Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Verduras que puedes cultivar en tu casa

A veces se te antoja salir al balcón (o al patio) y, como Jamie Oliver, recoger las verduras y hierbas cultivadas ahí mismo para preparar algo fabuloso con ellas. Por cierto, tu balcón o el patio también lucirán más atractivos si en lugar de almacenar ahí objetos innecesarios, los adornaras con hierbas aromáticas y verduras.

Genial.guru seleccionó algunas plantas interesantes que se adaptan muy bien al cultivo en la ventana.

Pimiento

Puedes cultivar en la ventana pimientos o chiles, para la pizza diablo, por ejemplo. Necesitarás un lugar cálido y luminoso. Las plantas no requieren macetas muy grandes. Una planta puede dar hasta 50 verduras. La temperatura óptima para su cultivo es de 25-27 grados.

Zanahoria

Para cultivar zanahorias en casa es mejor optar por especies pequeñas: se tardan 80-90 días en crecer y no requieren mucho espacio, una maceta o un contenedor serán perfectos. El suelo para la zanahoria debe ser ligero y tener un buen drenaje. Puedes cultivar estas verduras incluso en envases de plástico recortados. La temperatura óptima es de 13-24 grados.

Menta

La menta es una planta nada caprichosa ni exigente. Puede crecer en tu ventana o en el balcón incluso en invierno si le proporcionas suficiente luz. Puedes cultivarla de esquejes o semillas. Es mejor cultivarla de esqueje ya que crecerá más rápido.
Es importante recordar que esta planta adora el suelo húmedo. Cuando empieces a elegir el lugar adecuado para ella, toma en cuenta que la iluminación sea buena aunque es mejor evitar los rayos solares directos. La temperatura óptima para la menta es de 20-25 grados.

Cebollitas

Para cultivar cebollitas en casa no se requiere mucha habilidad. Sin embargo, vale la pena tomar en cuenta algunos detalles: la cebolla que vayas a sembrar debe ser redonda, firme y sin muestras de moho.
Justo después de sembrarla, hay que poner la cebolla en un lugar fresco y oscuro para que el sistema de raíces termine de formarse, y solo entonces las cebollitas necesitarán mucha luz. La temperatura óptima es de 18-20 grados, es mejor no exponer las cebollas a temperaturas muy altas porque el crecimiento de las cebollitas se detendrá.

Albahaca

Cualquier tipo de albahaca crece bien en macetas y rejas. Es mejor elegir un lugar soleado, regarla bien, mantenerla en calor y con el suelo bien drenado. Para sembrar albahaca, puedes usar tanto esquejes como semillas. Los esquejes darán la cosecha rápido pero no durarán mucho ya que florecerán pronto. La cosecha de las semillas se tendrá que esperar durante más tiempo pero la planta te durará más. La temperatura óptima es de 20-25 grados.

Pepinos

Para cultivar pepinos en la ventana o en el balcón, hay que escoger las especies que se polinizan solas (por lo general, se marcan con F1). Si creas todas las condiciones necesarias para la planta, podrá darte 3-4 decenas de verduras. Tendrás que tardar un rato transplantando las plantas pero después de plantarlas en rejas, solo tendrás que regar y cortarle los sobrantes.
A los pepinos les encanta el agua, por eso la tierra siempre debe estar húmeda. La temperatura óptima es de 21-24 grados.

Tomates

Si quieres sembrar tomates, debes procurar darle el lugar mejor iluminado de tu balcón / patio. Empieza con el sembrado de semillas, luego transplanta las plántulas en contenedores, organízales soporte (tendrás que atar las plantas para que crezcan bien), fertilízalas y cuídalas del frío. Es una de las plantas más exigentes para el cultivo en casa pero la cosecha que te dará vale la pena.
Es importante recordar que a los tomates, como al resto de las plantas, les encanta el agua, pero es muy fácil ahogarlos. Por eso riégalos con cuidado. La temperatura óptima es de 23-25 grados.

Acelgas

Las acelgas tienen un excelente sabor y soportan la sombra. Puedes cultivarlas de la raíz de las plantas de 2-4 años, o de semillas.
Pueden crecer tanto a los 5 como a los 20 grados de calor, incluso aguanta el frío. Así que es la planta perfecta para cultivar en el balcón durante básicamente todo el año. Cuando las hojas alcancen un tamaño de 8-10 cm, podrás cortarlas. Pero hazlo con cuidado para no dañarla.

Jengibre

El jengibre no solo es un condimento sabroso, también una planta bonita. Si la cultivas en casa, sus brotes podrán crecer hasta un metro de altura. La raíz se siembra cuando tenga un par de brotes verdes. Si la raíz está seca, puedes remojarla en agua un par de horas para estimular la germinación.
No siembres la raíz muy profundo y, hasta que veas los primeros brotes, no la riegues en exceso. Necesita luz pero no le gusta el sol directo. La temperatura óptima es de 20-25 grados.

Piña

Para cultivar piña en casa debes armarte de paciencia. Compra una fruta con el tallo verde intacto. Córtalo con una parte de la fruta. Deja que se seque con luz durante 3-4 días y luego ponlo en un vaso de agua. Cambia el agua cada tercer día. Cuando veas las primeras raíces (luego de un mes aproximadamente), puedes transplantarlo en una maceta.
A la piña le gusta la luz, el calor y que la rocíes. La fruta saldrá aproximadamente luego de 2 años desde el sembrado. La temperatura óptima es de 23-30 grados.

Fresas

Puedes cultivar fresas en casa durante todo el año. Puedes sembrar las semillas pero lo más sencillo es comprar una planta en un vivero. Dentro de 3-4 meses un par de plantas dará brotes nuevos que podrás reproducir. Mientras que cultivar fresas de semillas te tomará más tiempo.
A las fresas no les gusta el frío, por eso en las temporadas frescas es mejor cubrirla. La temperatura óptima es de 18-24 grados. Si cultivas las fresas en el interior, tendrás que polinizar las plantas con un pincel.

Tomillo

El tomillo es una hierba aromática asombrosa, sabrosa y poco exigente. En la naturaleza crece en áreas secas con suelo pobre en nutrientes. Por eso es muy difícil echarlo a perder en casa. Lo más importante que debes recordar es que le gusta la luz. No le teme al sol directo, lo puedes poner en lugares donde las otras plantas morirían. El único problema es el riego. Al sol directo, el sustrato se seca rápidamente y, a la vez, al tomillo no le gusta el exceso de humedad.
Tampoco exageres con la fertilización. Puedes cultivarlo de esquejes y semillas.

¿Qué tipo de verduras cultivas en tu casa? ¡Compártelo en los comentarios!