10 Consejos para ampliar y sacarle el mejor provecho a un pasillo de entrada

El recibidor es un espacio que no solo permite la entrada a la casa, sino que también funciona como conexión fluida de las áreas comunes. Aunque generalmente su estructura puede ser angosta y larga, con creatividad y los detalles adecuados se le puede sacar provecho para lograr que se vuelva un espacio más amplio y con mayores proporciones visuales, lo que le devolverá vida y luz al hogar.

En Genial.guru nos interesa tu comodidad y buen gusto por aquellos espacios que, a simple vista, pareciera que necesitan de diseño para verse bien. Es por eso por lo que queremos compartir contigo diez consejos que pueden inspirarte a sacarles el mejor provecho a los pasillos recibidores.

1. Usa la pintura como aliada

El secreto para lograr que tu pasillo recibidor tenga una sensación de más amplitud es utilizar colores claros en paredes y techos. Recuerda que los tonos oscuros limitan espacio y dan la sensación de achicar; en cambio, los claros y neutros ayudan a que la luz se distribuya mejor y dan la sensación de un espacio mucho más amplio.

2. Agrega divisiones sutiles

El poder visual que dan las alfombras en los espacios estrechos en definitiva aporta el color suficiente y da la sensación de que esa zona de la casa delimita el espacio de pared a pared. Con una alfombra bien centrada se pueden lograr estilos tanto únicos como cómodos y funcionales.

Adornar una de las paredes con detalles, desde un mueble que delimite una zona para sentarse hasta cuadros para disfrutarlos, también puede ser de gran ayuda a la hora de aprovechar y estilizar ese espacio alargado.

3. Piérdeles miedo a las alfombras circulares

La presencia de una alfombra en tu suelo puede ser tan variada como las formas geométricas que se te ocurra poner. Pero optar por modelos pequeños en forma de círculos le dará un toque único al recibidor.

4. Utiliza papel tapiz o vinilos de forma correcta

Dos aliados que harán de tu pasillo uno vistoso y amplio son la pintura y el papel tapiz. Los colores neutros serán la mejor opción, siempre que optes por pintar tanto techo como paredes del mismo color. Por el contrario, usar tonos oscuros hará de tu pasillo una cueva.

5. Evita la saturación decorativa

Haz de tu pasillo recibidor un lugar vistoso con decoración funcional. Que esa zona se convierta en un sitio atractivo que te lleve a la comodidad y al aprovechamiento del espacio. Los muebles con un propósito de decoración y apoyo serán tus aliados.

Las bandejas para dejar las llaves y una mesa para descansar el correo son una opción tanto funcional como estética. Sin embargo, ten presente que el pasillo necesita poder ser transitado, por lo que cargarlo de cosas inservibles no ayudará ni estética ni funcionalmente, sino que solo hará incómodo tu andar por ahí.

6. Ilumina bien el espacio

La luz es un elemento que podrá darle otras dimensiones a tu pasillo recibidor sin que se cargue de decorado o color. Las lámparas con posición estratégica logran un efecto de cercanía o altura. Dirigir las luces en cierta posición nos ayuda a percibir nuevas dimensiones, tanto en paredes como suelo y techo. Colocar unas en el muro con dirección al techo y suelo darán la sensación de alargamiento vertical.

7. Opta por un pasillo libre pero con personalidad

Ver un espacio vacío puede resultar muy tentador para tapizarlo con adornos y decoraciones que no siempre favorecen a sitios tan reducidos como lo es el recibidor. Pero dejar plasmada tu personalidad en una de las paredes puede resultar muy atractivo visualmente.

Puedes probar pintando la puerta de entrada para destacar tu sensibilidad por el buen gusto y tu estilo. No satures tus paredes. Los detalles pequeños y únicos son tus aliados.

8. Añade naturaleza

Además de ser un genial toque de diseño y vida, poner unas cuantas plantas en tu pasillo añadirá una sensación de frescura, personalidad y ahorro de espacio. El color verde contrastará con todo y dará vida al recibidor.

9. Espejos para ampliar

Colocar un espejo en una pared viendo a la puerta hará que la luz siga entrando y protagonizando tu espacio. Por lo tanto, esta puede ser una excelente opción.

10. Dos colores

Aplicar dos colores ayuda a con la perspectiva visual de las paredes. Jugar con los tonos mitad y mitad proporcionará nuevas dimensiones, y si lo haces con rayas horizontales, lograrás el efecto de un pasillo más corto sin sacrificar decoración ni espacio lateral.

¿Qué otros trucos has usado para generar efectos de amplitud en tu casa?

Imagen de portada Richman21 / Depositphotos
Compartir este artículo