Texto sobre por qué, a pesar de los adelantos tecnológicos, seguimos dedicando a las tareas domésticas el mismo tiempo que en el siglo pasado

Arte
hace 2 años

Cuando las personas protestan con respecto a las tareas domésticas, siempre hay alguien que dice: “¿De qué te quejas? Antes daban a luz en el campo y hacían la limpieza sin lavadoras ni lavavajillas”. En la actualidad, el problema persiste, y a pesar de que contamos con los beneficios de la civilización, sigue existiendo el cansancio al realizar las tareas del hogar.

En Genial.guru, al igual que todos, nos cansamos de la limpieza constante, por lo que decidimos averiguar cómo es posible que haya más ayudantes domésticos, pero las tareas no se reduzcan.

Según la opinión generalizada, ahora la limpieza es cuestión de apretar unos cuantos botones. Pero no lo es. Por ejemplo, el lavado: primero hay que recoger las prendas sucias por toda la casa, luego hay que ordenarlas, y solo entonces podemos encender la lavadora. Por supuesto, comparado con una tabla de lavar y una palangana, es una bendición.

Pero en la época de nuestras abuelas, la lavada se hacía una vez a la semana, ya que llevaba todo un día. La palangana estaba llena de ropa literalmente sucia: maloliente y manchada.

Ahora, en el cesto de la ropa sucia (y gracias si están en él y no debajo de la cama) suele haber cosas que los miembros de la familia se han puesto durante un par de horas, por lo que ni siquiera han tenido tiempo de ensuciarse. Eso sí, hay que lavar el cajón dispensador del jabón periódicamente, comprobar los bolsillos antes de meter las cosas en la lavadora y comprar ese mismo jabón o, por ejemplo, utilizar un quitamanchas para eliminar una mancha.

Según las estadísticas, una mujer promedio tiene alrededor de 103 prendas de vestir. No hemos podido encontrar cifras exactas, pero nuestros abuelos tenían mucha menos ropa. Pregúntales tú mismo. Un par de trajes para el trabajo y uno para salir.

  • Yo trabajo a tiempo completo. Suelo salir a las 7:15 y volver a las 18:30. Todos los días, después del trabajo, limpio un poco. Un día cambio la ropa de cama, otro día limpio el baño. Los viernes lavo la ropa. Intento hacer un poco de todo, para no tener que limpiar todo el fin de semana. Cuando estoy de vacaciones, hago una limpieza general. Dura hasta el próximo receso. © PurpleThirteen / Reddit

Consideremos la cuestión de la preparación de la comida. A nuestras abuelas nunca se les habría ocurrido tirar un plato que no se había estropeado, sino que simplemente no era del agrado de nadie de la familia. Después de un par de días, la pasta sin comer se transformaba en otro plato. Ahora tiramos productos cuya fecha de caducidad está bien, simplemente porque nos aburrimos del sabor, y nuevamente nos paramos ante la estufa.

Estadísticamente, pasamos la mitad de tiempo cocinando que nuestros padres. Pero eso sigue siendo mucho: la mujer estadounidense en promedio pasa 51 minutos al día cocinando. Son 12,9 días al año. En España dedican en promedio 6,8 horas semanales a cocinar, y en el Reino Unido 5,9 horas.

Además, cocinar no es solo “pedir la comida, cortarla y ponerla en una multiolla”. Hay que tener una lista de compras en la cabeza y recordar dónde comprar todo. La carne o el pescado congelados deben sacarse previamente del congelador. Los platos, al igual que la multiolla, deben ser lavados después de su uso. Incluso el servicio de limpieza tiene que ser contactado, supervisado y pagado.

  • No me da pereza trabajar, actualmente tengo dos empleos y también trabajo a tiempo parcial. Pero no tengo energía ni tiempo para limpiar. No estoy hablando de lavar un par de ollas después de usarlas. Una limpieza completa me lleva unas 4 horas a la semana, y me gustaría dedicar ese tiempo a relajarme. Así que el servicio de limpieza es un regalo del cielo para mí. © JavaShipped / Reddit

“Pasé 8 horas limpiando la cocina. La familia prometió mantenerla limpia. 2 semanas después, tiene este aspecto”.

Las tareas que más tiempo consumen son las más pequeñas, que, sin embargo, no se pueden ignorar. Limpiar el polvo, a primera vista, tampoco parece llevar mucho tiempo: basta con mojar un paño con un limpiador y listo. Sin embargo, mucha gente se olvida del polvo que se acumula sobre y dentro de los armarios.

Además de planchar, debes cuidar tu plancha o vaporizador: eliminar el sarro y cambiar la funda de la tabla de planchar. El lavavajillas tampoco hace todo solo: hay que descargarlo, cargarlo y comprar cápsulas.

La aspiradora robótica es inteligente, por supuesto, pero también requiere un poco de trabajo. Limpiar el depósito de polvo, cambiar los cepillos, limpiar los sensores. Y antes de ponerla en marcha, hay que recoger todo del piso, incluidos los calcetines y los cables.

  • La aspiradora robótica es mi mascota favorita. A diferencia de un gato y un perro, es claramente útil. Pero hace poco ocurrió una situación embarazosa. Tenemos un cachorro, aún no está acostumbrado a salir a la calle y a veces hace sus necesidades donde sea. Un día llegué a mi hogar y la aspiradora robótica estaba esparciendo diligentemente todo lo que el perro había dejado en el piso. Tenía muchas ganas de tirar todo, incluso al can y la casa.

Responde con sinceridad: ¿con qué frecuencia, al cepillarte los dientes con la mano izquierda, limpias el espejo de salpicaduras con la mano derecha? Y luego transfieres el cepillo a tu otra mano y acomodas los frascos en su lugar... O mientras te duchas, ¿limpias los azulejos al mismo tiempo?

Paralelamente es necesario trabajar. En la época victoriana, las mujeres no tenían más remedio que trabajar y mantenerse. Ellas trabajaban en casa, por ejemplo, a destajo, así como en fábricas textiles y de confección, en talleres o como empleadas domésticas de familias adineradas. A principios del siglo XX, en Estados Unidos iban a trabajar sobre todo chicas jóvenes y solteras. El número de mujeres casadas que trabajaban en este país aumentó un 209 % entre 1950 y 2000.

Francamente, el cuidado de los niños siempre ha recaído tradicionalmente sobre los hombros de las mujeres. En lugar de descansar, las madres se sientan después del trabajo para hacer los deberes y las manualidades escolares. Es decir, las tareas de la mamá se ven así: preparar el desayuno, trabajar 8 horas, hacer la cena, lavar la ropa, ordenar las prendas sucias, revisar los deberes. El resto de la familia suele relajarse al final del día.

  • Tengo dos hijas y un marido-niño. Dirijo mi propia empresa, así que aparte de la casa, respondo las llamadas y los correos electrónicos, hago la publicidad y la contabilidad. Apenas limpio el salón y vuelvo en 5 minutos para encontrar papas fritas esparcidas por todo el sofá y el piso. © ChaoticEnygma / Reddit

Según las estadísticas recopiladas por investigadores estadounidenses, las mujeres de 15 años o más dedican 2 horas más que los hombres a la limpieza, la cocina, el cuidado de los niños y otras tareas no remuneradas cada día. Ellas destinan a esto unas 5,7 horas al día, mientras que los hombres dedican 3,6 horas.

  • Estoy cansada de ser la única adulta en nuestra familia. Me paso el día raspando la comida de los platos, sacando la basura, limpiando el piso, el baño y recogiendo la ropa sucia por toda la casa. También hago dormir al bebé, le doy de comer y sirvo la comida a todos. Yo soy la que limpia la casa, así que tengo derecho a dejar mi taza de café donde quiera, porque nadie más que yo la va a lavar. © jesmonster2 / Reddit

Por cierto, la mujer moderna dedica casi el mismo tiempo a las tareas domésticas que su supuesta tatarabuela hace unos 100 años. Las mujeres casadas que trabajaban en 1900 dedicaban unas 27 horas semanales a las tareas del hogar. En 2018, esa cifra prácticamente no cambió.

Así que resulta que en la era del progreso, la informática, las impresoras 3D y los robots, seguimos dedicando la mayor parte de nuestro tiempo a las tareas domésticas. Y a pesar del gran número de ayudantes, no nos cansamos menos, y pasamos casi el mismo tiempo limpiando y en la cocina que nuestras abuelas.

¿Cuánto tiempo dedicas a la limpieza y a la cocina? ¿Involucras a la familia o intentas hacerlo por tu cuenta?

Comentarios

Recibir notificaciones

Dedico más tiempo del que me gustaría a las tareas del hogar

-
-
Responder

El sábado por la mañana toda mi familia y yo nos encargamos de recoger y limpiar la casa

-
-
Responder

Lecturas relacionadas