Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10+ Detalles de películas que pasaron desapercibidos por muchos (solo míralos a ver si eres uno de ellos)

6--5
661

¿Quién no ha visto su película favorita una y otra vez? Existen películas que enseguida nos cautivan y queremos verlas repetidamente. Es entonces que notamos detalles que, en un principio, habían escapado de nuestra vista y nos preguntamos cómo no los habíamos visto antes. Suelen ser guiños de los propios directores, tributos a otras películas, señales ocultas que hacen que se vuelva una nueva película para nosotros.

Genial.guru no puede esperar más para compartir algunos de ellos contigo.

1. Disney

En la mayoría de las películas de Disney, hay un secreto muy bien guardado, pero imposible de no ver una vez que alguien te lo señala: la figura de Mickey Mouse. El ratón más famoso de Disney aparece en innumerables escenas.

Como en esos juegos de niños en los que se trata de encontrar la figura escondida, basta con agudizar un poco la vista para encontrarlo. A veces, su imagen aparece explícita y clara, en un cartel o escondida entre la multitud; otras, de un modo algo más sutil.

¿Podrás encontrarlo?

2. Eso (2017)

Pennywise, el temible payaso creado por Stephen King, observa a sus víctimas en diferentes escenas de la película escondido en los lugares menos esperados, tanto para los protagonistas como para la audiencia. Algunas de sus apariciones son obvias, pero muchas otras solo puede detectarlas un ojo experto y acostumbrado a la oscuridad del terror.

Camuflada en una foto grupal, como bibliotecario, en la forma de un globo rojo que mira desde la parte trasera de un auto o sonriendo pintada en una pared, la imagen del payaso, como un dios malévolo, observa desde todas partes. Si observas bien, lo verás en el muro, acechando a los niños.

3. Aladdín (1992)

Durante la canción de “Un mundo ideal”, cuando Aladdín y Jasmín vuelan sobre Grecia en la alfombra mágica (y varias otras veces a lo largo de la película), él le lanza a la princesa una manzana. Sabiendo lo que esto significa, nos sorprende que la princesa no haya estado más ruborizada o escandalizada. En la antigua Grecia, existía la creencia que arrojar una manzana a una mujer equivalía a una propuesta de matrimonio.

Sin embargo, la leyenda cuenta algo un tanto diferente: una manzana que participó en una boda. Pero más que con el amor, estuvo relacionada con la discordia. La verdad en este caso es más compleja que la creencia: incluye a una diosa enojada y hasta una guerra. Lo importante en este caso es que Jasmín y Aladdín parecen haberse basado más en la creencia que en la leyenda verdadera.

4. Titanic (1997)

La pareja de ancianos resignada a morir que aparece en la recámara cuando el Titanic lentamente se va llenando de agua representa a Isidor e Ida Straus, dueños de la cadena comercial Macy’s. Ese era su viaje de vuelta a Nueva York luego de haber paseado una temporada por Europa. En la gélida noche en que la nave chocó con el iceberg, la pareja había sido asignada al bote salvavidas número 8, uno de los pocos que tenía la nave. Sin embargo, Isidor se negó a subir a uno de ellos habiendo aún niños y mujeres a bordo, y su mujer no quiso de ningún modo separarse de él.

“Donde quiera que tú vayas, yo iré”, eso mismo los oyó decir Ellen Bird, el ama de llaves de ambos, que viajaba con ellos y que sí aceptó subirse al bote.

5. Guasón (2019)

Al parecer, existe un mensaje escondido en la película, inclusive para su director. Uno de ellos asegura que la imagen del Caballero de la Noche aparece en el espejo de Arthur Fleck en una de las primeras escenas, cuando el triste payaso se está maquillando como tal. Luego de ver la imagen en el espejo, que sin un acercamiento queda un poco librada a la imaginación del espectador, ya es imposible ignorarla.

A pesar de que este Guasón se aleja mucho de sus anteriores representaciones, no logra despegarse de ellas por completo. En la película hay varias referencias y guiños al espectador más conocedor de su serie, sus películas e incluso sus cómics.

Este es el caso de la escena en la que Arthur Fleck participa del show televisivo conducido por el personaje de Robert De Niro, Murray Franklin. No es la primera vez que el Guasón asiste a este tipo de programas. Ya lo había hecho en la novela gráfica Batman: The Dark Knight Returns, acompañado de un cuidador que confía en que su paciente ya está rehabilitado. El final nunca es bueno.

6. Matilda (1996)

El cuadro de Magnus que la señorita Honey encuentra cuando vuelve a la casa de su temible tía Trunchbull es en realidad el retrato de Roald Dahl, el autor del libro Matilda (y curiosamente también espía británico), en el que se basa la película. Es decir que el padre de esta dulce señorita es en realidad el padre de la historia, y lo fue también de muchas otras novelas infantiles que fueron llevadas al cine con mucho éxito, como Charlie y la fábrica de chocolate, Jim y el durazno giganteLas brujas.

7. Batman regresa (1992)

Cuando Selina Kyles está sentada en su escritorio, en la oficina del villano Maximilian “Max” Shreck, la luz de la lámpara que ilumina su rostro proyecta una sombra visible en el marco de sus lentes. Es el contorno de la máscara gatuna que usó Gatúbela en la serie original de DC Comics, y también forma parte de los disfraces que lucen Lee MeriwetherEartha Kitt en Batman: La Película y en la serie televisiva Batman.

8. Scream: Grita antes de morir (1996)

Fred, el encargado de limpieza de la secundaria a la que asisten los protagonistas de la película, viste el icónico suéter a rayas color rojo y verde, el sombrero y los pantalones oscuros del acosador de sueños más famoso del cine, Freddy Krueger. De este modo, el director del filme, Wes Kraven, rinde tributo a su otro gran éxito, Pesadilla en la calle del infierno.

Y hay más: Fred es el mismísimo director del filme, Wes Kraven, que se dio el lujo de aparecer en su película. Otro guiño para ojos todavía más acostumbrados a las pesadillas: solo en la película original el suéter de Freddy no tiene rayas en sus brazos. En todas las secuelas, sí.

9. Kill Bill, Vol. 1 (2003)

La tan vengativa como empática Beatrix Kiddo, la Novia, se enfrenta a O-Ren en una pelea que parece tener lugar dentro de una esfera de nieve. Al comienzo, O-Ren le dice: “Espero que hayas ahorrado energía. Si no lo has hecho, no podrás durar cinco minutos”.

Desde el momento en que O-Ren da un paso y suena la música hasta que es herida de muerte, pasan, en tiempo real, literalmente 5 minutos y 02 segundos. Al parecer, Beatrix había ahorrado la energía (casi) justa.

10. Soy leyenda (2007)

En la desolada ciudad pospandemia por la que camina Will Smith se puede ver un enorme cartel de Batman y Superman superpuesto, con un logo llamativamente similar al que, nueve años después, representaría a la película Batman vs. Superman: El origen de la justicia. ¿Presagio? ¿Es que los guionistas de esta película veían el futuro? Nada de eso.

Se trata de una broma de uno de los guionistas del filme, Akiva Goldsman, a quien en 2002 se le solicitó trabajar sobre el guion de un proyecto, “Batman versus Superman”. Se trataba de uno de los tantos intentos de revivir la franquicia de Superman, otro más que quedaría solo en un intento. Como un guiño, a Goldsman se le ocurrió implantar en medio de una ciudad abandonada el anuncio de un proyecto abandonado. Finalmente, terminó siendo mucho más que eso; en 2016, se estrenaría la película de Superman y Batman que le daría vida a aquel cartel que colgaba solitario en una ciudad vacía.

11. Pixar

Toy Story, Monsters University, Intensa-Mente, Buscando a Nemo, Coco, Up: una aventura de altura, Cars, Los Increíbles y muchas más. En realidad, se dice que en todas las películas de Pixar, y también muchas de Disney, aparece la letra A seguida del número 113 camuflada, escondida en distintas partes. Como todos los secretos, algunas veces más oculta que otras.

Este misterio, que generó mucha intriga en todos los espectadores y en quienes lo veían luego de que alguna retina audaz se lo mostrara, tiene una explicación oficial. Es el número de aula a la que asistían los alumnos de diseño gráfico y animación de personajes del Instituto de las Artes de California. Dentro de ellos estaba Joh Lasseter, uno de los fundadores de los estudios Pixar y director de muchas de sus películas.

Varios de los egresados de ese instituto, al que también asistió Tim Burton, lo utilizaron de un modo u otro en sus trabajos. De modo que se trataría de un guiño, una señal o un tributo al lugar donde aprendieron todo lo que ahora estos genios vuelcan en las pantallas.

Si dirigieras tu propia película, ¿qué elegirías esconder dentro de ella?, ¿sería una imagen, un número, tal vez el nombre de alguien?

6--5
661