Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Películas que fueron más allá al romper la pared invisible de la pantalla del cine

Cuando miramos una película, por lo general estamos acostumbrados a ver una historia en la que los protagonistas actúan como si no estuviésemos ahí. Normalmente sentimos que nos colamos en una parte de su vida y la espiamos. Esto se conoce como cuarta pared, una barrera “invisible” que sería la pantalla del cine, o de la televisión, que separa a los personajes del público. ¿Pero qué pasa cuando un actor interpela directamente al espectador? Esta pared se rompe.

Genial.guru te trae 15 películas que rompieron la cuarta pared, innovando y desafiando los límites preestablecidos del cine. Muchas de ellas incluso causaron sorpresa en su época, ya que el público no estaba acostumbrado a que eso sucediera. Mira el bono para saber cuál fue la primera película que rompió la cuarta pared.

1. Un experto en diversiones

El monólogo inicial de Un experto en diversiones es tal vez una de las rupturas de la cuarta pared más famosas y recordadas del cine. Ferris cuenta al espectador todo lo que planea hacer en su día libre aprovechando la ausencia de sus padres, y lo acompañamos hasta la ducha, en la que nos dedica una canción antes de tapar la cámara con la mano para que el público no se entrometa demasiado. Incluso hay una escena después de los créditos, en la que el protagonista nos envía a casa porque ya terminó la película.

2. Dos extraños amantes

Woody Allen es bastante famoso por hacer guiños al espectador e interactuar con ellos en casi todas sus películas. En Dos extraños amantes, uno de los momentos más divertidos de la película es cuando están en la cola del cine y Woody, cansado de las opiniones de un hombre de la fila sobre Marshall McLuhan, comparte su frustración con el público. En la conversación irrumpe el propio McLuhan para aclarar la situación y poner al hombre de la fila en su lugar.

3. Psicosis

En la escena final de Psicosis, el personaje de Norman Bates mira directo a la cámara y sonríe maliciosamente, como revelándonos su inconfesable secreto. Rompe la cuarta pared una sola vez, pero es suficiente para provocarnos un sudor frío en la columna vertebral.

4. El club de la pelea

Aunque la película está contada por su protagonista, el narrador interpela directamente al público cuando nos relata más detalles sobre la vida de Tyler Durden. A su vez, cuando Tyler Durden aconseja al narrador, parece que también está compartiendo sus reflexiones con el público. El club de la pelea constantemente hace referencias a su propia condición de ser una película.

5. Kill Bill: Volumen 2

La segunda parte de la película de Tarantino empieza con Uma Thurman haciendo un resumen de lo que pasó en la primera parte de Kill Bill, hablándole directamente a la cámara mientras conduce. Un recurso magistral que rompe la cuarta pared para ponernos en contexto de lo que veremos en el volumen dos.

6. El lobo de Wall Street

Cuando DiCaprio explica a la cámara su filosofía de vida en El lobo de Wall Street, parece más bien que está intentando vendérsela a la audiencia. El personaje revela sus turbios pero legales negocios, que lo llevan hasta la cumbre de Wall Street.

7. S.O.S. Hay un loco suelto en el espacio

La película de Mel Brooks rompe la cuarta pared de una manera muy original y divertida. En una escena, el personaje de Dark Helmet descubre dónde está la princesa Vespa viendo un video de la propia película y rebobinando para saber hacia dónde se dirigen los héroes.

8. El mundo según Wayne

En El mundo según Wayne, hay una escena muy graciosa en la que Wayne y Garth discuten con el productor de televisión porque no quieren venderse y hacer publicidad en su programa. Pero mientras defienden su postura, promocionan a varias marcas diferentes mirando directamente a la cámara. En esta película, además, llegando al final Wayne presenta una serie de diferentes posibles desenlaces para su equipo: uno triste, uno inspirado en Scooby-Doo y uno superfeliz en donde todo sale bien.

9. Juegos divertidos

Tanto en la película original como en su remake, los psicópatas juegan con el espectador haciéndolo partícipe de sus atrocidades a través de alguna pregunta directa a la cámara o de una sonrisa, como si supieran que hay alguien del otro lado de la pantalla. En una de las escenas más memorables, uno de ellos rebobina los hechos para cambiar el curso de los acontecimientos.

10. Buenos muchachos

Si bien la película es narrada completamente por la voz de Henry Hill, en la escena del juicio, al final de la película, el personaje se levanta del asiento y suelta un discurso a la cámara. Sus últimas palabras son “Y ahora se acabó”. Y el plano salta a la nueva vida de Henry como testigo protegido recogiendo el periódico en la puerta de su casa.

11. Alta fidelidad

Alta fidelidad rompe con la cuarta pared cada vez que el protagonista intenta explicarle al público cómo se siente tras romper con su novia y cómo intenta olvidarse de ella. Una de las escenas más recordadas y bonitas del filme es aquella en la que arma una lista de las cinco cosas que extraña de su ex.

12. Amélie

Amélie rompe constantemente la cuarta pared, ya que su protagonista habla con el público compartiendo miradas cómplices. Al comienzo de la película, brinda sus confidencias y nos cuenta qué le gusta en el cine, y qué cosas le gustan y cuáles no de las personas en general.

13. Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)

Birdman es un ejemplo complejo. Los actores hacen de actores y gran parte de la película se desarrolla en un teatro, por lo que todo el tiempo está jugando con los límites de la ficción. Más que romper la cuarta pared, la hace elástica. Aunque sí hay momentos en los que se interpela directamente el espectador.

14. Gremlins 2: la nueva generación

En una secuencia de Gremlins 2: la nueva generación, los gremlins se cuelan en la sala de proyección de un cine que está proyectando Gremlins 2, apagan la cinta y ponen otra película. El gerente del cine encuentra a Hulk Hogan entre el público y le pide ayuda. El luchador amenaza a los gremlins, que asustados, vuelven a proyectar la película.

15. Deadpool

La última película de la lista es Deadpool, que casualmente en su escena post créditos rinde homenaje a la primera película de la lista: Un experto en diversiones. Deadpool habla con el espectador sin ningún tipo de reparos, compartiendo todas las barbaridades que se le ocurren. En la escena de la lavandería, incluso se burla de la ruptura de la cuarta pared.

Bono: El gran asalto al tren

La primera vez que se rompió la cuarta pared en el cine fue con un cortometraje llamado El gran asalto al tren, estrenado en 1903. Este corto, además, fue innovador porque incluía escenas filmadas en diferentes lugares y luego montadas, y porque es la primera película que se puede catalogar como un western. En un plano del corto, que se podía poner al principio o al final de la película, uno de los bandidos dispara a la cámara, como disparando al público.

¿Recuerdas cuál fue la escena de una película que haya roto la cuarta pared que más te sorprendió? Cuando los cineastas utilizan este recurso, ¿te gusta o te incomoda?