Genial
Genial

12 Trucos para mantener tu casa iluminada (con y sin la ayuda del Sol)

Una buena iluminación es clave para crear un espacio agradable y acogedor. Algunas modificaciones podrían ayudarte a que tu casa se vea más amplia, bonita e iluminada, creando un excelente lugar para sentirte más a gusto después de un largo día de trabajo. La luz solar, por ejemplo, hace que tu cuerpo genere vitamina D, lo que no solo estimula el sistema inmunológico, sino que también tiene grandes beneficios para tu salud y la de tu familia. Así que deja que la luz natural entre en tu hogar y haga un poco de magia.

Genial.guru recopiló 12 ideas simples para ayudarte a iluminar de forma natural y artificial todos tus espacios. Así que, ¡hágase la luz!

1. Aprovecha la luz natural usando cortinas delgadas

La sensación de amplitud está relacionada con la luz natural, así que deja que esta entre por las ventanas y haga lo suyo. Trata de mantener los vidrios limpios, y escoge cortinas de telas ligeras y de tonos claros. Además, evita usar muebles muy grandes alrededor de las ventanas, o mantén esos espacios despejados para favorecer la ventilación y el ingreso de la luz. Con estos sencillos trucos, tu hogar lucirá más fresco e iluminado.

2. Usa colores claros

El color blanco puede parecer aburrido, pero cuando de iluminar se trata, es el mejor aliado. Usar tonos claros en las paredes, techos, suelos y muebles de tu hogar es ideal para conseguir que tus espacios se vean más amplios e iluminados. Si el blanco definitivamente no es lo tuyo, una alternativa puede ser usar variables de ese color (como tonalidades hueso, perla, marfil, crema y beis) o tonos pastel para lograr un efecto similar.

3. Prueba con pequeños adornos luminosos

Utilizar algunos adornos con luz propia como velas, lámparas o luces tipo navideñas pequeñas, delicadas y de un solo color puede darles un estilo único a los espacios de tu hogar. Usa la imaginación y ubica algunas cerca de tu cama o estantería de libros, y descubre la magia que pueden otorgar a cada rincón de la casa.

4. Coloca elementos para reflejar la luz

El uso de espejos y metales ayuda a reflejar la luz, creando un efecto visual que puede hacer que tus espacios se vean más amplios y brillantes. También puedes usar adornos o cuadros con marcos de metales dorados, plateados o cobrizos para crear un efecto similar al de los espejos.

5. Menos muros y más luz

Entre menos paredes haya, mejor. Por eso, también puedes eliminar muros que no sean estructurales del interior para facilitar que la luz natural llegue a más lugares de tu casa y para evitar generar sombras. Además, esto dará una sensación de tener un espacio más amplio y grande.

6. Recurre a otros elementos naturales para dar luz y color

Usar plantas es una excelente idea para decorar cualquier espacio de tu hogar. Puedes jugar con el material, colores y diseños de las macetas, y aplicar las ideas que te parezcan más convenientes para cada espacio en específico. Al momento de comprar las plantas, opta por flores de colores claros y que sean de un solo tono. Además, puedes colocarlas como centro de mesa, junto a velas, para darle un toque de vida y calidez al ambiente.

7. Luz artificial: blanca o amarilla

Al llegar la noche, todo cambia en nuestro hogar. La luz artificial es tan importante como la natural para generar un espacio acogedor. Las luces blancas se recomiendan para los espacios principales, ya que al ser más fuertes, te ayudarán a estar más activo y despierto. Por el contrario, en el dormitorio se recomienda usar luces amarillas o cálidas, porque estas se asemejan al tono amarillo del atardecer, lo que podría permitirte conciliar mejor el sueño.

8. Tres niveles de iluminación

La distribución de las lámparas en las paredes también puede crear un efecto importante en nuestros espacios. Según la altura de los muros, podemos manejar hasta tres niveles: alto, medio y bajo. El primero de ellos es recomendable en lugares donde el techo es demasiado alto, tiene forma curva o convexa, y también donde la decoración consiste en elementos muy oscuros, como la madera. Las luces de nivel medio son, por ejemplo, las de pared, y son ideales para resaltar la decoración de tu casa u obras de arte. Las de posición baja son las lámparas de mesa o las velas, y ayudan a resaltar los adornos durante la noche.

9. Usa reguladores de iluminación

Otra idea supersencilla que puede permitirnos crear un ambiente mágico por las noches es el uso de reguladores de iluminación, con los que podrás controlar la cantidad de luz de cada habitación. También son conocidos como “atenuadores de luz” o dimmers, y son variables de los circuitos eléctricos que permiten graduar la cantidad de luz sin necesidad de invertir mucho dinero. En el mercado puedes encontrar gran variedad de estos dispositivos, desde unos sencillos hasta versiones más tecnológicas y modernas que puedes controlar con tu celular.

10. Usa luces tipo led

Las luces tipo led son consideradas un 80 % más eficientes que las convencionales. Al generar luz, las bombillas antiguas también producen calor. En cambio, con las led, el 95 % se convierte en luz y solo el 5 % se desperdicia como calor, optimizando el uso de la energía. También ayudan a la conservación del medioambiente con la disminución de emisiones de gases que crean un efecto invernadero. Además, duran mucho más tiempo y no contienen elementos tóxicos.

11. Ubicación de la luz

Al momento de iluminar, debes considerar el uso del espacio y el propósito real de cada lámpara o reflector que vas a colocar. Además de preguntarte qué te interesa destacar, debes tener en cuenta que estos no sean un obstáculo en el camino de tu familia o amigos, y que se encuentren a una altura adecuada para que no vayan a lastimar a alguien cuando se ponga de pie. Lo ideal es ubicar las luces centradas sobre las mesas (y no sobre las sillas o muebles), y también a los costados y cerca de las paredes para que las personas puedan circular libremente en cada área de la casa.

12. No uses demasiadas luces

Crear un espacio iluminado puede llevar a la idea errónea de que es necesario agregar muchas luces en tu hogar. Hay un dicho muy común entre los diseñadores, “menos es más”, y esto también aplica cuando de iluminar se trata. Así que asegúrate de que las luces tengan un propósito y una función útil en cada uno de tus espacios, ya sea aumentar la iluminación en la mesa del centro de la sala o en el comedor, resaltar una obra de arte o ese marco dorado del espejo en el que te ves genial.

¿Cómo haces para aprovechar la luz natural en tu hogar? ¿Cuál es tu mejor consejo para que tu casa se vea más iluminada en cualquier momento del día?

Genial/Hogar/12 Trucos para mantener tu casa iluminada (con y sin la ayuda del Sol)
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos