Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Cómo las faldas y los tacones cambiaron la moda masculina a lo largo de la historia

A lo largo de la historia, las prendas de vestir se han denominado a partir del género, femenino o masculino, según la moda de la época. Sin embargo, los tacones y las faldas fueron artículos que comenzaron por ser símbolo de virilidad y estatus. Luego se convirtieron en prendas exclusivamente femeninas, pero, en la actualidad, las fronteras se han borrado, y podemos ver a hombres desfilando faldas por las pasarelas o usando botas de vaquero.

En Genial.guru queremos hablarte sobre la historia de los tacones y las faldas, prendas que nuestros ancestros supieron llevar con estilo.

1. Civilizaciones antiguas

En las civilizaciones antiguas (egipcios, griegos y romanos), tanto hombres como mujeres utilizaban faldas. Los egipcios vestían envolturas de gasa y taparrabos, mientras que las togas denotaban la clase y el estatus entre los griegos y romanos. La falda era una prenda de uso cotidiano porque era fácil de confeccionar y permitía la libertad de movimiento, y podemos ver esta forma de vestir reflejada en las numerosas esculturas de civilizaciones antiguas que han llegado hasta nuestros días.

En el siglo X, aproximadamente, los soldados persas descubrieron que los zapatos de tacón los ayudaban a mantener los pies en los estribos de los caballos, por lo que se estableció la norma de tacones de una pulgada para los jinetes. De esta forma, este tipo de calzado se volvió un símbolo de dinero y poder.

2. El rey de los tacones, Luis XIV

En el siglo XVII, la moda masculina enfatizó las piernas con tacones altos y medias apretadas de colores. En 1670, Luis XIV estableció la tendencia del tacón alto y rojo solo para la nobleza. Éste era simbólico; así, mostraba poder al estar a una mayor altura que sus enemigos, y riqueza, al no ensuciar el zapato y mantener el rojo característico.

3. Femineidad

Los zapatos se volvieron cada vez más enfocados al género, hombre o mujer, a lo largo del siglo XVIII. Los de dama se hicieron más estrechos, más ornamentales y con tacones más altos; mientras que los zapatos para hombre se hicieron más anchos y resistentes. Así, los caballeros dejaron de usar tacones alrededor de 1730, como reacción contra su percibida femineidad.

La frontera entre pantalones para hombres y faldas para mujeres se dio recién en el siglo XIX. Los dandis como Beau Brummell enamoraban a las damas con sus pantalones estrechos porque revelaban la silueta del caballero. Las prendas con faldas aún eran aceptables en muchos contextos de la sociedad europea, como en académicos, monjes y hombres de ocio, quienes llevaban vestidos.

4. Límites de la moda de género

En el siglo XX, figuras como Los Beatles rompieron los límites del uso exclusivo del tacón por las mujeres. Popularizaron el tacón cubano en las décadas de 1960 y 1970. Las “botas Beatle”, como se las llamaba, eran una variante de la bota Chelsea: calzado ajustado hasta los tobillos con puntera puntiaguda y tacones cubanos.

Otra celebridad que empujó los límites de la moda de género a lo largo de su carrera fue David Bowie. Él era conocido por usar todo tipo de tacones, desde tacones de aguja hasta zapatos de plataforma.

5. Faldón contemporáneo

La moda está teniendo un momento de faldón masculino; muchas líneas de ropa masculina contemporánea, entre ellas Jean Paul Gaultier, están enviando faldas a las pasarelas, aunque queda por ver si esta tendencia llegó para quedarse. Además, en varias culturas orientales, desde la India hasta Japón y el sudeste asiático, las túnicas y faldas siguen siendo completamente aceptables para los hombres adultos.

¿Qué opinas sobre las barreras de género en el uso de prendas de vestir? ¿Quieres conocer más datos sobre vestimenta masculina o femenina? Comparte tu opinión con nosotros en la sección de comentarios.