Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Motivos por los que tu perro puede estar perdiendo el equilibrio

3--3
522

A pesar de que los perros no pueden hablar en nuestro lenguaje, siempre encuentran la forma de comunicarse con nosotros. Si tienes un perro probablemente reconocerás sus gestos cuando quiere jugar, quiere salir a pasear o si es que hay algo extraño en su entorno. Así también, si tu perro no se siente bien, te dará algunas señales de alerta. Y una de estas señales puede ser que lo veas tambaleándose al caminar, o que directamente le cueste mucho mantenerse en pie.

En Genial.guru nos preocupa mucho el bienestar de tu compañero peludo, así que si ves a tu perro en esta situación se recomienda que lo lleves inmediatamente a su veterinario, ya que podría estar presentando algunos de los problemas que te mencionamos a continuación.

1. Ha sufrido una intoxicación

Los perros son curiosos por naturaleza, así que uno de los problemas más comunes que suelen presentar, especialmente cuando son cachorros, son las intoxicaciones. Si tu perro ha consumido algo que lo ha intoxicado, además de dificultad para caminar, algunos otros síntomas que notarás pueden ser vómitos, convulsiones, jadeo y salivación excesiva. Estos síntomas, como también su tratamiento, suelen variar dependiendo de la sustancia, el tipo de contacto y el tiempo de exposición que ha sufrido tu perrito.

2. Por una infección del oído

Aunque los perros de orejas largas y pesadas, como los Basset Hounds o los Cocker Spaniels, son más propensos a este tipo de enfermedades, la verdad es que cualquier perro puede padecer de otitis interna, ocasionada por hongos o bacterias. Entre los síntomas más comunes que presentan los perros con una infección de este tipo, están que se rasquen e inclinen la cabeza hacia el lado de la infección, o dificultad para masticar o abrir la boca. Ya dependiendo de la gravedad de la infección, es que pueden llegar a perder el equilibrio.

3. A causa de una lesión interna o externa

Puede que tu perro se haya lastimado y tenga, ya sea una lesión interna en la zona de la cabeza o una lesión en el oído interno, como también podría tratarse de una lesión externa, como alguna herida en sus patas o sus almohadillas que no le permita caminar bien o ponerse en pie. Entre los signos que te dará tu perro si presenta este tipo de dolor será un jadeo intenso, reflejos más lentos, falta de apetito, pupilas dilatadas, que se esté mordiendo o lamiendo el área de su herida, ansiedad o por el contrario mayor desgana.

4. Por la presencia de alguna hernia

Una hernia discal también puede ser la causante de la pérdida de equilibrio o de la dificultad de caminar de tu perro. Ya sea que pierda un poco la coordinación, se arrastre o que directamente no pueda ponerse en pie o caminar, que tenga incontinencia urinaria y pérdida de sensibilidad en la zona afectada, son algunos de los síntomas que presentará tu mascota en caso de tener alguna porción de su columna lastimada.

5. Podría estar padeciendo miastenia grave

También conocida como miastenia gravis, es una enfermedad neuromuscular por la cual los perros presentan una deficiencia de los receptores de las terminaciones nerviosas generando una debilidad en los músculos en el cuerpo del animal. Por eso podrías ver a tu perro desganado y con dificultad para levantarse y caminar.

6. Cuando sufre del síndrome de disfunción cognitiva

Similar a la demencia o al Alzheimer en los humanos, el síndrome de disfunción cognitiva canina es una enfermedad neuronal que suele estar directamente relacionada con la edad de los perros, y con la cual se ven afectados sus hábitos y comportamiento. Entre los síntomas, además de la pérdida de equilibrio y caerse, también es común que el perro desconozca a sus dueños, o lugares familiares para él, mayor sensibilidad a su entorno, alteraciones del sueño, entre otros.

7. Si ha desarrollado artrosis o artritis

Tanto la artrosis como la artritis son enfermedades degenerativas que también están relacionadas con la edad de tu perro. Los tejidos que cubren las articulaciones se ven afectados, por lo que se genera un problema para su movilidad normal. Los perros obesos son más propensos a desarrollar esta enfermedad que lastimosamente es irreversible, por lo que en caso que se presente lo único que te suelen recomendar es brindarle una mejor calidad de vida a tu compañero, para reducirle así los dolores y problemas.

8. Por una hipoglicemia relacionada con la diabetes canina

Si ves que tu perro está aumentando su consumo de agua y también está con más apetito de lo normal, pero que a pesar de eso está bajando inexplicablemente de peso, suelen ser síntomas relacionados con la diabetes canina. Si tu mascota tiene este problema de salud y presenta una bajada repentina de glucosa en la sangre, podría perder el equilibrio o la coordinación al moverse, como también pérdida del control de su vejiga, debilidad, mareos y hasta depresión.

9. Tu perro puede estar sufriendo de ataxia

La ataxia no es una enfermedad en sí, más bien puede considerarse un efecto secundario de otras afectaciones a nivel neurológico como resultado de una enfermedad, un traumatismo o una intoxicación. Se la reconoce precisamente porque afecta el equilibrio o la coordinación de sus movimientos. Otros síntomas que acompañan a la ataxia suelen ser los vómitos, el movimiento irregular de los ojos, la falta de apetito, temblores y tener la cabeza más inclinada hacia un lado.

10. Está desarrollando un síndrome vestibular canino

Este problema de salud en tu perro se ocasiona por un daño en su oído interno, en el sistema vestibular, que además tiene relación con el sistema nervioso central y los globos oculares del can. Es por este motivo que entre los primeros síntomas están la pérdida del equilibrio, como también que ladee la cabeza, el movimiento involuntario de los ojos, que camine en círculos, se caiga fácilmente o que sienta náuseas debido a la desorientación. Normalmente se ocasiona por una infección en el oído, pero también puede aparecer como secuela de una enfermedad como el moquillo, por una hemorragia interna o un tumor.

11. Padece Síndrome de Wobler

Este es uno de los problemas más graves ya que además de caminar de forma descoordinada, suele acompañarlo un fuerte dolor. Es una enfermedad neurológica que afecta principalmente a la médula cervical por compresión y suele ser más común en razas grandes como el Doberman o el Gran Danés. A pesar de que puede tratarse con medicamentos, dependiendo el caso, puede ser necesaria una cirugía.

Qué deberías hacer en caso que veas a tu perro perdiendo el equilibrio

Con las pautas que te hemos dado y si ves a tu perro caminando desorientado o tambaleándose, se te será más fácil identificar cuál puede ser el problema de salud que tiene en ese momento.

Como habrás visto, la mayoría de los síntomas pueden ser parecidos o confusos y además, los diagnósticos son algo complicados, por lo que siempre lo más recomendable es que lleves a tu perro con su veterinario.

¿Alguna vez has visto a tu perro con alguno de estos síntomas? ¿Cuál fue tu diagnóstico? Comparte una foto de tu querida mascota en los comentarios.

3--3
522
Compartir este artículo