Mi esposa no quiere ser madre e intentó deshacerse de nuestras hijas

Historias
hace 11 meses

Ser padres es una gran responsabilidad. Hay personas que, aunque a veces se sienta agotadas, aun si pudiesen volver el tiempo atrás, no cambiarían nada, porque la sonrisa de sus hijos lo compensa todo. Pero también existen casos de personas que no disfrutan de la responsabilidad de ser padres y esto puede llevarlos a una gran crisis. Como la esposa de este usuario, que se dio cuenta muy tarde de que ser madre no era lo suyo, y para “remediarlo” tomó una decisión muy egoísta.

Creemos que esta historia, por muy descabellada que sea la “solución” de la madre, puede dejarnos algunas enseñanzas

  • Las madres también tienen derecho a cansarse. Si bien muchas estarían dispuestas a dar su vida por sus bebés, no siempre esta responsabilidad se hace con una sonrisa de oreja a oreja. Actualmente, son muchas las madres que admiten que romantizar la maternidad es un peligro, y que las mujeres deben ser preparadas mentalmente para todas las obligaciones y cambios emocionales que conlleva ser madre, así pueden llegar a ese momento con conciencia.
  • No existen las madres perfectas. Los psicólogos sugieren que es mejor dejar de imaginar a una madre “feliz y siempre bien predispuesta”. El hecho de aceptar que es imposible estar en ese ideal ayudará no solo a la autoestima, sino también a una mejor relación entre madre e hijos.
  • Debemos aprender a expresar nuestros sentimientos. No tiene nada de malo admitir en voz alta “estoy cansado”, “me siento estresado”. Porque las emociones negativas no se desvanecen por arte de magia, y es más seguro que si nos mantenemos callados, nos desborden, hasta que exploten de mala manera. Reprimir lo que sentimos puede llevar a que nuestro malestar se intensifique y genere que tomemos decisiones muy poco acertadas.
  • Reprimir los sentimientos agota físicamente. El malestar no es solo mental, también puede traer un gran desgaste físico, haciendo que nos sintamos exhaustos, aunque no hayamos realizado ni la mitad de actividades en el día. Eso podría explicar la razón por la que la madre se sentía sobrecargada con la crianza de sus hijas, aun con el tiempo libre que tenía a disposición.
  • Los hijos son una responsabilidad (y no se aceptan devoluciones. Es posible tomarse unas largas vacaciones cuando necesitemos estar solos, o empezar terapia ante una crisis, pero seguramente cualquier opción es más sana y lógica que poner en adopción a los hijos propios cuando estamos atravesando una etapa estresante.
  • La comunicación entre los padres debe ser constante. Sin duda no es lo mejor tomar decisiones sobre la crianza de los hijos que se opongan a las creencias del cónyuge, sin discutirlo y llegar a un acuerdo previo. Claramente, en esta historia la decisión de poner en adopción a las propias hijas, se agravó aún más porque, antes de expresar sus inquietudes a su esposo, la mujer simplemente comenzó a llevar a cabo su plan hablando con agencias. Lo cual es triste y egoísta de su parte.
Imagen de portada dumbstruckhusband / Reddit

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas