Genial
Genial

10 Detalles del interior que todo el mundo debería tener en el depósito de cosas anticuadas y no en su casa

El concepto de moda no solo existe en el ámbito de la belleza. También hay moda en el diseño de interiores. Es una pena que dejar de lado decoraciones anticuadas no sea tan fácil como cambiar un suéter viejo o el maquillaje.

En Genial.guru recordamos algunas tendencias de moda que en el pasado todo el mundo perseguía, pero que se han vuelto algo anticuadas.

1. Azulejos pequeños y cuadrados

Estos tipos de azulejos cuadrados y pequeños estuvieron durante muchos años a la cabeza de la lista de los materiales más modernos para la cocina y el baño. Como resultado, todos los ambientes se llenaron de este material, y fue demasiado. Un interior con estos azulejos es más típico y aburrido que actual. Hoy en día, es mejor prestar atención al formato de los azulejos de mayor tamaño. La variedad de colores y texturas puede ayudar a crear un interior único. Además, los azulejos grandes son más rápidos de instalar y más fáciles de limpiar.

2. Lámpara con diseño de “fuente” y “vela”

¿Recuerdas aquellas lámparas de los años 90 que parecían una especie de “fuente” o “anémona”, brillando con todos los colores del arcoíris? Los diseñadores llevan tiempo proponiendo diseños más modernos. Y si quieres algo único, será mejor que busques accesorios actuales con detalles llamativos.

3. Grifo con caño bajo

Ya sea en el baño o en la cocina, un grifo pequeño es una opción perdida. Otra cosa es la grifería con caño alto, que es más cómoda. Un grifo alto ofrece más espacio para lavarse las manos, los platos y realizar otras tareas de higiene. En los últimos años, los diseñadores han presentado con más frecuencia griferías altas, elegantes y prácticas a la vez.

4. Cocina “opulenta”

Una cocina cara solía tener un mueble de madera maciza con frentes de paneles, líneas fluidas y una encimera brillante y pesada. Las cocinas modernas se han vuelto más ligeras y sencillas. Destaca la ausencia de muebles para guardar cosas en la parte superior de la encimera. Esto ayuda a clarificar visualmente el espacio, a dejar entrar más aire en la habitación y a organizar mejor el almacenamiento en la cocina.

5. Aburrido estilo “escandinavo”

Los interiores “escandinavos” batieron récords en todo el mundo. Muchos soñaban con un diseño plano y ascético en tonos grises, con materiales naturales y motivos geométricos en la decoración. Este estilo sigue siendo relevante, solo que está cambiando. Añade sutiles toques de color al monocromo: rosa, ocre o dorado.

6. Cojines en conjunto con el sofá

Ahora, un sofá y los cojines del mismo color son inapropiados. No te limites a los cojines del fabricante del sillón. Estos también están disponibles en una gama de colores y texturas que pueden combinarse con el resto de la decoración de la habitación.

7. Furia de color

El color en los interiores es muy importante. Pero los días en que un conjunto de muebles combinaba colores incongruentes han pasado. Utiliza la regla 60-30-10 para armonizar los tonos en un interior. Elige 3 colores. El 60 % del espacio estará ocupado por el tono de fondo dominante, el 30 % por el color secundario y el 10 % por los acentos llamativos.

8. Rodapié

En el siglo XX, colocábamos rodapiés de madera y, posteriormente, de plástico ligero. Luego llegó la época de los zócalos altos de porcelana. Pero la fantasía de los diseñadores no conoce descanso y sugiere prescindir por completo de este detalle de interior. La pared puede estar a ras del suelo o sobresalir de él, con una fina junta de corcho colocada en la unión entre ambos.

9. Iluminación neón

Parece que no hace mucho tiempo mucha gente solía colocar tiras led alrededor del techo, de la cabecera de la cama o en los arcos de las puertas. Pero la moda de la luz “llamativa” es cosa del pasado. Los led se utilizan ahora para crear una decoración sencilla, como letras motivadoras, o para una función pura: iluminar la zona de trabajo, pero de forma muy minimalista.

10. Cama “coche” para niños

Una cama con forma de Batimóvil nunca fue una buena idea, pero ha existido durante muchos años. Contras: no encaja bien con el resto de los muebles, pierde rápidamente relevancia incluso para el joven propietario, y ocupa mucho espacio. La habitación de un niño es un espacio múltiple. Un pequeño juega, estudia y se relaja en ella. Por eso es mejor preferir soluciones versátiles: por ejemplo, elevar la cama al segundo nivel y colocar un espacio de trabajo o una zona de juegos debajo de ella.

¿Qué opinas de la moda en los interiores? ¿La sigues o renuevas tu espacio, como mucho, una vez en la vida?

Imagen de portada Unsplash, Unsplash
Genial/Diseño/10 Detalles del interior que todo el mundo debería tener en el depósito de cosas anticuadas y no en su casa
Compartir este artículo