El joven “T. rex” no se parecía en nada a los dinosaurios que ves en las películas

Curiosidades
hace 5 meses

El bebé T. rex era adorable. ¡Bueno, lo dije! Es difícil imaginar esas 2 palabras en la misma oración, pero vamos, ni siquiera el gran y malo T. rex salió grande, aterrador y completamente desarrollado de su huevo. En sus primeros meses en la tierra, bebé T era una linda y esponjosa bola de pelusa del tamaño de un pavo. Era como un pájaro de aspecto extraño que salía de un huevo de gran tamaño.

Sin suficiente comida, entornos peligrosos, asteroides... los pobres bebés T estaban tan indefensos y débiles que solo la mitad de ellos llegaban a su primera fiesta de cumpleaños. Los científicos creen que su pelusa estaba ahí para mantenerlos calientes cuando aún eran pequeños y vulnerables. Además, los ayudaba a camuflarse y a mantenerse a salvo. Aún no tenían grandes dientes afilados, por lo que en su mayoría masticaban reptilesinsectos más pequeños.

Bebé T crecía bastante rápido, hasta 3 kg por día. Oye, he hecho eso. No, no realmente, solo me sentí así. ¿El hecho más extraño sobre ellos? Cuando eran pequeños, sus brazos parecían totalmente normales en comparación con sus cuerpos. Pero cuando crecían por completo...

Sus padres eran superfamosos; sus caras estaban en camisetas, um, películas, y el mejor disfraz de Halloween de todos los tiempos, en mi humilde opinión. Pero el T. rex que conocemos y amamos... realmente no existía. En primer lugar, la velocidad; en realidad, no eran tan rápidos. Según las películas, nunca podrías alejarte de ellos, incluso si el camino está despejado y tienes un auto bastante decente.

Las predicciones anteriores eran que los T. rex podrían correr entre 16 y 48 km por hora, que es... bueno... pero una investigación reciente muestra que solo podrían alcanzar alrededor de 19 km por hora; cualquier cosa más que eso habría destrozado sus enormes huesos. Así que relájate, después de un par de meses de entrenamiento, ¡incluso el teleadicto más dedicado podría escapar de los afilados dientes de este chico!

Y ¿qué pasa con nuestro buen amigo, el estegosaurio? Vivió hace unos 150 millones de años, por lo que ni siquiera tuvo la oportunidad de conocer a esos adorables bebés T. rex. Aparecieron mucho más tarde. Todos reconocemos a este dinosaurio, es el que tiene esas ridículas placas verticales en la espalda; a veces medían hasta un metro de altura. ¡Podrías esconderte detrás de una!

Los científicos todavía no saben realmente por qué las tenían, pero creen que el estegosaurio podría haber regulado el flujo sanguíneo a través de ellas, como un termostato óseo gigante. ¡También creen que estos dinosaurios podrían usar el mismo sistema para controlar el color de su piel, dependiendo de si querían verse bien o dar miedo! Suena impresionante, ¿verdad? Bueno, al menos hay algo en ellos, porque este pobrecito tenía un cerebro que pesaba un poquito más que una pelota de tenis, y era del tamaño de una nuez. ¡Eso es el cerebro de un perro en el cuerpo de un hipopótamo!

El Troodon fue uno de los dinosaurios más inteligentes. Un gran chico versátil, excelente cazador, visión estereoscópica, 2 m de largo y un cerebro simplemente tremendo. Los restos de Troodon fueron uno de los primeros descubrimientos de dinosaurios en América del Norte.

Uno de los miembros más extraños de los “dinosaurios” era definitivamente el Su... llamémoslo simplemente Sue. Si la conocieras, te sentirías como si estuvieras viendo una gran rata pavo con un cuerpo superpeludo; podría ser la abuela perdida del perezoso terrestre moderno.

Su amigo Pegomastax definitivamente no se quedaba atrás cuando trataba de acumular puntos de rareza: parecía algo entre un puercoespín y un loro. Pero no le digas eso en la cara, tenía un par de dientes puntiagudos que se podían afilar uno contra el otro.

El dinosaurio más grande y uno de los más pesados ​​conocidos fue el Argentinosaurus. Nadie encontró nunca un esqueleto completo, pero esta bestia debió pesar unas 100 toneladas y medía unos 40 m de largo. Compáralo con el animal más grande que tenemos ahora: la ballena azul. ¡Solo mide 30 metros de largo!

Cuando alguien dice “dinosaurio”, probablemente se imagina una bestia “grande como un edificio” que podría usar un árbol como palillo de dientes. Algunos de ellos eran gigantes, cierto, como esos dinosaurios de cola y cuello largos. ¡Esas cosas eran tan largas como un avión! Pero muchos otros eran pequeños y livianos, algunos del tamaño de palomas. El esqueleto de dinosaurio más pequeño jamás encontrado fue un diminuto “lagarto ratón”.

Algunos dinosaurios tenían colas de más de 14 m de largo. De esa manera les era más fácil mantener el equilibrio cuando corrían. Pero no arrastraban la cola por el suelo; los dinosaurios se mantenían bastante activos y eran muy rápidos, por lo que mantenían la cola en el aire la mayor parte del tiempo. A pesar de que ese asteroide travieso eliminó a la mayoría de ellos, una gran cantidad de ADN de “Dino” se quedó y se transformó en los animales que conocemos hoy, como los pájaros.

La primera vez que alguien pensó en unir los dos fue después de que descubrieron un pájaro primitivo en Alemania. Sehr gut! Posteriormente, los investigadores clasificaron 2 grupos de dinosaurios, según el tipo de caderas que tuvieran. El primer grupo parece bastante familiar, tenían caderas como de lagarto. El segundo grupo tenía caderas de pájaro. Y un tercer grupo se parecía a Shakira, de allí es de donde viene su canción “¡las caderas no mienten!”. Mmm, bueno, en realidad no. Además, muchos carnívoros de la vieja escuela tenían huesos llenos de aire, que es algo que también tienen los pájaros.

Las aves pueden ser los descendientes vivos de los dinosaurios, ¡pero algunos animales en realidad presenciaron la era de estas criaturas enormes! Si tan solo pudieran hablar... Serpientes, abejas, tiburones, cangrejos, langostas (mmm), cocodrilos, cucarachas... Incluso tortugas marinas verdes. Todos vieron dinosaurios vivos, ¡estoy tan celoso!

Los dinosaurios carnívoros caminaban principalmente en 2 patas. De esa manera podrían ser más rápidos y tener las manos libres para agarrar un pequeño bocadillosaurio. Los herbívoros caminaban sobre 4 patas para poder cargar sus pesados ​​cuerpos. Algunos de los herbívoros más grandes necesitaban alrededor de una tonelada de comida al día, literalmente. Imagínate animales tan grandes que tuvieran que comer una pila de verduras del tamaño de una casa a diario. ¡Aun así, un arbusto enorme al día mantiene alejado al médico! ¿Es ahí donde empezó todo esto?

¡Hay alrededor de 700 especies conocidas de dinosaurios extintos! Parece mucho, pero probablemente no los hayamos descubierto todos. Hace 5 años, descubrieron un nuevo tipo de dinosaurio. Tenía estos cuernos rechonchos justo encima de sus ojos, que se parecían tanto al personaje del cómic que lo llamaron “Hellboy”.

En los años 90, los científicos descubrieron un cráter en la península de Yucatán, en México... ustedes conocen la historia. Hace unos 66 millones de años, un meteoro del tamaño del monte Everest golpeó nuestro planeta y llenó la atmósfera de polvo, gas y escombros que causaron una grave catástrofe climática. Desencadenó una ola de calor y una onda expansiva que subió a la atmósfera, bloqueando parcialmente el sol. Juego terminado. Gracias por jugar, dinosaurios.

La era de los humanos nunca se cruzó con la de los dinosaurios: estos desaparecieron hace más de 60 millones de años, ¡pero existieron en la tierra por 160 millones de años! Los humanos de aspecto moderno solo han existido durante unos 250 000 años, ¡solo 59 millones de años de diferencia!

No todos los dinosaurios estaban de vacaciones en México cuando golpeó el asteroide, sino que vivían en todo el mundo. Algunos vivían en desiertos, mientras que otros residían en áreas cercanas a ríos antiguos rodeados de espesos bosques y rica vegetación. No eran demasiado exigentes, por lo que vivían en cualquier lugar, incluso en la Antártida. Pero no estaba cubierta de nieve en ese entonces, ¡ambos polos tenían bosques creciendo en ellos!

La mayoría de la gente imagina que todos los dinosaurios eran de color verde grisáceo, debido a las películas. Además, solemos pensar en ellos como lagartos gigantes. Los científicos aún no saben mucho sobre los tonos de piel de los dinosaurios, pero los investigadores encontraron recientemente algunas pruebas de que portaban todo el arcoíris, ¡un pequeño tenía anillos blancos y naranjas en la cola!

“Dinosaurio” en griego significa “lagarto terrible”. Los científicos solían pensar que los dinosaurios eran en su mayoría de sangre fría como serpientes, lagartos u otros reptiles. Resulta que quizá estaban equivocados. Algunas pruebas apuntaban a que eran de sangre caliente, como los mamíferos.

En algún momento de 2014, los científicos declararon que la mayoría de los dinosaurios eran mesotermos, un poco de esto, poco de aquello. Y resulta que muchos de ellos tenían plumas, como el pequeño bebé T. Les ayudaba a regular su temperatura corporal. Otra cosa que vimos en las películas y pensamos que era real es cómo suenan los dinosaurios. Los productores suelen mezclar un montón de ruidos de animales para conseguir ese auténtico rugido de dinosaurio T. rex que suele ser una mezcla de cocodrilo, tigre y el chillido de un elefante bebé. ¿Y ese temido aliento? Era solo el sonido del aire atravesando el orificio de una ballena.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas