Sabemos por qué los asientos de avión son tan incómodos

Curiosidades
hace 6 meses

¿Alguna vez has visto a uno de los auxiliares de vuelo esconder las manos detrás de la espalda cuando entras a un avión? ¿Acaso están cruzando los dedos para pedir un despegue seguro? No. En ese momento, están contando los pasajeros a medida que ingresan. Tienen un contador especial para esto. Existen muchas historias sobre lo mala que es la comida de los aviones. En realidad no es tan mala. Lo que está descompuesto es tu sentido del gusto. El aire seco absorbe la saliva de tu boca y anula tu olfato, que es responsable del 80 % del sabor que sientes. Por eso, las aerolíneas agregan más especias a la comida.

Los cinturones de seguridad se encuentran a la altura del estómago debido a las turbulencias. Cuando esto sucede, el avión parece saltar hacia arriba y abajo. Tu cinturón te sostiene para que no te choques contra el techo. Los cinturones de seguridad para los hombros que ves en los autos te protegen contra colisiones horizontales. Por cierto, los auxiliares de vuelo también tienen cinturones para los hombros, ya que siempre se sientan en dirección a los pasajeros para mantener el orden. Mientras la tripulación mira hacia adelante, los tripulantes de cabina se sientan al revés. Si el avión acelera abruptamente, los pasajeros se frenan con sus propios asientos, y los auxiliares de vuelo son sostenidos por los cinturones del hombro y la cintura.

Por más que un rayo caiga sobre un avión, los pasajeros no lo sentirán. Los aviones están cubiertos con una capa de aluminio que conduce la electricidad sin ingresar al avión. ¡Qué bueno! Y los dispositivos y los tanques de combustibles están equipados con protección adicional. Antes de que un avión salga de la fábrica, toda esta protección se pone a prueba simulando un rayo. Muchos pasajeros tienen dolores de cabeza durante los vuelos, sobre todo después de despegar. Esto ocurre porque estás ascendiendo a una altitud superior a la del monte Everest en unos 10 minutos. El aire allí arriba es muy fino y tu cerebro recibe menos oxígeno. Por cierto, masticar chicle o dulces puede ayudar.

La razón principal por la que los asientos de un avión son tan incómodos son las ganancias. Las aerolíneas quieren ganar más dinero, así que intentan hacer entrar todos los pasajeros que puedan en un mismo avión. Debido a esto, hay muy poco espacio entre los asientos. Dos filas adicionales en la cabina pueden agregar 12 pasajeros nuevos. Además, las empresas hacen los asientos más ligeros para gastar menos combustible. Los asientos se vuelven más pequeños y menos cómodos. Puedes tener frío dentro de un avión, pero, cuando se encuentra a grandes alturas, las condiciones se parecen a las del desierto del Sahara. Todo se debe a los bajos niveles de humedad. Por cada hora de vuelo, tu cuerpo pierde muchos fluidos. Mantente hidratado, pero solo con agua embotellada.

Muchas empresas no ofrecen películas porque podrían conmover o entristecer a los pasajeros. Por más que una película no tenga una historia dramática con personajes increíbles, podría resultar desgarradora para un pasajero. Lo que sucede es que nuestro cuerpo siente estrés y, debido a los bajos niveles de oxígeno, tomamos todo más a pecho. Además, nos encontramos en un asiento a una gran altura del suelo y muy lejos de casa. Nuestro cerebro se da cuenta de que no tenemos el control de la situación. Esta sensación de vulnerabilidad puede sacudir las emociones de una persona, así que las aerolíneas solo ofrecen películas positivas y comedias.

¡Algunos pasajeros sienten que no pueden pensar bien durante un vuelo! Esto ocurre debido a la falta de oxígeno. Tu mente no está en la mejor forma. Bien, será mejor que no hagas ninguna tarea importante ni tomes grandes decisiones. Tus córneas son la única parte de tu cuerpo que no recibe suministros de sangre. La única manera en que obtiene oxígeno es desde el aire. Por eso, una peor vista y ojos secos son problemas frecuentes en los aviones. ¡La mejor solución es llevar gotas para los ojos junto a tus chicles!

Esa vista empeorada es la principal razón por la que la tripulación baja las luces y te pide que abras las ventanillas durante los despegues y aterrizajes nocturnos. Tus ojos necesitan ajustarse a la poca luz en caso de emergencia. ¡La segunda razón es que la tripulación necesita poder ver por la ventanilla! Una teoría afirma que el pelo crece más rápido durante los vuelos. Algunas personas han notado que les aparecen pelos en la cara después de un vuelo, por más que se hayan afeitado antes de abordar. En cualquier caso, esta teoría no está confirmada. ¡Se dice que la presión de la cabina, la temperatura más baja o incluso el aumento de los niveles de estrés pueden acelerar el crecimiento capilar!

Si te estresas y te poner nervioso en cuanto pisas un avión, la mejor solución es entrenar un poco. Ve al gimnasio o haz una serie de sentadillas antes de abordar para evitar el estrés. Además, un buen entrenamiento compensará las horas que pasarás sentado e inmóvil. ¡Las aerolíneas pierden y envían millones de maletas a destinos equivocados cada año! Cerca de la mitad de este equipaje se pierde por problemas durante los traslados. Puede que no envíen tu equipaje simplemente por falta de tiempo. Un avión puede despegar antes de que los empleados despachen una maleta. Cuando esto sucede, es posible que la incluyan en otro vuelo. Y, una vez que termine en el lugar equivocado, otro pasajero podría tomarla por accidente.

Si quieres hallar tu equipaje perdido en poco tiempo, tómale una foto previamente y muéstrasela a los empleados. También puedes comprar un rastreador GPS especial y guardarlo en tu maleta. Funciona durante 6 días, y podrás usar tu teléfono para localizarlo sin importar dónde esté. El personal del aeropuerto lleva el equipaje no reclamado a un centro espacial. Si el dueño no aparece en 3 meses, las cosas que encuentren dentro de las maletas se venderán en tiendas especializadas. Allí puedes encontrar ropa, joyas y dispositivos electrónicos. Y por supuesto, todo viene con un gran descuento.

El rugido que escuchas después de abordar no es mi estómago, es el equipaje que ingresa al avión. El compartimento se encuentra debajo de la cabina del avión, así que los ruidos son muy fuertes. Los neumáticos de un avión pueden soportar presiones 4 o 5 veces más altas que las que un avión ejerce al aterrizar. La rueda de metal es más propensa a romperse que el neumático. Los pilotos siempre comen cosas diferentes. Esto es necesario para reducir el riesgo de intoxicación. El vuelo puede llegar a destino si uno de los pilotos no se siente bien por un burrito en mal estado. Si los dos pilotos comieron los mismos burritos, podría haber problemas.

Las máscaras de oxígeno caen cuando la presión del aire cambia. A cierta altitud, puede haber menos aire en la cabina. Para evitar que los pasajeros sientan esto, deben ponerse las máscaras. Cuando los pilotos descienden a una altitud segura, puedes volver a respirar sin ella. Por cierto, las máscaras solo tienen oxígeno para 15 minutos. Esto es suficiente para que el piloto descienda a una altitud segura que permita respirar.

Las alas de la mayoría de los aviones de pasajeros se encuentran en la parte inferior. Están construidas de esta manera debido a los motores: se los instala en alas bajas para que estén más cerca del suelo y sean más fáciles de reparar. Otra razón es que las alas deben recibir la mayor parte del impacto durante un aterrizaje forzoso. Y, si el avión cayera al agua, las alas se convertirán en un salvavidas gigante. Los tanques de combustible instalados en las alas quedan vacíos después del vuelo, lo que también los ayuda a flotar.

Las alas de los aviones de carga se encuentran más arriba para que sea fácil cargas cosas, ya que la bodega se encuentra muy cerca del suelo. Esto también ayuda a evitar que los escombros entren a las turbinas en los casos en que el avión no está limpio. Además, esta posición ofrece menos resistencia aerodinámica durante el vuelo. Los pequeños triángulos en las paredes del avión son símbolos especiales para los auxiliares de vuelo. Marcan las ventanillas especiales: puedes ver indicadores que parpadean a través de ellas. Señalan que el tren de aterrizaje está retraído y las aletas están cerradas. Pero, para los pasajeros normales, este es el lugar con la mejor vista de las alas. La turbulencia es algo normal durante un vuelo, pero suele ser tan insignificante que la mayoría de los pasajeros ni siquiera la sienten. La turbulencia intensa es más inusual.

Por cierto, no es más que el producto del aire caliente y frío que afectan al avión. Para que entiendas mejor, imagina a varias personas volando en un gran globo aerostático. ¿Recuerdas el quemador instalado debajo del globo? Calienta el aire, y a su vez el aire caliente eleva el globo. En otras palabras, la turbulencia es un producto natural del aire caliente. El mismo fenómeno ocurre en un avión. La turbulencia también puede aparecer si un avión se mete debajo de la corriente de aire caliente de otro avión.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas