17 Cosas del pasado que consideramos tesoros, pero deberíamos haber tirado desde hace mucho tiempo

Consejos
hace 3 años

Cuando limpiamos la casa, a menudo no tiramos cosas viejas con la esperanza de que nos sean útiles en el futuro. Y así, de una limpieza a otra, la bolsa de las cosas “para cuando adelgace” o “venderé por buen dinero” se traslada de un gabinete a otro y solo abarrota el espacio. ¿Pero realmente tiene sentido guardar todo lo que a primera vista da tanta pena tirar?

Genial.guru también peca de guardar muchas cosas, así que mientras escribíamos este artículo, decidimos ordenar nuestros propios armarios y áticos, y deshacernos de la basura innecesaria.

Medallas conmemorativas y de recuerdo

Muchos de nosotros todavía tenemos en nuestro armario antiguas medallas conmemorativas: por participar en competencias deportivas en un campamento de verano, por ganar competencias creativas en la escuela, etc. Aparte de los recuerdos, estos premios no tienen ningún valor porque generalmente están hechos de plástico o de metal muy fino. Por otro lado, es mejor no tirar las medallas por participar en deportes profesionales y las órdenes de veteranos; no solo son preciosas como un recuerdo, sino que también pueden costar una fortuna.

Vajilla antigua

Por supuesto que no toda vajilla es igual. Es mejor guardar o vender por un buen precio un juego de platos hechos de porcelana china o checa. Pero puedes deshacerte sin culpa del antiguo juego de vidrio o de cerámica que literalmente se solía tener guardado en todas las casas específicamente para las visitas.

Juguetes de producción en masa

Mucha gente dice que el plástico solía ser de mucha mejor calidad. Sin embargo, una investigación de la Universidad de Plymouth ha demostrado que algunos juguetes viejos pueden contener componentes tóxicos dañinos y ser peligrosos para la salud de tus hijos.

Cristal

En todas las casas había juegos de cristal: vasos, copas y ensaladeras. Nadie los usaba en los días comunes, se ponían sobre la mesa exclusivamente para las fiestas. Hoy en día, estos platos ciertamente han dejado de ser motivo de orgullo.

Recortes de periódicos y archivo de revistas

En nuestra juventud, todos recopilamos montones de revistas, recortes con retratos de nuestras celebridades favoritas y de sus entrevistas. En la era actual de las tecnologías digitales, cualquier foto y texto se puede encontrar en Internet con solo dos clics. Ya es hora de decir adiós a las colecciones de papel escondidas en el fondo del armario.

Libros con recomendaciones desactualizadas

No tiene ningún sentido atiborrar tu espacio vital con libros de texto, diccionarios y libros de referencia de la vieja escuela que probablemente nunca abrirás. Es mejor llevar las publicaciones para su procesamiento o donarlas a una biblioteca.

Enaguas y ropa interior antigua

Nuestras madres y abuelas compraban exquisitos y costosos conjuntos de ropa interior y los guardaban sellados en el armario para una “ocasión especial”. Pero tal ocasión, al parecer, nunca llegó. Mientras tanto, es muy probable que la tela se haya deteriorado desde hace mucho tiempo, a pesar de lo sofisticada y hermosa que solía ser. Incluso si la presentación original del producto se ha conservado, difícilmente alguien vaya a usarlo alguna vez.

Vestido de novia

Siempre es difícil para las mujeres despedirse de un vestido de novia porque les recuerda uno de los días más felices de su vida. Pero en la práctica, el atuendo ocupa un espacio enorme en el armario, la tela blanca comienza a amarillear con el tiempo y pierde su atractivo, y ciertamente no volverás a usar este vestido.

Joyas de oro masivas

Los anillos de oro con piedras enormes, gruesas cadenas trenzadas y brazaletes se pasaban de generación en generación y se guardaban en la colección de la abuela “para las épocas difíciles”. Se creía que en una situación imprevista, las joyas se podían vender para garantizar la estabilidad financiera. En realidad, las piezas de oro reutilizado se pagarán diez veces más barato en una casa de empeño que cuando se compraron. Las joyas no deben tirarse ni venderse si realmente te gustan y las usas con placer. Pero guardarlas como un recuerdo o para un día difícil no vale la pena. Después de todo, siempre se pueden regalar a aquellos que aprecien y usen joyas de este tipo o vender para comprar en su lugar algo que realmente te guste.

Frascos

Los frascos de vidrio suelen guardarse y almacenarse durante años. Si todavía hay de esos en el gabinete de tu cocina, no dudes en tirarlos. Si llegas a necesitar algunos en el futuro, se pueden comprar nuevos por centavos en una tienda.

Almohadas de plumas y ropa de cama

Apostamos a que tienes algunas almohadas de plumas y juegos de fundas para ellas guardados en alguna parte. Con los años, es mejor deshacerse de esas cosas, ya que en las plumas pueden aparecer parásitos que dañan tu salud.

Mantel ceremonial

El festivo mantel blanco pasa años acumulando polvo en el armario esperando a que llegue su hora. Cuando, después de mucho tiempo, se extiende sobre la mesa, en la tela hay manchas amarillas, que suelen aparecer en las cosas debido a un almacenamiento demasiado largo. El mantel vuelve a guardarse porque es una pena tirarlo. Si no vas a usar el mantel como trapo, no dudes en enviarlo a la basura.

Figuras de yeso

Un talismán para la suerte o solo una decoración de interiores. Las figurillas de yeso se compraban con mucho cariño tanto para el hogar como para regalar a las personas cercanas. En realidad, las figuras alineadas en fila no tienen ningún valor y no son más que un caldo de cultivo para el polvo que tus manos nunca alcanzan a limpiar.

Pulseras de cobre

En el pasado, era popular usar brazaletes de cobre alrededor de la muñeca, ya que se creía que reducían la inflamación de las articulaciones y bajaban la presión arterial. Por supuesto que lo mejor es no automedicarse, sino buscar ayuda profesional de un médico.

Manualidades infantiles

Las manualidades de piñas y bellotas, herbario y figuritas de plastilina se ven lindas solo en la infancia. A lo largo de los años, todas estas “creaciones de bricolaje” se cubren de polvo, se desintegran y no tienen ningún valor ni siquiera para el propio autor. Es mejor simplemente tomarles una foto como recuerdo, y luego ya se pueden tirar sin ninguna culpa.

Pinturas de metal

Las pinturas en relieve de metal solían considerarse una hermosa decoración de interiores. Para crear una imagen de este tipo, se utilizaba una lámina de latón, aluminio o cobre, en la que se hacía un dibujo con un martillo. En nuestros días, un elemento decorativo de este tipo se ve fuera de lugar y anticuado.

Restos de papel tapiz

La regla de oro de cualquier renovación en la que se use papel tapiz es que debes conservar los restos por si “de repente hay que reemplazar o tapar algo”. Pero seamos honestos: nunca usarás estos trozos. Por lo tanto, siéntete libre de tirar esas sobras arrugadas.

¿Qué más agregarías a esta lista de cosas innecesarias que se almacenan en nuestras casas? ¿Tienes algo parecido guardado desde hace muchos años?

Comentarios

Recibir notificaciones
hace 3 años
No hay comentario, no hay problema.