Le prohibí a mi mamá cuidar sola de mi hijo y ahora no me habla

Historias
Hace 4 semanas

Una joven pareja se enfrenta a un dilema familiar que desafía las normas y las expectativas. Con la llegada de su primer hijo, su vida se transforma en un torbellino de emociones y responsabilidades. Sin embargo, lo que comenzó como un intento de asegurar su futuro económico pronto se convierte en un conflicto generacional cargado de tensiones. En medio de esta compleja situación, se despliega un drama familiar que cuestiona los límites del cuidado y la autonomía.

«I (F23) y mi esposo (M24) dimos la bienvenida a nuestro bebé (M) en septiembre del año pasado. Nos mudamos del pueblo natal de él al mío (en enero) con la esperanza de ahorrar para comprar una casa. Nos mudamos con mi mamá (50); algo a lo que ella accedió muy entusiasmada.

Durante nuestros pocos meses juntos, ella ha estado un poco extraña. Constantemente está revisando si tiene dientes, presionando para que dejemos de alimentarlo con leche, intenta darle comida realmente complicada (como camotes en almíbar). Su defensa es: ’yo lo hice contigo y sobreviviste’.»

«Más recientemente, ella lo estaba sosteniendo y juguetonamente le preguntó si quería agua, a lo que yo respondí: ’No le des agua, mamá’. Ella procede a dársela y dice: ’Ves, está bien. No está muerto’.

Inmediatamente, tomé a mi hijo de sus brazos e informé que ya no la dejaré cuidar al bebé sola, ya que constantemente cruza mis límites y hace todo lo que le pido que no haga.»

«Ahora no me habla y me dijo que la hice sentir como una mala madre y abuela. ¿Soy la mala en esta situación? ¿Hay algo que debería hacer para que ella me hable?»

Establecer límites puede ser complejo en cualquier momento y con cualquier persona, por lo que hacerlo y ser claros con nuestros progenitores puede ser un gran, gran reto. Es por eso que, en Genial.guru, hemos querido dar algunas recomendaciones a esta joven en apuros:

  • Establece límites claros: Comunica tus necesidades y expectativas de manera directa y firme con tu madre. Es importante que ella entienda tus límites y los respete para mantener una relación saludable y armoniosa.
  • Busca el diálogo: Intenta abrir un espacio de conversación calmada y respetuosa con tu madre. Explícale tus preocupaciones y emociones de manera honesta y sin culpas. La comunicación abierta puede ayudar a resolver malentendidos y encontrar soluciones juntos.
  • Prioriza la seguridad de tu hijo: Como madre, tu principal preocupación debe ser el bienestar y la seguridad de tu hijo. Si sientes que las acciones de tu madre representan un riesgo para la salud o el bienestar de tu hijo, es importante tomar medidas para protegerlo, incluso si eso significa limitar el contacto con tu madre temporalmente.
Imagen de portada SatisfactionOk7409 / Reddit

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas