10 Grandes escenas de películas que estuvieron cerca de no hacerse y hoy son todo un clásico

Hay escenas de ciertas películas que, por alguna razón, quedan grabadas en nuestra memoria; ya sea por conectar con un sentimiento general o simplemente estar muy bien realizadas. Sin embargo, el dinamismo a la hora de pensar en la filmación y las diferentes visiones que entran en juego casi hacen que no veamos muchos de estos grandes momentos.

Genial.guru recopiló para ti algunas escenas legendarias de la historia del cine que casi fueron eliminadas.

1. La escena de “Bohemian Rhapsody” de El mundo según Wayne

Una de las escenas más recordadas de la comedia El mundo según Wayne es en la que los protagonistas cantan muy apasionadamente la canción “Bohemian Rhapsody” de la banda Queen.

Sin embargo, el actor principal y también guionista, Mike Myers, tuvo que pelear muchísimo para que dicho momento pudiera ser parte de la cinta, a tal punto que amenazó con renunciar si no ponían la canción. Finalmente, tanta insistencia dio resultado y nos quedó una de las escenas más recordadas de la comedia en los 90.

2. La escena de “Me estás hablando a mí” de Taxi Driver

En Taxi Driver, uno de los momentos más icónicos se da cuando el protagonista, interpretado por Robert De Niro, empieza a hablar consigo mismo, diciendo la mítica línea: “¿Me estás hablando a mí?”. La frase, que atravesó la cultura popular, fue una improvisación del actor ante el pedido del director Martin Scorsese de que el personaje hablase solo ante el espejo.

Aunque el asistente del director estuvo a punto de detener la escena, Scorsese decidió dejar que la escena fluyera, comparándolo con un “solo de jazz”. Y así quedó una de las frases más recordadas de la historia del cine.

3. La cena romántica de La dama y el vagabundo

La escena del espagueti de La dama y el vagabundo es uno de los momentos más emocionantes de la historia animada, ya que todos lo reconocemos aún sin haber visto la película. Eso hace más curioso el hecho de que fue eliminada del primer storyboard del film por el mismo Walt Disney, ya que quería que los perros protagonistas transmitieran emociones humanas y creía que un planteamiento así era contraproducente con la idea.

El director de animación Frank Thomas fue el salvador de dicho momento tras convencer al legendario productor de mantener la cena. El resto ya es historia del cine.

4. La pelea entre espada y pistola de Los cazadores del arca perdida

Los cazadores del arca perdida tiene muchísimos momentos memorables, entre ellos la escena en la que Indiana Jones se deshace de un malhechor que se presenta con una espada con un simple pero inesperado disparo.

Sin embargo, estaba planificada para ser una pelea más extensa, en la que nuestro héroe se deshacía de la espada utilizando su látigo. Pero como Harrison Ford se encontraba enfermo de disentería, le sugirió al director Steven Spielberg resolver el asunto de una forma mucho más simple, quedando así una de las escenas más graciosas de la cinta.

5. La escena en Tierra de Nadie de Mujer Maravilla

Cuesta imaginar la primera película de Mujer Maravilla sin la escena donde Diana presenta ante la humanidad sus poderes de amazona, pero lo más difícil es pensar que dicho momento casi fue eliminado.

La directora Patty Jenkins tuvo que luchar para que dicha escena fuera incluida dentro de la película, ya que afirmaba que, aunque la protagonista no estaba luchando contra ningún enemigo específico, se estaba revelando como ella misma ante el mundo.

6. El vuelo de bicicletas en E.T., el extraterrestre

E.T., el extraterrestre es todo un clásico de los años 80 y uno de los mayores exponentes de la legendaria filmografía de Steven Spielberg. En un momento, el director estuvo a punto de tomar el proyecto de Night Skies, sucesora espiritual de su anterior éxito Encuentros cercanos del tercer tipo, teniendo como idea la amistad de un extraterrestre con un niño mientras su familia debía resistir una invasión alienígena.

En el camino, Spielberg terminó tomando parte del guion y del material realizado para convertirlo en algo mucho más tierno y agradable, que resultó en la cinta y la escena que tanto recordamos y amamos.

7. La frase final de Han Solo en El imperio contraataca

Harrison Ford parece ser un especialista en improvisar grandes momentos que pasan a la historia del cine. En El imperio contraataca, uno de los momentos más dramáticos de la película se da cuando Leia le confiesa su amor a Han Solo, que antes de ser congelado, afirma: “Lo sé”.

Sin embargo, el guion indicaba que el personaje debía decir: “Recuérdalo, porque volveré”. Al actor le pareció más apropiado y bonito para el personaje responder de forma mucho más directa y certera, lo cual fue aprobado por el director Irvin Kershner.

8. La escena del shawarma en The Avengers

Aunque es un detalle bastante pequeño en comparación con la escala del gran proyecto que significó The Avengers, si es cierto que la escena del grupo comiendo shawarma al final de los créditos de la película brinda un toque de humanidad y cercanía que ayuda a que el espectador sienta más reales a los personajes.

Curiosamente, la escena fue rodada dos días después del estreno mundial de la película en cines, ya que se consideraba que el comentario final de Tony Stark donde invitaba al equipo a comer quedaba un poco trunco sin una escena que lo respaldara.

9. La aparición del gato en El padrino

El inicio de El padrino es una de los más recordados en la historia del cine, ya que Marlon Brando empezaba a dotar con su personalidad al legendario Vito Corleone, teniendo entre muchos otros gestos, el de acariciar un gato.

Lo curioso es que dicha iniciativa no estaba prevista dentro del guion, sino que el director Francis Ford Coppola, tuvo la idea improvisada de utilizar un gato callejero para mostrar el lado más tierno del personaje. Brando, al ser amante de los gatos, no tuvo ningún inconveniente en agregar ese registro a la mítica figura de El padrino.

10. La canción “Parte de él” de La sirenita

El suceso de La sirenita significó para Disney el inicio de un renacimiento y una nueva época dorada llena de éxito. Pocos saben que una de sus canciones más recordadas, “Parte de él”, estuvo muy cerca de ser cortada, ya que según el ejecutivo Jeffrey Katzenberg, era muy aburrida para los niños.

Sin embargo, los directores de la película defendieron el uso de la canción afirmando que en el clásico Blancanieves y los siete enanitos había una canción muy similar y que, en su momento, los ejecutivos también habían querido eliminar la legendaria “Somewhere over the rainbow”, de El mago de Oz. Finalmente, consiguieron realizar la escena, y hoy día es imposible imaginar la cinta sin esta canción.

¿Cuál es tu película favorita? ¿Qué escena es la que más recuerdas de ella?

Compartir este artículo