Cómo doblar ropa de forma compacta

Consejos
hace 5 meses

¿Por qué será que, justo el día que tenemos afán, a la ropa que necesitamos se le da por esconderse? Ya sea que esté perdida en el mar de prendas de nuestro clóset o esperando en el tendedero a que alguien la recoja, la ropa sin doblar puede volverse un caos. Lo bueno es que existen varias formas de hacer que la organización de la ropa sea una tarea más leve. Por eso, aquí te mostramos algunas técnicas de doblado que te ahorrarán tiempo, espacio y mantendrán tus prendas en óptimas condiciones.

1. Separa todo en grupos

Antes de hacerte cargo de la ropa desordenada, es bueno que la separes en grupos. Esta clasificación de prendas la puedes hacer según más te convenga, ya sea por su funcionalidad, colores o tipo de ropa. Por ejemplo, todas las camisetas de manga larga juntas.

También, se puede hacer por ocasión de uso, ya sea casual, formal o de trabajo. Finalmente, si lo que se quiere es organizar ropa para un viaje corto, lo ideal es escoger aquella que tenga telas suaves, de colores neutros y que no pesen mucho.

2. Cómo doblar al tiempo una chamarra, varios suéteres y camisas

1. Imagina que tienes una pasarela lista para mostrar tus prendas. Extiende la chamarra sobre esa superficie horizontal y asegúrate de que se encuentre perfectamente alineada. ¡Listo para el desfile de moda!

2. Ahora es el momento de crear un estilo en capas. Coloca los suéteres y las camisas sobre la chaqueta, asegurándote de que las mangas de las prendas superiores se superpongan ligeramente a las mangas de las inferiores. Es como construir un look de moda en tu armario.

3. ¡Momento de hacer una declaración de estilo con tus mangas! Toma las mangas de la prenda superior y colócalas una encima de la otra. ¡Es como un abrazo de moda entre tus prendas!

4. Dobla el conjunto de prendas por la mitad, de modo que el borde inferior quede sobre las mangas previamente dobladas. Este movimiento le dará a tu pila de prendas una apariencia elegante y compacta.

5. Ahora, repite los pasos 3 y 4 con cada prenda de la pila, una por una. Cada vez que sigas estos pasos, estarás creando una pasarela perfecta con tus prendas. ¡Todo un show de moda en tus manos!

6. Para coronar tu obra maestra, coloca la capucha de la chaqueta encima de la pila de suéteres y camisas dobladas.

7. Pero la moda no para ahí. Coloca las mangas de la chaqueta encima de la capucha, como si estuvieran teniendo una conversación de estilo.

8. Ahora, levanta el borde inferior de la chaqueta hasta la parte superior de la pila. Es como levantar el telón para la revelación final.

9. Luego, da un giro de moda. Voltea la parte inferior de la chamarra, mostrando el revés hacia arriba, y envuelve toda la pila con ella.

10. ¡Y voilà! Has logrado una pila de prendas perfectamente dobladas y listas para impresionar.

3. Cómo doblar una chaqueta sin que ocupe mucho espacio

1. Imagina tu chaqueta sobre un lienzo. Colócala sobre una superficie plana y cruza las mangas con elegancia sobre ella. Es como trazar líneas de moda con un toque artístico.

2. ¡Dale un brochazo de estilo! Voltea la parte inferior de la chaqueta, creando una transformación sorprendente. La moda está llena de movimientos inesperados.

3. Ahora, levanta la parte inferior volteada hasta aproximadamente la mitad de la prenda. Estarás revelando un nuevo matiz de elegancia.

4. Con un toque de magia, dobla la parte superior de la chaqueta y su cuello hacia dentro, cuidadosamente, creando una especie de bolsa con la parte inferior volteada, como si fuera un acogedor nido de moda.

5. Con paciencia y destreza, introduce toda la chaqueta en ese nido especial que le has preparado.

6. ¡Es hora de decidir dónde exhibir tu obra maestra! Coloca la chaqueta doblada en un estante o en tu maleta. Elige el lugar perfecto para que brille con todo su esplendor.

4. Cómo doblar jeans o pantalones para guardarlos en un armario

1. Prepárate para crear un dúo de estilo con tus jeans. Dobla los pantalones por la mitad, dejando una pierna sobre la otra, como si estuvieran listos para un baile sincronizado.

2. Ahora es el momento de comenzar a dar los primeros pasos de baile. Desde la cintura, empieza a doblar los pantalones.

3. Con un par de movimientos elegantes, dóblalos dos veces, comenzando desde la cintura. Luego, desliza una pierna superior hacia un lado, como un paso sorprendente de ballet.

4. No te detengas ahí. Continúa doblando los pantalones con gracia.

5. Llega con el doblez hasta el final de la pierna que habías colocado de forma recta. Es como completar una coreografía que dejará a todos boquiabiertos.

6. Y ahora, un toque final de estilo. Envuelve la pila que has creado con la pierna que antes habías doblado hacia un costado. Mete el borde de esta bota dentro de la pila, creando una combinación armoniosa de moda compacta.

5. Cómo doblar jeans o pantalones cuando sales de viaje

1. Voltea la pretina de los jeans, como si los estuvieras preparando para una aventura emocionante.

2. Coloca los jeans sobre una superficie horizontal y alísalos. Luego, dobla cada pierna por la mitad a lo largo, creando un terreno listo para tus siguientes pasos.

3. Empieza a enrollar los jeans desde la base de las piernas, como si estuvieras enrollando tu mapa de ruta.

4. Sigue así y enróllalos hasta arriba. ¡No te detengas hasta alcanzar la cima!

5. Luego, endereza la pretina doblada y envuélvela alrededor del rodillo que has creado.

6. ¡Listo! Los jeans enrollados de esta manera no se arrugarán en una maleta y ocuparán muy poco espacio en ella.

6. Cómo doblar calcetines para guardarlos en un estante de la casa

1. Extiende los calcetines y colócalos uno encima del otro, en forma de cruz. Aquí empieza el fin de los calcetines sin su par.

2. Dobla un calcetín y desliza la punta debajo del otro calcetín. Esta pareja está cada vez más cerca de ser un equipo inseparable.

3. Luego, haz lo mismo con la parte inferior del otro calcetín, como si estuvieras entrelazando los hilos de una relación amorosa.

4. Envuelve el resto de los calcetines de la misma forma, y ¡ahí lo tienes! Ahora puedes encontrar tus calcetines favoritos sin esfuerzo.

7. Cómo doblar los calcetines al empacar una maleta

1. Necesitas que este par viaje de forma práctica, así que empieza por colocar un calcetín encima del otro.

2. Ahora, dobla el borde superior del calcetín que está en la parte de arriba y empieza a formar un rollo con él. ¡Despliega tu agilidad en cada doblez!

3. Enrolla hasta que llegues al borde superior del calcetín doblado. Envuelve el rodillo resultante con el borde libre del calcetín, como si empacaras un regalo.

4. ¡Prepárate para poner muchos paquetitos de practicidad en tu maleta!

8. Cómo doblar una sudadera con capucha

1. Aquí empieza tu recorrido hacia una prenda fascinantemente compacta. Extiende la sudadera sobre una superficie horizontal y dobla el borde inferior con el revés hacia afuera. ¡Esto apenas empieza!

2. Dobla la parte delantera de la sudadera hacia el centro y la manga hacia arriba. Repite esta acción en el otro lado. Un encuentro emocionante justo en la mitad del camino hacia el orden.

3. Ayúdale a la capucha a seguir los pasos hacia esa misma senda, colocándola sobre las mangas dobladas.

4. ¡Ya casi llegas a la meta! Dobla la sudadera por la mitad y envuélvela cuidadosamente con la parte de la prenda que diste vuelta al principio.

9. Cómo doblar un suéter

1. Extiende cuidadosamente el suéter sobre una superficie plana y dobla el borde inferior de la prenda con el revés hacia afuera. Es el primer acto de una obra llena de magia y elegancia.

2. Ahora es momento de dar vida a los dobleces escénicos. Cruza las mangas por delante, como si estuvieras interpretando un diálogo íntimo entre ambas.

3. Dobla la parte delantera del suéter, llevando una mitad hacia el centro y luego la otra. Crea una escena memorable de dobleces.

4. Luego, dobla la prenda desde el cuello hasta el borde inferior, como si estuvieras cerrando un acto deslumbrante y preparándote para el siguiente.

5. Para el gran final, envuelve el suéter doblado con la parte que volteaste al comienzo.

6. El suéter plegado de forma compacta ocupa muy poco espacio y se puede colocar en un estante o en una maleta. Un desenlace perfecto y envolvente para tu espectáculo teatral.

10. Cómo doblar un conjunto de ropa de una playera, un pantalón, un calzoncillo y unos calcetines

1. Imagina que estás construyendo un mundo en miniatura en una superficie plana. Sienta las bases de tu construcción, colocando la camiseta en una superficie plana. Enderézala y pon encima los pantalones y el calzoncillo doblado por la mitad.

2. Ahora es el momento de edificar. Dobla la camiseta de modo que los pantalones y los calzoncillos queden dentro.

3. Coloca los calcetines encima, uno enfrentando al otro, con los bordes hacia afuera. Pronto verás cómo se convierten en los guardianes de tu ciudad.

4. A continuación, enrolla los artículos doblados, comenzando desde el cuello de la camiseta, y sigue recorriendo esta carretera hasta el final.

5. Para terminar, envuelve el rollo resultante con los bordes de los calcetines.

6. ¡Ahora tienes una metrópolis de la moda dentro de un par de calcetines!

11. Cómo doblar una toalla

1. Coloca la toalla sobre una superficie lisa. Dobla un borde corto hacia abajo y coloca el lado largo de la toalla en la parte superior hacia el centro de la prenda.

2. Ahora viene la parte divertida: repite el mismo paso en el segundo lado largo de la toalla. ¡Parece un juego de espejos!

3. Y ahora a dar vueltas y más vueltas. Enrolla toda toalla.

4. Para cerrar con broche de oro, envuelve el rollo de la toalla con la parte que doblaste previamente.

12. Cómo mantener el orden después de doblar

La clave para que dure todo ordenado en nuestro clóset, una vez se han doblado las prendas de forma compacta, es mantener las cosas a la vista. Para eso, es fundamental que el espacio esté bien iluminado, porque si no puedes ver dónde está lo que necesitas, seguramente acabarás desordenando todo al buscarlo. Una bombilla o lámpara cumplirá con ese objetivo.

También, es indispensable que las prendas estén accesibles, así que cuando las guardes, coloca las que más uses en los lugares frontales o que estén al alcance de la mano.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas