Vendedor de helados conmueve por emotiva reacción al ver a sus hijos titularse

Historias
hace 1 mes

En la travesía de la crianza, los padres asumen una labor titánica: proporcionar a sus hijos la mejor educación posible. Este viaje, lleno de sacrificios y compromiso, es un testimonio conmovedor del amor incondicional y la dedicación que los padres tienen hacia el futuro de sus hijos. Así lo demuestra la historia de Don Regis, un humilde vendedor callejero, y su hija Viviana, quienes le han sacado lágrimas de ternura a los internautas con su historia.

En un video que se ha difundido ampliamente a través de TikTok, esta joven comparte el momento en que visita a su padre en su carro de helados, para entregarle su título universitario como licenciada en Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La reacción del hombre ante tal acontecimiento no se hizo esperar. En un comienzo, se le nota algo confundido, ante la inesperada visita de su hija, pero luego, abre la carpeta y ve el título. En ese instante, su rostro empieza a irradiar una profunda alegría, siendo incapaz de contener las lágrimas de felicidad.

La recién titulada acompañó el video de unas sentidas palabras, en reconocimiento a su progenitor, quien la apoyó a lo largo de su camino académico: "Hoy le lleve el título al señor de las paletas, que es mi papá. Gracias por darme una carrera". Con la voz quebrada, dirigiéndose a su padre, Viviana le dijo, además: "No es por mí, si no es por ti, gracias a tu trabajo".

Esta emotiva escena se ha vuelto viral en las redes sociales, generando una respuesta positiva por parte de los internautas, muchos de los cuales afirman conocer a Don Regis, el padre de Viviana: "Tiene años que compro heladitos con el señor. Un gusto haber contribuido de forma indirecta a tu educación. Felicidades". "Lleva generaciones haciéndonos muy felices y son las paletas y helados más ricos del mundo".

Don Regis se ha ganado la admiración de muchos, pues gracias a su esfuerzo ha logrado apoyar no solo a Viviana, sino también a su otro hijo, quien recientemente obtuvo su título de maestría y, lleno de orgullo, también se lo llevó a su padre mientras vendía helados en una plaza.

Comentarios

Recibir notificaciones

Lecturas relacionadas