí.

Algunas palabras sobre el peinado. Considerando las fotos de su infancia, el cabello de la monarca siempre fue un poco rizado por naturaleza. Nunca llevó el cabello largo y suelto, como Meghan Markle o Kate Middleton; en cualquier caso, no se encontraron fotos que indicaran lo contrario. O usa su cabello recogido, o su cabeza está cubierta con un sombrero o un pañuelo cuando está en la calle.

Casamiento de la princesa Isabel y el príncipe Felipe, año 1947

Isabel de Windsor y el príncipe Felipe se casaron en noviembre de 1947. Su unión en los difíciles años de la posguerra se convirtió en un símbolo de esperanza para los países de la Mancomunidad de Naciones. La joven lució un vestido con motivos florales del famoso diseñador británico Norman Hartnell. El vestido estaba bordado con perlas, hilo de plata y cristales. La cola del vestido se extendía a lo largo de casi 4 metros.

La princesa se hizo famosa por usar los cupones de alimentos para pagar la tela de su vestido de novia; esto se debe a que el país todavía estaba experimentando dificultades después de la guerra.

Coronación de Isabel II, año 1953

Este atuendo también fue creado por Norman Hartnell. La reina quiso que el vestido de coronación estuviera hecho de raso, como su vestido de novia, con un énfasis en la elegancia real, pero sin una atención indebida a la forma.

Isabel II con su esposo, año 1957

En la década de 1950, las damas usaban vestidos más femeninos que durante el período de guerra. Se pusieron de moda los vestidos con faldas largas y anchas con un énfasis en la cintura. En esta foto, la reina tiene la cintura acentuada y la falda no solo cubre la rodilla, sino que también llega a la mitad de la pantorrilla. Con este atuendo, visitó la embajada británica en París e incluso plantó cerezas allí.

La reina durante su visita a las islas del Canal

Foto tomada en 1957. La monarca vuelve a lucir una falda ancha, típica de los años 50. Pero Isabel II tampoco se olvidaba de las salidas nocturnas, en las que podía eclipsar incluso a las estrellas de Hollywood.

Isabel II y la actriz estadounidense Jane Mansfield en Royal Film Show de Londres, año 1957

La reina lleva un vestido de noche ajustado. Joyas: diadema, aretes y pulsera. La imagen se complementa con un tapado blanco.

Isabel II en el estreno benéfico de la película 007: Solo se vive dos veces, año 1967

Los actores Dick Van Dyke, Diane Cilento y Sean Connery se encuentran con Isabel II. Aquí se puede ver a la reina, como en algunas otras fotos de los eventos nocturnos de esos años, con los hombros descubiertos. Una tiara, guantes blancos tradicionales, joyas en la muñeca y un bolso componían el atuendo real estándar.

Isabel II sostiene en sus brazos al príncipe Eduardo, de un año, Frogmore, año 1965

La reina lleva un vestido gris a cuadros. Tiene un collar de perlas alrededor del cuello y un broche brillante que combina con el lápiz labial rojo.

La monarca británica habla con los Jefes Supremos durante una excursión por Ghana, año 1961

Gira real por África. Este vestido se centra en la cintura, la falda es exuberante, pero no tan larga como para una visita a París. La cabeza está cubierta con un sombrero de flores que combina con el vestido. Los guantes, el bolso y los zapatos son de color blanco. Los labios están acentuados con un lápiz labial brillante.

Imagen de verano, año 1967

Otra imagen de verano. La reina lleva un vestido de color menta con los guantes de siempre, perlas y un sombrero de flores. El maquillaje pone énfasis en los labios.

Isabel II en el evento benéfico Royal Film Performance, en Londres, año 1975

La reina literalmente brilló con este vestido cuando conoció a Barbra Streisand. Para este evento, Isabel II eligió un inusual vestido de noche de corte libre con lujosos bordados. Otra tiara llamada “kokoshnik ruso” le añadió brillo a la monarca. Perteneció a la esposa de Eduardo VII, la reina Alejandra, cuya hermana, María Feodorovna, fue emperatriz rusa.

La visita de la reina a Barbados, año 1975

A Isabel II la saluda calurosamente una multitud frente al edificio del Parlamento, en Bridgetown. La reina tiene un vestido con un estampado de “pepino indio”, mangas holgadas y falda plisada. En los años 70, los pepinos indios se convirtieron en un símbolo del movimiento hippie, y ese detalle estaba en todas partes, desde la pintura en el Rolls-Royce de John Lennon hasta las corbatas de los hombres y los vestidos de las mujeres. Resulta que incluso a la reina le gustó el patrón.

“La reina siempre supo que necesitaba destacarse entre la multitud, y es por ello que los sombreros juegan un papel importante en su guardarropa. Eso permite que las personas que la buscan con los ojos noten de inmediato dónde está la reina”.

El príncipe Carlos, Lady Diana Spencer e Isabel II en marzo de 1981

Las faldas anchas en los vestidos cotidianos ya no estaban de moda en ese momento. La reina usa un cuello con puntas, y la futura princesa Diana tiene un cuello similar con moño. El caso es que este detalle se llama “cuello marinero”, y fue muy popular en los años 80.

La reina le da la bienvenida a Margaret Thatcher a bordo del yate real Britannia en 1989

En la actualidad, Isabel II lleva vestidos de corte recto y sencillo, y ya no podríamos verla con mangas abultadas como estas. El elegante reloj de la mano izquierda es claramente visible aquí.

Isabel II asiste al Centro de Bienestar de Personas Mayores, 2018

Si estudiamos el guardarropa de la reina, podremos ver que desde los años 90, ella se ha adherido a un estilo: un vestido de falda liso brillante o un abrigo largo combinado con un sombrero bien elegido. Joyas: un collar de perlas y uno de los broches de su gran colección.

La reina se dirige a la boda del príncipe William y Kate Middleton, año 2011

Desde el año 2002, la diseñadora personal y confidente de Su Majestad es Angela Kelly, hija de un simple estibador de Liverpool. Es Angela a quien se le ocurren los estilos que ahora luce Isabel. Una de sus más famosas creaciones es el atuendo con el que la reina asistió a la boda del príncipe William y Kate Middleton. Es un abrigo de lana color amarillo prímula y un vestido en combinación, que se puede ver en la foto de arriba.

¿Crees que a la reina se la puede llamar moderna?

Compartir este artículo