Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Maneras de mantenerse a salvo de una epidemia

Durante una epidemia, las personas pueden asustarse fácilmente y pensar que enfermarse es inevitable, o tomar cualquier medida drástica para salvarse. Lo importante es investigar lo que dicen los expertos y encontrar las diferentes fuentes de información que coinciden en cómo mantenerte a salvo.

En Genial.guru queremos ayudarte a mantenerte saludable durante una crisis de salud, por lo que compartimos formas de mantenerse saludable durante una epidemia.

1. Mantén a los familiares enfermos en casa

Una razón probable por la que las personas tienden a enfermarse durante los meses de invierno es debido al clima frío que a menudo obliga a las personas a reunirse en espacios cerrados, lo que facilita la propagación de enfermedades. Sabiendo esto, si tú o un ser querido ya muestra signos de alguna enfermedad contagiosa, evita salir a lugares públicos. En casos más severos, las personas enfermas pueden ser puestas en cuarentena o en aislamiento.

2. Toma medidas antes de que aparezcan los síntomas

Para las personas que ya toman medicamentos para el asma o para las alergias, podría ser una buena idea hablar con tu médico acerca de un plan de pre-medicación, en el que se traten los síntomas antes de que ocurra cierta enfermedad, para ayudar a prevenir el riesgo de contraerla.

3. Desinfecta los artículos que se usas regularmente

Así como las personas deben evitar salir a lugares públicos cuando se enferman, puede ser igualmente importante para las personas que actualmente gozan de buena salud, evitar el contacto cercano con gente que muestra síntomas. Del mismo modo, debes desinfectar regularmente los artículos que tocas con frecuencia en tu hogar o lugar de negocios, de esta manera puedes evitar el contacto directo con una persona enferma.

4. Cocina la carne y los huevos de manera adecuada

Los alimentos pueden contener bacterias venenosas y pueden enfermar a las personas al comerlas o al tocarlas. La mayoría de los alimentos, especialmente la carne, el pollo, el pescado y los huevos, deben cocinarse adecuadamente para matar esas bacterias. Normalmente, los alimentos deben cocinarse a alrededor de 75 grados Celsius o temperaturas más altas y deben tener al menos 60 grados Celsius cuando se comen.

5. Evita el contacto con animales salvajes o de granja

Varios animales pueden transportar gérmenes dañinos que pueden causar una variedad de enfermedades en la gente. Conocidas como enfermedades zoonóticas, se pueden transmitir por medio de tocar a los animales portadores de este tipo de gérmenes, por mordedura, o incluso por habitar en la misma área del animal. Los animales de granja, así como los animales salvajes, pueden ser peligrosos para los humanos, especialmente cuando hay una epidemia. Si entrar en contacto con ellos es inevitable, es mejor lavarse y desinfectarse las manos después de tratar con ellos, sus suministros o las áreas donde viven.

6. Lava las toallas de inmediato

Las personas pueden acostumbrarse a reutilizar la misma toalla o la toallita personal para ahorrarse la ida a la lavandería, pero eso no es siempre seguro. Las toallas pueden ser un caldo de cultivo para gérmenes, especialmente cuando las personas enfermas las usan. Es importante que las personas laven y limpien así como reemplacen las toallas en sus espacios compartidos, como en las cocinas y los baños.

7. Mantente hidratado

Cuando no te sientes bien, tu cuerpo comienza a usar más líquidos de lo habitual, por lo que puedes deshidratarte sin siquiera darte cuenta. Bebe alrededor de 8 tazas de líquido al día, como agua, caldo, jugo de frutas, leche o café descafeinado. Además de eso, también puedes chupar cubitos de hielo, paletas de hielo o usar un humidificador. Evita las bebidas azucaradas o con cafeína.

8. Asegúrate los suministros que necesites

Si el área donde vives experimenta un brote de alguna enfermedad, es posible que no puedas salir de tu hogar. Para estar preparado, puede ser una buena idea el abastecerte de alimentos y agua, con un valor de 2 semanas de duración a la vez. Trata de encontrar alimentos no perecederos, como artículos en caja y alimentos enlatados, los cuales pueden almacenarse fácilmente. También asegúrate de abastecerte de papel higiénico, productos de limpieza, pañuelos, alimentos para mascotas, artículos sanitarios y cualquier material médico que puedas necesitar como medicamentos.

9. Usa guantes en público

Como se mencionó, los gérmenes a menudo se trasmiten por las manos. Usar guantes y máscaras quirúrgicas pueden ayudar, pero debes usarlas correctamente. Para los guantes, es importante recordar que puedes tener gérmenes en las manos cuando te quitas los guantes, así que asegúrate de lavar las manos regularmente después de quitarlos, así como lo hacen los trabajadores de la salud. De hecho, a menudo es una buena idea lavarse las manos mientras usas los guantes. Además, compara precios y calidad para encontrar guantes que eviten los gérmenes. Las marcas más baratas pueden permitir que las bacterias atraviesen el material de estos.

10. Ten cuidado con las mascarillas

En general, las máscaras faciales son útiles, pero se ha vuelto común que las personas las usen incorrectamente. Para empezar, deben ser usadas por personas que ya tienen los signos de la enfermedad, no por las personas sanas, para evitar la propagación de posibles enfermedades. Son especialmente importante para los trabajadores de la salud y las personas que cuidan a otros en espacios cerrados. Cuando una máscara facial viene con un lado coloreado, este debe ser el lado externo, y es importante usarla adecuadamente para usar el filtro. También es importante reemplazar regularmente las máscaras faciales después de cada uso, así como limpiar la cara y las manos antes asi como después de cada uso.

Bono: mantente actualizado sobre la información

Hay todo tipo de información sobre epidemias y lo que puede significar para ti y el mundo en general. Pero la información disponible puede ser incorrecta o incluso estar manipulada de manera política. Depende de ti asegurarte de utilizar fuentes confiables y actualizadas. Haz tu tarea. Por ejemplo, asegúrate de que una noticia sea verificada por más de una fuente.

¿Cuáles son otras de las formas en que podrías mantenerte a salvo durante una epidemia? Por favor comparte con nosotros en los comentarios.