6 Errores al cepillarse los dientes que impiden tener una sonrisa de Hollywood

Salud
hace 1 mes

En tu cepillo de dientes pueden habitar más de un millón de bacterias, y si bien la mayoría son inofensivas, algunas tienen el potencial de dañar tus dientes. Aunque el cepillado diario es fundamental para preservar la salud dental, ciertos errores involuntarios durante esta práctica pueden resultar más dañinos que beneficiosos.

1. Enjuagarse la boca después de cepillarse

Aunque puedas estar acostumbrado a enjuagarte la boca justo después de cepillarte los dientes, hacerlo puede hacer que el cepillado sea menos efectivo. Debido a que el agua diluye el flúor concentrado en la pasta de dientes, puede impedir que aproveches todos sus beneficios. Si aún sientes la necesidad de enjuagarte la boca por costumbre, utiliza un enjuague bucal con flúor para mantener tu esmalte bien protegido.

2. No cepillas tu lengua

Si has experimentado mal aliento a pesar de un cepillado meticuloso, considera incluir también la limpieza de la lengua en tu rutina. Las papilas gustativas brindan un ambiente ideal para la proliferación bacteriana, y la omisión de esta área puede, con el tiempo, contribuir al mal aliento.

3. Exceso en el uso del hilo dental

Aunque el hilo dental es crucial para una óptima higiene bucal y la salud de las encías, es posible excederse. No es necesario usarlo más de una vez al día, ya que las bacterias nocivas necesitan entre 4 y 12 horas para desarrollarse. Un uso adecuado del hilo dental previene enfermedades de las encías, pero un uso incorrecto puede dañarlas.

4. Continuar usando un cepillo de dientes viejo

Es comprensible sentir apego a tu cepillo de dientes favorito, pero usarlo por demasiado tiempo puede causar caries y dañar las encías. Las partículas de comida que quedan entre las cerdas pueden exponerte a las mismas bacterias. Si guardas tu cepillo de dientes en un baño húmedo, este puede desarrollar moho. Si observas manchas negras en las cerdas, es hora de reemplazarlo.

5. No variar las pastas de dientes


Encontrar una pasta de dientes que funcione bien para ti puede llevar a la tentación de acumularla. Sin embargo, los microorganismos en tu boca pueden adaptarse a una pasta de dientes específica, reduciendo la efectividad del cepillado. Es recomendable cambiar de pasta de dientes cada 2-3 meses, y algunos dentistas sugieren usar diferentes tipos en la mañana y la noche.

6. Cepillarse inmediatamente después de comer

Cepillarse después de comer es beneficioso para combatir las bacterias dañinas, pero hacerlo justo después de una comida puede debilitar el esmalte. Se aconseja esperar entre 30 y 60 minutos después de comer antes de cepillarte para mantener tus dientes sanos y brillantes.

¿Cuál de estos errores te sorprendió más? ¿Has estado cometiendo alguno de ellos?

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas