Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Maneras naturales de blanquear tus dientes en casa

Se gastan alrededor de 3 mil millones de dólares en blanquear los dientes. Este procedimiento resulta bastante costoso y debe repetirse una y otra vez. Pero, a menudo, nos olvidamos de que nuestros hogares están repletos de productos que pueden ayudarnos a tener una sonrisa de Hollywood.

Genial.guru cree que los productos normales y corrientes pueden hacer magia si se emplean de manera apropiada. Por eso, queremos compartir contigo algunos trucos a la hora de blanquear los dientes que podrías poner en marcha fácilmente en casa.

1. Jengibre y sal

Lo que necesitas: jengibre, sal y limón

Modo de empleo: desmenuza un pequeño trozo de jengibre, puedes ayudarte de un rallador. Toma 1/4 de cucharadita de sal y añádela al jengibre. Corta una rodaja de limón, exprime el jugo en la mezcla y luego vuelve a remover bien. Aplica con un cepillo de dientes.

2. Caolín (arcilla china)

Lo que necesitas: arcilla china (caolín)

Modo de empleo: simplemente, aplica el caolín sobre tus dientes y límpialos bien con la ayuda de un cepillo de dientes. No ejerzas mucha presión, siempre con suavidad. Después, enjuaga la boca con agua limpia.

3. Sal de Epsom (sal inglesa)

Lo que necesitas: sal de Epsom, agua

Modo de empleo: mezcla la sal y el agua a partes iguales. Remueve hasta que la sal se disuelva por completo. Aplica la mezcla a tus dientes con la ayuda de un cepillo dental. También puedes hacer gárgaras con ella y aclarar luego tu boca con agua limpia.

4. Hojas de neem (nimbo de la India​)

Lo que necesitas: hojas de neem, agua

Modo de empleo: hierve las hojas de neem en una olla con agua. Pásalo por un colador para que el líquido quede limpio. Déjalo enfriar y haz gárgaras con la solución final.

5. Hojas de menta piperita y aceite de coco

Lo que necesitas: hojas de menta, aceite de coco

Modo de empleo: desmenuza las hojas y añádelas al aceite de coco. Mezcla bien y aplícalo a tus dientes con la ayuda de un cepillo dental. No añadas mucha menta, con 3-5 hojas será más que suficiente.

6. Agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) y bicarbonato de sodio

Lo que necesitas: agua oxigenada y bicarbonato de sodio

Modo de empleo: mezcla el bicarbonato de sodio con el agua oxigenada en una proporción de 1:2. Remueve hasta que se forme una pasta homogénea. Cepilla con cuidado tus dientes con esta mezcla y aclara tu boca con abundante cantidad de agua.

7. Cacao en polvo

Lo que necesitas: cacao en polvo y agua o aceite de coco

Modo de empleo: mezcla el cacao en polvo con el aceite de coco o el agua. Remuévelo hasta obtener una pasta homogénea. Cepilla tus dientes como siempre con la mezcla resultante.

8. Vinagre y bicarbonato de sodio

Lo que necesitas: bicarbonato de sodio y vinagre de manzana

Modo de empleo: mezcla una cucharadita de vinagre de manzana con otra de bicarbonato de sodio. Remuévelo hasta que se forme una mezcla homogénea. Cepilla tus dientes con la mezcla resultante y enjuaga la boca con abundante agua.

No olvides tener en cuenta que todos estos remedios caseros deben utilizarse con cuidado. No recurras a este método más de 2-3 veces a la semana durante varias semanas y luego tómate un descanso. Si comienzas a experimentar dolor o aumenta la sensibilidad de tus dientes, pon fin de inmediato al procedimiento.

¿Qué otras formas de blanquear los dientes conoces tú? ¿Prefieres blanquear tus dientes en casa o en una clínica dental? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Imagen de portada Depositphotos.com