Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Errores que todo propietario de un apartamento pequeño comete al intentar convertirlo en un lugar acogedor

Cuanto más pequeña es la casa, más difícil es decorarla. Cualquier solución aparentemente inofensiva (como colocar una alfombra junto a la cama o una mesa de café frente al sofá) puede convertir un apartamento diminuto en una habitación abarrotada, o enfatizar aún más el modesto tamaño del espacio.

Genial.guru ha estudiado los consejos de diseño para la decoración de casas pequeñas y ahora conoce los errores que cometen los propietarios de apartamentos de tamaño reducido.

1. Alfombra de tamaño pequeño

Una alfombra pequeña reduce visualmente el tamaño de la habitación, mientras que una alfombra grande lo aumenta. Por ejemplo, si solo cabe una mesa en la alfombra, significa que es demasiado pequeña. Si la mesa, el borde de un sofá y las patas delanteras de un sillón caben sobre la alfombra, entonces tiene un buen tamaño.

Además de ampliar visualmente el espacio en un apartamento pequeño, las alfombras pueden “dividir” la habitación en sectores. Por ejemplo, si no quieres poner biombos o armarios altos en el centro de la habitación para separar el espacio para dormir de las zonas de trabajo o de ocio, puedes intentar hacerlo con una alfombra.

2. Iluminación insuficiente

Una sola fuente de luz o incluso dos (normalmente una lámpara de araña en el centro del techo y pequeñas luces laterales combinadas en un grupo) no son suficientes para un apartamento pequeño. Para que la habitación parezca más grande, hay que iluminar todos los rincones oscuros, y para ello se necesita una iluminación puntual.

Además, tienes que ajustar la luz en función de tus necesidades. Si vas a coser en la esquina derecha de la habitación, dibujar en la izquierda y leer un libro en el centro, necesitas al menos tres fuentes de luz. Sería conveniente pensar en este tipo de cosas cuando se planifica una reforma, ya que las lámparas de pie o de escritorio reducen el espacio que ya de por sí es escaso.

3. Organización horizontal del espacio

Cuanto más pequeña sea la habitación, más “vertical” debe ser su organización. La habitación solo puede contener un par de elementos voluminosos y orientados horizontalmente (como un sofá o una cama), pero no más: el resto de los muebles deben elegirse de forma vertical y alargada.

Por ejemplo, en lugar de cortinas cortas, deberías utilizar unas largas que lleguen hasta el suelo. Es necesario prestarle atención al color de las cortinas: los diseñadores sugieren elegir un tono en consonancia con las paredes. La idea es que las cortinas y las paredes se fusionen y parezcan una unidad. Se supone que de esta manera el departamento tendrá un aspecto más elegante y sofisticado.

Lo mismo ocurre con las plantas de interior: las macetas planas y cuadradas deben abandonarse en favor de las altas.

4. Muebles de materiales “pesados”

Nada magnifica el espacio como los muebles de cristal o de cualquier otro material transparente. También puedes optar por las superficies reflectantes, que crearán la ilusión de tener un gran número de espejos, lo que también jugará a tu favor.

Las estanterías abiertas tienen el mismo efecto. Es cierto, solo funcionan si hay espacios vacíos entre los artículos colocados allí. Si no hay vacíos, la sensación de aireación desaparecerá.

Y entre los materiales oscuros y los claros, hay que darles preferencia a estos últimos.

5. Las paredes y el techo pintados del mismo color

No tengas miedo de experimentar con los colores y los dibujos. Una gran opción para un apartamento pequeño son las rayas verticales, que aumentan visualmente la altura de las paredes. Por cierto, el mismo efecto se producirá si se pinta el techo un poco más claro que el tono en el que están pintadas las paredes.

Si quieres utilizar acentos oscuros, intenta que aparezcan solo en el suelo. O al menos por debajo del nivel de los ojos.

6. Muebles sin patas

Los muebles con patas altas crean un efecto de flotación, porque se puede ver el suelo y se tiene la sensación de que el mueble no está sobre él. Esto da la impresión de que la habitación es más grande de lo que realmente es.

7. Espejos pequeños

Si, por ejemplo, tienes un vestíbulo que parece un pasillo estrecho, puedes colgar un gran espejo en una de las paredes: la habitación se transformará al instante y parecerá más grande.

A la hora de elegir un espejo para la habitación principal, hay que recordar una sencilla regla: colgarlo en la pared opuesta a la ventana. Esto se hace para que refleje la luz que entra por ella.

A la hora de elegir el tamaño, no tengas miedo de ubicar espejos en toda la pared. Delante de ellos se puede poner una pequeña cómoda o una silla. Entonces parecerá que detrás de estos muebles, se encuentra la entrada a alguna otra habitación. Además, tienen un aspecto inusual y muy elegante.

8. El televisor instalado a la altura de los ojos o por debajo de ellos

Cuando se trata de un apartamento de una sola habitación, el televisor debe instalarse muy por encima del nivel de los ojos. Lo ideal es colgarlo en la pared. Aquí hay un truco: para ver algo, tendrás que inclinar la cabeza ligeramente hacia atrás. Debido a esto, parecerá que las paredes del apartamento son más altas de lo que son en realidad. Y seguirá habiendo mucho espacio debajo del televisor para que puedas poner algo allí.

¿Cómo es tu vivienda? ¿Tiene mucho espacio o poco? ¿Utilizas alguna técnica para expandirla visualmente? Cuéntanos en los comentarios a continuación.

Compartir este artículo