Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Plantas que necesitan pocos cuidados y que pueden convertir a cualquiera en todo un experto en jardinería

Tener plantas en tu hogar puede ayudarte a purificar el aire, hacerlo más húmedo, aliviar los síntomas de la alergia e incluso mejorar la salud mental. Pero algunas pueden requerir demasiados cuidados, lo que nos impide obtener una y hacer que nuestros hogares sean más ecológicos. Sin embargo, por fortuna, hay plantas que son fáciles de cuidar y que ofrecen los mismos beneficios que las demás.

En Genial.guru somos un poco perezosos a veces, así que nos alegra poder hacer que nuestras casas se vean bien sin tener que realizar demasiado trabajo.

1. Hiedra inglesa

Dónde colocarla: mantén la hiedra inglesa en un lugar con luz media a brillante.

Agua: puede soportar la sequía, pero es importante regarla con regularidad y asegurarse de que no permanezca mojada por mucho tiempo.

Problemas: rara vez tiene plagas o enfermedades, pero a veces puede experimentar complicaciones con los ácaros. Sin embargo, esto puede prevenirse fácilmente manteniendo la hiedra inglesa en un lugar húmedo o fresco. Una cosa más para tener en cuenta es que esta planta es venenosa si tocas la savia o consumes sus hojas.

2. Árbol de jade

Dónde colocarlo: el árbol de jade debe mantenerse en lugares iluminados. Las plantas jóvenes deben permanecer expuestas a la luz solar indirecta, mientras que las viejas pueden soportar más luz directa.

Agua: durante su temporada de crecimiento (primavera y verano) es importante suministrarle suficiente agua. Después de eso, espera hasta que la tierra esté casi seca antes de volver a regarla, lo que podría ser una semana o incluso un mes después. Durante su temporada de inactividad (otoño e invierno), el árbol de jade necesita incluso menos agua.

Problemas: las enfermedades son muy raras, pero puede haber complicaciones con los ácaros e insectos. Las cochinillas son visitantes comunes de esta planta, pero puedes limpiarlas usando alcohol y una bola de algodón.

3. Kalanchoe

Dónde colocarla: esta planta debe mantenerse en una habitación bien iluminada.

Agua: puede dañarse si la riegas en exceso, así que asegúrate de que la tierra esté lo suficientemente seca antes de hacerlo. Por lo general, eso es una vez a la semana.

Problemas: las enfermedades rara vez son una complicación. Sin embargo, las plagas como las cochinillas, los pulgones y la escala marrón podrían convertirse en un problema. Simplemente raspa las hojas con suavidad y remueve los insectos con la mano.

4. Peperomia

Dónde colocarla: asegúrate de mantener esta planta fuera de la luz solar directa.

Agua: las Peperomia prefieren los lugares húmedos, por lo que incluso puedes cultivarlas en tu baño, pero funcionarán igual de bien en cualquier otra habitación de la casa. Mantén la tierra casi seca, ya que no requieren riego frecuente. Una vez cada 7 o 10 días será suficiente.

Problemas: las Peperomia son plantas resistentes cuando se trata de plagas, pero a veces pueden verse afectadas por mosquitos de hongos, ácaros y cochinillas.

5. Aglaonema

Dónde colocarla: esta planta prefiere los lugares de luz media a baja, fuera de la luz solar directa, por lo que incluso puedes mantenerla en una habitación sin ventanas.

Agua: mantén la tierra húmeda regándola regularmente, pero asegúrate de que no esté empapada y deja que se seque un poco antes de volver a regarla.

Problemas: las enfermedades no son muy comunes, pero a veces, estas plantas pueden verse afectadas por ácaros e insectos.

6. Ficus

Dónde colocarlo: mantén tu ficus en una habitación luminosa, pero fuera de la luz solar directa.

Agua: puedes regarlo una vez cada 1 o 2 semanas. Asegúrate de que la tierra no se seque completamente entre los riegos y que permanezca un poco húmeda.

Problemas: los ficus son propensos a las infecciones fúngicas foliares. Los ácaros y las cochinillas también pueden ser un problema, pero simplemente puedes limpiarlos y usar aerosoles.

7. Palmera pata de elefante

Dónde colocarla: a la palmera pata de elefante le gusta la luz del sol, así que puedes poner la tuya cerca de una ventana.

Agua: en verano no es necesario darle agua con mucha frecuencia, pero asegúrate de regarla profundamente y dejar que la tierra se seque después. En invierno necesitarás regarla incluso con menos frecuencia.

Problemas: ten cuidado con las telarañas de los ácaros. Para tratarlos, frota un paño con jabón para platos y agua sobre los tallos.

8. Orejas de burro

Dónde colocarla: mantenla alejada de la luz solar directa, ya que esta podría causar quemaduras en las hojas.

Agua: la planta orejas de burro tolera la sequía, pero asegúrate de regarla bien en primavera y en verano, permitiendo que la tierra se seque entre riegos. En otoño e invierno, riégala con menos frecuencia.

Problemas: a veces pueden aparecer manchas marrones o negras en las hojas, por lo que deberás eliminarlas y usar un fungicida. Esta planta también puede verse afectada por las chinches harinosas, cochinillas y las arañas rojas.

9. Potus

Dónde colocarlo: mantén tu potus en un lugar iluminado, pero fuera de la luz solar directa; de lo contrario, se quemará y decolorará. También puede tolerar condiciones de muy poca luz.

Agua: no riegues en exceso tu potus, sino que asegúrate de que su tierra permanezca húmeda, permitiendo que se seque ligeramente entre riegos.

Problemas: la infestación de plagas es poco común, pero las cochinillas a veces pueden complicar las cosas.

10. Drácena

Dónde colocarla: puedes poner a la drácena cerca de una ventana donde haya suficiente luz. Sin embargo, asegúrate de mantenerla alejada de la luz solar directa.

Agua: durante la temporada de crecimiento, mantén su sustrato ligeramente húmedo. En invierno, riégalo con menos frecuencia, manteniendo el terreno más seco, pero sin que se seque por completo.

Problemas: la drácena puede verse afectada por los ácaros y algunos otros insectos.

11. Singonio

Dónde colocarlo: mantén tu singonio en lugares con luz media a baja. La luz brillante podría funcionar, pero asegúrate de no dejarlo expuesto a esta por demasiado tiempo. Los ejemplares que tienen las hojas jaspeadas pueden soportar más luz solar directa.

Agua: el singonio prefiere el suelo húmedo, pero asegúrate de que no esté empapado. Una vez que la tierra comienza a secarse, es hora de volver a regarla. En invierno, riégala con menos frecuencia, pero no dejes que se seque.

Problemas: las plagas generalmente no son una complicación, pero estas plantas pueden ser atacadas por ácaros, cochinillas y algunos otros insectos.

12. Cintas o malamadre

Dónde colocarla: pon tu malamadre en un lugar iluminado, pero asegúrate de que no haya luz solar directa. También crecerá con poca luz, pero lo hará lentamente.

Agua: mantén la tierra húmeda. Después de 4 o 5 días de regar la planta, revísala; si está seca, es hora de volver a darle agua.

Problemas: por lo general, las cintas están libres de plagas, pero a veces pueden verse afectadas por ácaros, escalas y pulgones. Sin embargo, esto puede prevenirse con una buena circulación de aire, agua adecuada y luz brillante.

13. Zamioculca

Dónde colocarla: mantén a tu zamioculca en una habitación luminosa pero fuera de la luz solar directa. También puede tolerar poca luz.

Agua: riégala a fondo y deja que la tierra se seque antes de volver a darle agua. Puede resistir con el sustrato seco por un tiempo, pero si la dejas así por un período prolongado, se le caerán las hojas.

Problemas: esta planta es casi completamente resistente a plagas y enfermedades. Estas últimas pueden aparecer solo si la riegas demasiado o la mantienes en un lugar muy húmedo. También puede terminar infestada de pulgones, pero es muy raro. Además, debes tener en cuenta que es venenosa si la comes o masticas.

14. Filodendro

Dónde colocarlo: al filodendro le gusta la luz de moderada a brillante. Sin embargo, asegúrate de no exponerlo a la luz solar directa.

Agua: mantén la tierra ligeramente húmeda durante todo el año, excepto en invierno. En esta época deja que la superficie se seque.

Problemas: los filodendros generalmente están libres de plagas, pero pueden infectarse con pulgones, cochinillas, escalas y arañas rojas.

15. Lengua de vaca

Dónde colocarla: mantén tu lengua de vaca en un lugar con luz solar brillante pero indirecta. Si la mantienes en un sitio más sombreado, también estará bien, aunque podría crecer un poco más lento y perder su color brillante.

Agua: la planta tolera muy bien la sequía. No la riegues mucho y asegúrate de que la tierra no esté demasiado húmeda. Durante el verano, riégala tan pronto como se seque. En el invierno puedes dejarla secar durante períodos más largos.

Problemas: las plantas lengua de vaca pueden tener algunas plagas u hongos.

¿Cuál de estas plantas llevarías a casa? ¿Cuáles ya tienes en tu hogar? ¿Son fáciles de cuidar? Cuéntanos en la sección de comentarios a continuación.

Imagen de portada shutterstock.com, /EAST NEWS