Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10+ Mitos del cine que nos han tomado el pelo con gran habilidad

Las espectaculares y fascinantes películas no solo provocan sensaciones en los atentos cinéfilos. También aquellos que saben mucho de historia, física y otras ciencias ven con admiración los modernos éxitos de taquilla y las películas basadas en hechos reales. Aun así, estas personas nunca dejan pasar la oportunidad de señalar dónde los creadores de una película se equivocaron gravemente.

Genial.guru considera que no tiene nada de malo ser experto en algo y destacar los errores del cine poco evidentes para la abrumadora mayoría de los espectadores. En nuestra recopilación de hoy, veremos mitos en los cuales todos creemos ciegamente gracias al cine.

  • Al decidir el resultado en las peleas de gladiadores, los emperadores no colocaban el pulgar hacia abajo. Este mito apareció debido al cuadro Pollice verso, que significa “con el pulgar al revés”, una obra de Jean-Léon Gérôme. De acuerdo con la opinión de algunos historiadores, en la vida real se usaba otro gesto: el emperador se tocaba el cuello colocando el pulgar de lado.

  • En los modernos combates aéreos, los aviones no se acercan a menos de 150 metros unos de otros. Por eso las espectaculares peleas de Hollywood de este tipo son falsas.
  • Cuando se tiene un paro cardíaco, en primer lugar se hace un masaje cardiopulmonar para poner en marcha la circulación sanguínea. Acto seguido se lleva a cabo una desfibrilación que permite eliminar la fibrilación ventricular, la cual en un 10 % de los casos suscita un paro cardíaco. Así que las escenas en donde se pone a funcionar el corazón con la descarga de un desfibrilador sin un masaje cardiopulmonar son poco realistas.
  • Al abrir un paracaídas es imposible escuchar el ruido del viento. Por el contrario, existe un silencio absoluto. Hablar con otros paracaidistas durante un vuelo tampoco es posible.
  • Mito: si trabajas en los medios de comunicación, entonces una vez al mes puedes comprar un par de zapatos Manolo Blahnik. Además, tendrás recursos y tiempo de sobra para sentarte con tus amigas en cafeterías. El salario de los periodistas varía en todo el mundo, pero no siempre es alto. Por ejemplo, el salario promedio de un periodista en la patria del mismo Manolo Blahnik, España, es de 1800 USD, y unas zapatillas Manolo Blahnik cuestan aproximadamente 995 USD. Por supuesto, un exitoso periodista puede ganar mucho más, pero no hay que olvidarse de las facturas por servicios básicos y demás pagos obligatorios, así que es poco probable que puedas alegrarte mensualmente con costosos zapatos.
  • No podrás evitar la condena por un delito fingiendo ser un loco. Sin importar cuántas películas de maniáticos y asesinos seriales existan, los abogados casi no utilizan el recurso de hacer creer que el criminal está loco, y es muy raro alcanzar veredictos de absolución. Además, los locos con frecuencia son enviados a realizar tratamientos obligatorios y en la clínica pasan aproximadamente el mismo tiempo que hubieran estado en la cárcel.

  • Si comes jabón, no sacarás espuma por la boca, simplemente te causará un espasmo muscular. Esto es provocado por el exceso de saliva, que se acumula en los pulmones y se mezcla con el aire. Los efectos secundarios por comer jabón son vómitos y náuseas: de hecho, este es un producto químico habitual que afecta gravemente el funcionamiento intestinal.

  • Un golpe en la cabeza no puede causar una amnesia instantánea, así como un golpe de regreso no puede hacer que vuelva la memoria.

  • Una ametralladora no puede disparar durante más de un minuto. En los cargadores de algunas de ellas, solo caben 30 cartuchos, los cuales se disparan en unos 4 segundos.

  • Un silenciador no hace los disparos absolutamente silenciosos. Al utilizarlo, el sonido es menos dañino para el oído.

  • Las arenas movedizas no te succionan en un minuto. Cuando alguien se sumerge, ellas se mezclan con agua y se vuelven “flotantes”. También poseen la capacidad de diluirse.

  • Una persona que se hunde no podrá agitar la mano y pedir ayuda en voz alta. Esto se debe a que el aire en sus pulmones es necesario para que pueda respirar, mientras las manos la ayudan a mantenerse a flote.

  • A pesar de que los conductos de ventilación son espaciosos, es poco probable que alguien se pueda mover por ellos. En primer lugar, la instalación no tiene contemplado el peso de una persona y, por otro lado, en su interior sobresalen tornillos.

  • Si avientas un secador de aire en funcionamiento a la bañera, este simplemente flotará y no electrocutará a nadie. Si no estás bañándote en agua destilada, la corriente eléctrica fluirá hacia la tierra por el agua de la bañera, ya que es más conductora que el cuerpo humano.

  • Las balas de hielo que se disuelven y no dejan pruebas para los expertos no existen en la vida real.

  • Cuando alguien cae desde lo alto, no se puede enganchar con nada. El hecho es que una persona en caída libre alcanza una gran velocidad, y la fuerza de sus manos no es suficiente para que se aferre a algo.

  • La gasolina es muy volátil, por eso las escenas de películas en las que un enemigo baña un auto con gasolina y se va lentamente, arrojando un encendedor, no son más que ciencia ficción. En la vida real, esto podría causar quemaduras en ojos y manos.

  • El cloroformo no es capaz de dormir a nadie instantáneamente, por eso es inútil ponerlo en un trapo y acercarlo al rostro de una persona. Esta sustancia realmente puede privar a alguien de sus sentidos, pero para ello se requieren al menos 5 minutos.

  • Los héroes de cine frecuentemente hablan cerca de un helicóptero que está aterrizando. Pero el nivel de ruido del motor y el sonido de las aspas girando no le darán la oportunidad a nadie de escuchar algo.

  • El detector de mentiras no revela si una persona está diciendo la verdad o no. Con su ayuda simplemente se mide la excitación, y esta se puede producir incluso cuando el sujeto no está mintiendo. También en muchas películas se ve cómo el héroe engaña al detector de mentiras colocando en sus zapatos una tachuela y presionándola en cada respuesta. Supuestamente, el dolor ocultará las distintas reacciones del cerebro cuando se dice una verdad o una mentira. Pero esto solo es cierto en parte: una tachuela, alfiler, clavo o cualquier otro objeto debe ser lo suficientemente grande y puntiagudo para que el sujeto experimente dolor incluso al presionarlo de forma ligera. Al mismo tiempo, estos movimientos deben ser lo menos perceptibles posible. Solo en este caso existe la posibilidad de que el aparato no sea capaz de registrar la diferencia entre la contracción a causa del dolor y el estrés que se genera al intentar cubrir una mentira.

¿Y con qué incoherencias del cine te has enfrentado?