Si ves una bolsa de colores en tu auto, esto es lo que significa

Curiosidades
hace 5 meses

Apuesto a que no sabías que las aves pueden ser la causa de los misteriosos arañazos que a veces encuentras en tus espejos laterales. Será mejor que los cubras siempre que estaciones para mantenerlas alejadas. Pero ¿por qué lo hacen? Es decir, ¿por qué a las palomas no les gusta tu auto? Porque ven el espejo y se confunden. No saben que es su reflejo, creen que es un intruso al que deben espantar. Por eso a veces pueden rayar o ensuciar los espejos. Cubrirlos también te ayudará a bloquear cualquier reflejo cuando intentes dormir en el auto. Puedes usar bolsas de plástico de colores, calcetines negros o un trozo de cartón.

Por más que te guste patinar durante el invierno, el hielo no es amigo de tu auto. Coloca unas cuantas bolsas sellables sobre los espejos si no tienes una zona cubierta donde puedas estacionar con seguridad durante los meses más fríos. Eso evitará que el hielo y la nieve queden atrapados en tu auto, por lo que no tendrás que pasar tanto tiempo limpiando la escarcha cada mañana. Las bolsas sellables también son útiles en la temporada más calurosa. Son una opción muy práctica para proteger los espejos retrovisores de tu auto de la suciedad y el polvo. Lo mismo ocurre con el techo solar, si es que tu auto tiene uno. La gente que trabaja en el servicio técnico de automóviles suele decir que debes abrir el cristal o el panel metálico para asegurarte de que los orificios de drenaje no estén bloqueados por la suciedad.

Para asegurarte de que los desagües funcionen, vierte un poco de agua sobre ellos. Necesitarás la ayuda de un amigo para comprobar si el agua sale bien. Si no se drena correctamente, lo más probable es que termine en el interior del auto; en ese caso, será mejor que lo revise un profesional. En la estación más fría, todos los conductores tenemos problemas de visibilidad. Por esa razón, considera usar escobillas de limpiaparabrisas más grandes y aptas para el invierno. Deberían funcionar mejor que las normales durante las noches de niebla y nieve, ya que aumentan la superficie “limpia” de tu parabrisas. También tendrás que conseguir el líquido limpiaparabrisas adecuado: un líquido hecho para el clima frío no se congelará cuando la temperatura baje. El interior de tu auto también necesita un poco más de cariño y cuidado durante el invierno, por lo que un juego de tapetes para todo tipo de clima puede resultar práctico. La mayoría están hechos de un material de mejor calidad que los normales.

Son mejores para atrapar el agua, la arena, la sal de la carretera e incluso el lodo. Además, conservan la forma aunque haya temperaturas por debajo de cero grados, por lo que no se encogen ni se doblan. ¿Por qué necesitas mover tu auto, incluso si no tienes que ir a ninguna parte? Porque te ayudará a mantener la batería cargada. Como si fuera poco, calentará el aceite de tu auto. Si el aceite está caliente, evapora la humedad que puede dañar el motor. Además, ayuda a que el aceite se desplace a todas las partes internas del motor, lo que te permite alargar su vida útil todo lo posible. El mal clima y la suciedad no son las únicas cosas que pueden dañar tu auto. ¡Algunas amenazas pueden hacerlo desaparecer por completo!

No estoy hablando de un show de magia, sino de las estrategias de los delincuentes para robar autos. Si encuentras una prenda sobre tu parabrisas o envuelta entre las escobillas del limpiaparabrisas, no la quites. Te explico por qué: en algunos casos, está ahí para distraerte mientras se llevan tu auto. La mejor opción es alejarte lo más rápido posible hasta llegar a un lugar seguro, bien iluminado y con mucha gente para retirar con tranquilidad cualquier cosa que haya en tu auto. Algunas personas incluso han encontrado dinero debajo del limpiaparabrisas. Los que lo dejaron ahí probablemente tenían la misma intención. Para mantenerte a salvo de cualquier situación lamentable, considera instalar un sistema de rastreo. Es posible que debas ponerte en contacto con un profesional para hacerlo. Si tu auto llega a perderse, este sistema usará tecnología inalámbrica y de GPS para emitir una señal que te permitirá conocer la ubicación de tu vehículo.

Si eso te parece un poco exagerado, aquí tienes una lista de 3 acciones para garantizar que tu auto esté sano y salvo. En primer lugar, asegúrate siempre de cerrarlo. Por más que vivas en una zona donde no haya muchos robos, un auto sin cerrar y estacionado afuera siempre puede atraer invitados no deseados. Después, evalúa cuidadosamente dónde estacionarás. Idealmente debe ser cerca de donde vives y, si es posible, en una zona con mucha luz. Esto debería desalentar a cualquier posible intruso. Por último, saca los bolsos, los celulares y cualquier otro objeto que sea (o parezca) valioso de tu auto antes de dejarlo sin vigilancia. Si necesitas dejar algunas cosas adentro, asegúrate de guardarlas en un lugar que no sea visible desde el exterior, como el maletero u otros compartimientos cerrados. Muchos juran que este método ayuda a disminuir las probabilidades de que les roben el auto: apunta las ruedas hacia la acera cuando lo dejes estacionado.

De esta manera, es menos probable que los ladrones logren mover el vehículo tan rápido como les gustaría. Si tu auto exige más tiempo y energía para ser trasladado, es menos probable que sea robado. Otra forma de lograr el mismo resultado es mantener el auto limpio y reluciente con la mayor frecuencia posible. Si parece limpio y bien cuidado, podrían suponer que tienes un sistema de alarma y un GPS eficaz. Este truco exige que tengas una tableta o un teléfono viejo en casa. Si lo tienes, déjalo en un lugar de tu auto que no se pueda ver y asegúrate de que esté sincronizado con tu cuenta de Google. Esto es especialmente útil si piensas estacionar en un lugar donde nunca has estado y no sabes qué tan seguro es. Así, podrás usar la función “Encuentra mi teléfono” para rastrear el vehículo si es necesario.

No todas las criaturas que pueden dañar tu auto son, bueno... humanas. Por muy simpáticos que sean, los roedores o los animales callejeros pueden meterse fácilmente en todos los rincones de tu vehículo. A veces hasta pueden dejarlo completamente inutilizable. Algunos aceites esenciales pueden ayudar a proteger tu auto, como el de menta, el de trébol o el de pimienta de cayena, ya que mantienen a los roedores alejados. Tendrás que rociarlos adentro o alrededor de tu vehículo. Asegúrate de no ponerlo en ninguna superficie sensible, como el cuero. Unas bolas de algodón mojadas en solución de menta funcionan igual de bien y son más seguras para los componentes del vehículo. Solo tienes que preparar una solución diluida de 3 partes de agua y una parte de aceite de menta y mojar algunas bolas de algodón con ella. Después, puedes dejarlas en una lata dentro del cofre, o incluso dentro del auto.

Cuando se trata de roedores, lo más probable es que ataquen los cables del auto. Como precaución adicional, puedes envolverlos con cinta adhesiva antirroedores. Echar un vistazo de vez en cuando para ver si hay alguna parte del auto dañada también puede mantener a los roedores alejados. Los animalitos solo buscan lugares donde calentarse o esconderse. Si reparas cualquier agujero con regularidad, tu auto no se transformará en un hotel para ardillas, ya que no tendrán forma de llegar al interior. Si sospechas que hay algo en tu cofre, haz esto antes de encender el auto: dale un par de golpes aquí y allá, sobre todo cerca del lugar donde se produce el ruido, si es que oyes algo.

Si algún roedor o animal extraviado está buscando refugio en tu vehículo, se despertará o se espantará, y así podrás ayudarlo a salir antes de encender el motor. También es bueno mantener tu entrada libre de cualquier cosa que los roedores, los pájaros o los animales extraviados consideren un lugar donde anidar. Pueden ser hojas, plumas, papel o basura. Mantener el auto limpio ayuda a proteger la pintura por más tiempo. Hasta puedes convertirlo en una actividad para la tarde: lavar, aspirar y encerar tu auto te ayudará a quemar unas 1100 calorías.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas